Conecta con nosotros

A Fondo

Cinco éxitos de Satya Nadella en sus cinco años al frente de Microsoft

Publicado el

cinco éxitos de Satya Nadella

Satya Nadella ha cumplido esta semana sus primeros cinco años al frente del ejecutivo de Microsoft. Y con éxito, en general, aunque no fueron pocos los inversores, analistas y medios que en su nombramiento se preguntaron por su capacidad para dirigir un trasatlántico de 130.000 empleados, incluyendo en esos momentos los destinados en la división móvil de Nokia.

Aunque se le situó en las apuestas desde el primer momento, el comité especial nombrado para la búsqueda de CEO también valoró candidatos externos. Especialmente el que más sonó, el CEO de Ford, Alan Mulally, que dicen las malas lenguas se autodescartó ante la posible influencia en su labor de Bill Gates y Steve Ballmer. La búsqueda final se ciñó a la plantilla interna, sonando el COO Kevin Turner o la responsable de hardware y software de Windows, Julie Larson-Green.

Finalmente, frente a un ‘vendedor y comerciante’ como Steve Balmmer, Microsoft optó por un ingeniero que ya había ocupado puestos de relevancia como la vicepresidencia de la División de Negocio o la presidencia de la División de Servidores. Tras la reorganización interna de 2013, Satya Nadella ocupaba el puesto de vicepresidente y responsable de los servicios en nube de la compañía, un departamento clave en estos cinco años.

Aunque no era demasiado conocido en el exterior, fuentes internas le asignaron inteligencia, carisma y muy buena mano con los empleados, todo lo contrario a lo que pensaban los críticos con Ballmer por un sistema de clasificación de empleados muy polémico que daba acceso a promociones y bonificaciones.

“No hay mejor persona para liderar Microsoft que Satya Nadella”declaró Bill Gates cuando dio la bendición a un nombramiento ‘apostando por lo seguro’ con uno de los ejecutivos estrella de la compañía, prometiendo de paso desde su cargo de ‘asesor técnico’ facilitar la transición del cambio en el ejecutivo y sirviendo de paraguas al mismo CEO ante Ballmer y la Junta Directiva.

cinco éxitos de Satya Nadella

Cinco éxitos de Satya Nadella

El camino de Nadella en estos cinco años ha estado plagado de luces (la mayoría) y de sombras (algunas), pero ha conseguido superar los principales retos que los analistas le señalaron en su nombramiento. Desde su llegada la capitalización de mercado de la compañía se ha disparado; su enfoque comercial se ha racionalizado; ha diversificado el modelo de negocio más allá de Windows y la cultura y prácticas de los empleados y la de la propia compañía han evolucionado, logrando convencer dentro y fuera que Microsoft no es «el imperio del mal» en su relación con otros proveedores y la comunidad de código abierto. Señalamos algunos hitos de su gestión:

Valor de mercado

Aunque otros gigantes tecnológicos han subido o bajado en bolsa durante este lustro, el ascenso de Microsoft en capitalización de mercado desde la llegada de Nadella ha sido meteórico, salvo los últimos meses inestables que han afectado a todas las empresas del sector.

La transformación y diversificación que ha permitido capear el temporal de la era post-PC ha sido clave. Nadella ha impulsado una agresiva estrategia de adquisiciones. Las más llamativas fueron los 26.200 millones de dólares pagados por la red social LinkedIn y los 7.500 millones de dólares por el sitio de alojamiento GitHub, pero también ha realizado una gran cantidad de compras de compañías pequeñas y medianas (como Minecraft) apuntalando departamentos de seguridad, productividad, desarrolladores, juegos y servicios en nube. Todo ello ha permitido aumentar ingresos y beneficios y recuperar la confianza de inversionistas y accionistas, uno de los retos de Nadella desde su nombramiento.

Servicios en nube

La división de ‘Nube inteligente’, que incluye además del Cloud otros productos de servidor y servicios empresariales, es la estrella emergente de Microsoft. La división se acerca a los 10.000 millones trimestrales de ingresos con la punta de lanza de Windows Azure.

No sorprende que Nadella haya impulsado esta división teniendo en cuenta que fue responsable de los servicios en nube antes de su nombramiento como CEO. Microsoft, todavía sigue a la zaga de Amazon Web Services en nube, pero su crecimiento en este segmento ha sido impresionante. El gasto a nivel mundial en TI Cloud sigue experimentando crecimiento de dos dígitos y Nadella pretende aprovecharlo.

Productividad y software profesional 365

Pocos meses después de su nombramiento, Nadella anunció la entrada de la compañía en la «era de la productividad», cancelando el enfoque hacia «dispositivos» de Ballmer en el objetivo subyacente de convertirse en “una segunda Apple”. El objetivo era y es llevar software de Microsoft a todas las plataformas existentes sin importar si eran rivales, aceptando un entorno cada vez más enfocado al desarrollo en plataformas cruzadas.

También interesante el impulso al software profesional ‘365’, un modelo caracterizado por su apoyo en la nube y por la distribución mediante suscripción. La suite ofimática Office 365 es la mayor muestra de este modelo, lidera los servicios cloud profesionales con más de 100 millones de suscriptores y sigue aportando una buena cantidad de ingresos. Microsoft 365, otro servicio bajo el mismo modelo, muestra la evolución de estas soluciones de productividad, seguridad y gestión de dispositivos bajo un enfoque integral.

Open Source

El “idilio” de Microsoft por el software de código abierto y el profundo cambio de estrategia de Microsoft en su relación con la comunidad Open Source desde la llegada al frente del ejecutivo de Satya Nadella, ha sido el exponente del cambio cultural que también necesitaba una compañía que pasó de asegurar que “Linux era un cáncer” a convertirse en un actor esencial en la comunidad de código abierto tras escuchar a clientes y desarrolladores.

Microsoft es hoy el principal colaborador de Linux y Kubernetes; desarrolla y distribuye productos basados en Linux; abrió la plataforma de desarrollo  .NET; publicó el SQL Server para Linux y se convirtió en patrocinador de organizaciones como OIN, The Linux Foundation, Apache Software Foundation, Open Source Initiative y esta misma semana a OpenChain. Los empleados de Microsoft contribuyen hoy a más de 2.000 proyectos de código abierto, brindan soporte de primera clase para todas las principales distribuciones Linux en Azure, y mantienen proyectos importantes de fuente abierta como .NET Core, TypeScript, VS Code y Powershell. El “idilio” tuvo otro punto destacado el pasado verano con el lanzamiento de la primera distribución Linux de su historia.

Línea de hardware

Frente a analistas e inversores que pedían a Microsoft la cancelación de todas las líneas de hardware de la compañía para «centrarse en su negocio principal», Nadella ha sabido mantener una parte de ella, la más importante y la más rentable. Microsoft ha superado el desastre de lanzamientos como Surface RT y Surface Mini, consolidando su marca propia de ordenadores personales, mostrando a sus socios OEM el camino a seguir con nuevos formatos a explotar para compensar la caída de ventas de los PCs clásicos. La línea Surface se ha consolidado, aporta hoy casi 2.000 millones de dólares trimestrales a los ingresos de Microsoft y es una línea de contención para el descenso de ingresos en la división ‘Personal Computer‘.

Lo mismo podemos decir de Xbox. Frente a los inversores que pedían a Microsoft que «se dejara de juegos», su ecosistema ha seguido creciendo con venta de consolas, software y servicios. Los videojuegos son la primera industria mundial del entretenimiento con ingresos que superan la suma combinada del cine y la música y Microsoft no debería perder su situación de privilegio en un segmento que conecta de manera importante a jugadores con los PCs y Windows 10 y que próximamente entrará en una era revolucionaria con los servicios de streaming para juegos. Microsoft tendrá el suyo propio con el proyecto xCloud.

cinco éxitos de Satya Nadella

Luces y sombras

En el buen tono general de gestión que hemos señalado, no todo han sido aspectos positivos en los primeros cinco años de Nadella. Aún resuena el desastre de Windows Phone/Mobile, que ha dejado a Microsoft fuera de las plataformas móviles y resultados como el despido de 18.000 empleados en un solo año ante el fiasco de la compra y gestión de Nokia. Quizá era una situación sobrevenida imposible de remontar, pero Nadella no ha encontrado soluciones y hoy Microsoft no es relevante en la era de la movilidad.

La caída de venta de ordenadores personales y los errores propios, también ha pasado factura a Windows, el software por el que más se ha conocido a Microsoft durante dos décadas. Los ingresos por licencias OEM para equipos cliente cayeron un 11% en el último trimestre, bastante más que la propia caída de ventas de PCs. Se observa una presión continua en la categoría de ordenadores de entrada lo que lleva a menores ingresos. La competencia de Google con los Chromebooks está aumentando y también la de Apple con los nuevos Mac. 

Los últimos resultados financieros, también han recogido caídas en las licencias de Windows OEM empresarial, lo que indica que las preocupaciones económicas están llegando a los departamentos TI y puede comprometer las grandes migraciones empresariales a menos de un año de la finalización del soporte técnico a Windows 7. Windows 10 ha sido un ‘quiero y no puedo’, no ha conseguido alcanzar al número de dispositivos previstos ni impulsar el mercado PC como había venido ocurriendo con otros Windows.

Otro apartado negativo ha sido el de Cortana, el asistente digital cuyo uso está muy por debajo de lo esperado lo que está impidiendo que Microsoft se posicione en el nuevo hardware inteligente que está llegando para el hogar y que hoy está dominado por Amazon con Alexa y Google con Assistant. La cancelación del Microsoft Band, dejando a la compañía fuera del mercado de los wearables o el de Groove Music saliendo de los servicios en streaming, son otras cuestiones negativas durante estos cinco años de gestión.

El futuro no está escrito, pero el de Microsoft de la mano de Nadella apunta bien, si bien todavía tiene grandes retos por delante, desde superar la dependencia de los sistemas operativos y seguir creciendo en sus negocios de servicios en nube y software profesional; ampliar las asociaciones con la comunidad de código abierto; mejorar Windows 10, desarrollo y distribución; consolidar su línea de hardware Surface; aprovechar el ecosistema de juego Xbox o volver a entrar en las plataformas móviles.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!