Conecta con nosotros

A Fondo

Los niños prodigio del sector TIC

Publicado el

Los niños prodigio del sector TIC

Esta semana, Google ha vuelto a ser noticia por contratar a un nuevo programador. Esto no sería relevante, si no es porque se trata de un niño griego de 12 años. Nikos Adam, que este año ha comenzado educación secundaria, fue descubierto por Google durante la Feria Internacional de Salónica, cuando realizó una brillante exposición sobre ataques cibernéticos.

Tras comprobar los conocimientos de programación que tiene Adam, que ya ha creado dos aplicaciones informáticas, la compañía habló con sus padres para incorporarlo a su plantilla. Ahora Adam desarrolla diferentes programas para Google, entre ellos la web Tech is Social, una nueva red social. “Será lanzada en enero de 2014 y será en griego. Funcionará de modo parecido a Facebook”, afirmó el niño durante una entrevista.

Adam no es el primer caso de niño prodigio que deslumbra al mundo con sus tempranos conocimientos sobre programación, Quin Etnyre, con sólo 13 años, tiene su propia empresa en la que fabrica programas electrónicos. Además, sorprendentemente, ha enseñado a los alumnos del Instituto Tecnológico de Massachusetts cómo programar y está muy seguro que en pocos años dirigirá el prestigioso instituto.

Según relata el diario Boston Magazine, Quin creció alimentado por el amor a la electrónica y a la educación, ahora, ha desarrollado un programa que introduce a los niños en el mundo de la programación electrónica, que incluye la construcción de un robot que puede detectar cuando hay una pared y retroceder sin ayuda de las personas.

La familia de Quin admite que al principio no entendían la curiosa obsesión del pequeño por los programas electrónicos y porque quería enseñárselo a los adultos, ya que normalmente la mayoría de los niños a su edad no les interesa esto. Este pequeño genio planea revolucionar el sistema de educación integrando la electrónica en las clases diarias. “Yo quiero ser profesor y también ingeniero” comenta Quin Etnyre.

Aplicaciones Prodigio

Jorge Izquierdo

Jorge Izquierdo

Apple es otra de las grandes tecnológicas que se han podido beneficiar del enorme potencial de alguno de estos niños prodigio. En el año 2011, el madrileño Jorge Izquierdo, que cursaba por aquel entonces 3º de ESO, pudo presumir de ser el español más joven en desarrollar, no una, sino dos aplicaciones iOS para la AppStore:  “uRlate“, una ingeniosa aplicación para avisar cuando te encuentras en un atasco, y “A++genda“, una completa agenda escolar. Dos estupendas soluciones para problemas del día a día, vistas desde el enfoque de un joven con las ideas muy claras y que también protagonizó su propia presentación en The App Date celebrada en julio de ese año.

Hay una anécdota curiosa, y es que el joven emprendedor asegura que empezó a desarrollar aplicaciones para poder comprarse un móvil de última generación. Ahora, Jorge tiene 16 años y su propia empresa de desarrollo de aplicaciones, por lo que estamos seguros que ha podido comprarse más de un móvil.

Aunque en el mundo existen adolescentes, como Thomas Suárez, un pequeño norteamericano de doce años, que se convirtió de la noche a la mañana en todo un ‘think different’,  los españoles forman parte de un grupo exclusivo: los desarrolladores más precoces del mundo.

Por tanto el caso de Jorge Izquierdo no es único, también está el de David Román, un niño sevillano que comenzó programando juegos en Lua para PSP a los doce años, una afición que fue su campo de entrenamiento para, dos años más tarde, cuando cumplió 14, empezase a interesarse por otras cosas. No se trataba de salir de fiesta, sino del sistema operativo de Apple.

David creó iWant, una app que permite a los usuarios guardar los regalos para fechas futuras, evitando los olvidos que suelen producirse cuando alguien se fija en un producto en una tienda y piensa en comprarlo para un evento determinado. La segunda, DStudy, nacida de su propia experiencia como estudiante, y también gratuita, es una app pensada para los alumnos que necesitan aprenderse las partes de un dibujo donde existen distintas etiquetas.

Como no podía ser de otra manera, este joven ha llegado hasta Cupertino. David Román les envió un curriculum en forma de app, y pronto recibió un email de respuesta desde Estados Unidos, donde el personal de Apple le informaban de que era justo lo que estaban buscando. En San Francisco, todo fue demasiado rápido, pero el joven desarrollador vio lo suficiente como enamorarse a primera vista de ese mundo.

En EEUU tienen una mentalidad muy abierta, y la verdad es que para trabajar es un ambiente fantástico. Yo tengo claro que soy de los pocos de mi clase que saben lo que quieren estudiar: una ingeniería de software. Y me gustaría estudiarla en una universidad de prestigio, supongo que Stanford estaría bien”, apunta Román.

De momento, en San Francisco ya se han acercado a él representantes de la institución, invitándole a conocer su programa de becas. Mientras tanto, el joven desarrollador se ha unido a Tudiet, una plataforma “que pone en contacto a pacientes y nutricionistas para mantener hábitos saludables, donde estamos preparando un producto final de cara a la próxima Navidad”, informa.

Andrés Contreras, el niño del big data

1381745560_356896_1381766959_noticia_normal

Desde los 12 años, otro español, Andrés Contreras, está al pie del cañón realizando tareas no demasiado frecuentes a su temprana edad. Comenzó arreglando ordenadores en su pueblo, Membrilla, y ahora se doctora en Inteligencia Artificial en Stanford, con solo 17 años. También, como no, tiene su propia empresa junto a dos socios: Socialtech, de la que define va a ser la próxima Google.

Lo cierto, es que a este joven emprendedor no le faltan ánimos, tampoco fuerza ni voluntad. Todo en la vida de Contreras parece estudiado, incluso su ocio. De hecho, en una entrevista que concedió al diario El País, asegura: “Hace mucho que no tengo tiempo libre, pero en esos momentos me dedico a programar; siempre ha sido mi afición”.

Para que conozcáis un poco mejor que ha montado este prodigioso cerebro junto a sus dos socios: Néstor Basterra (Bilbao, 1987) y José Artiach (Madrid, 1988), su empresa se define como “Ingeniería de software con análisis inteligente para negocios”. Su producto, Wordfeeling da más pistas: “gestión de reputación online en tiempo real”. Esto incluye desde blogs y foros a mensajes en Facebook, Twitter, FourSquare e Instagram, así como contenido de noticias y los comentarios de las mismas. Su ventaja estriba en que entiende el lenguaje natural, sin necesidad de claves o frases simples.

A mediados de año recibieron una inyección de dinero que se niegan a desvelar, tan solo indican que proviene del País Vasco. “Gracias a ellos pudimos adquirir los servidores”. Unos equipos de EMC. Contreras mantiene el 25% de la empresa, los dos cofundadores un 5% cada uno. De momento están en negociación con Indra. “Hay más empresas, pero no nos dejan decirlo”, se excusa.

Lo verdaderamente impactante de este tema, es que estas jóvenes promesas han logrado llegar a su corta edad donde muchos llevan soñando durante años con bastante más a sus espaldas. Izquierdo, Contreras o Thomas Suárez son los nuevos Wozniak, Gates y Jobs, grandes mentes que nacen de vez en cuando para hacernos a los mortales de a pie un poco más llevadera la existencia.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!