Conecta con nosotros

Noticias

China sigue avanzando en el desarrollo de sus propias GPUs, y está consiguiendo resultados positivos

Publicado el

No es un secreto, China lleva bastante tiempo invirtiendo grandes cantidades de dinero en su industria tecnológica para reducir su dependencia de Estados Unidos, y en este sentido uno de sus objetivos más importantes pasa por desarrollar sus propias GPUs.

Durante los últimos meses hemos visto múltiples referencias a desarrollos por parte de China centrados en crear nuevas GPUs que, en general, mostraban resultados interesantes, y muy positivos. El más reciente fue la GPU «Big Island», dirigida al sector profesional, y capaz de ofrecer, en teoría, una potencia de 37 TFLOPs.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Sin embargo, China no se está limitando a desarrollar GPUs para el sector profesional, también quiere competir en el mercado de consumo general, y Jingjia Micro es uno de los jugadores más importantes en ese nivel. La compañía ha confirmado que sus soluciones gráficas basadas en sus núcleos gráficos JM9 están mostrando un buen nivel de rendimiento, y ha dicho que podrían llegar en el tercer trimestre de este mismo año.

Jingjia Micro ha creado dos chips gráficos que irán dirigidos a cubrir dos niveles muy distintos. Por un lado está el núcleo gráfico JM9231, que ofrece un rendimiento similar a la GeForce GTX 1050, y por otro lado está el núcleo gráfico JM9271, que sería mucho más potente y que posicionaría, más o menos, al nivel de una GTX 1080. Ambas GPUs estarán fabricadas en proceso de 28 nm, un nodo que está bastante anticuado, de hecho NVIDIA ya utiliza el nodo de 8 nm, y AMD dio el salto a los 7 nm.

Lo anterior confirma que aunque en términos de potencia hayan conseguido avances considerables, todavía tienen mucho trabajo por delante en otros frentes. Os recuerdo que las GTX 1050 y GTX 1080 con las que se comparan esos dos núcleos gráficos, en materia de rendimiento bruto, están fabricadas en proceso de 14 nm y 16 nm, respectivamente.

Echando un vistazo a sus características clave, vemos que el núcleo Jingjia Micro JM9271 tiene una potencia máxima de 8 TFLOPs, lo que la coloca muy cerca de los 8,9 TFLOPs que tiene la GTX 1080. Entre sus especificaciones se ha confirmado soporte del estándar PCIE Gen 4 x16, hasta 16 GB de memoria HBM (ancho de banda de 512 GB/s) y una tasa de relleno de píxeles de 128 GPixels por segundo, lo que la sitúa ligeramente por encima de los 111 GPixels por segundo de la GTX 1080. Su TDP será de 200 vatios, por encima de los 180 vatios de la solución de NVIDIA.

En cuanto a la Jingjia Micro JM9231, esta GPU tendrá una potencia pico de 2 TFLOPs, un poco más que la GTX 1050, pero con el doble de TDP de aquella (150 vatios frente a los 75 vatios de la solución de NVIDIA). Soportará el estándar PCIE Gen3 x16, tendrá 8 GB de GDDR5 y ofrecerá un ancho de banda de 256 GB/s. Su tasa de relleno de píxeles será de 32 GPixels/s. Se espera que las primeras tarjetas gráficas basadas en ambos chips empiecen a llegar en los próximos meses.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!