Conecta con nosotros

Noticias

Estados Unidos pisa el acelerador en la regulación de los vehículos autónomos

Publicado el

GM Chevrolet Cruise AV

Uno de los principales problemas al que se enfrentan los organismos reguladores y, en consecuencia, las empresas que dependen de los mismos para desarrollar sus actividades comerciales, es que el 90% de las ocasiones funcionan de manera reactiva, es decir, que se ponen manos a la obra cuando la regulación ya es necesaria. No cuentan con los medios, la estructura o la imaginación necesaria para adelantarse a las necesidades. Un ejemplo claro de ello son las regulaciones que atañen a la fusión de salud y tecnología, de la que ya te hablamos hace un par de semanas, y como ya te contamos entonces, la administración de Donald Trump, encarnada en este caso en Scott Gottlieb, se ha decidido a acabar con ese problema, ajustando los tiempos de respuesta de la agencia federal que dirige (la FDA) a los nuevos tiempos.

Parece que el ejemplo se ha contagiado, puesto que empezamos la semana con una noticia que, personalmente, me parece trascendental, y es que según informa la Agencia Reuters, el U.S. Department of Transportation, es decir, el máximo organismo federal en materia de transportes, ha anunciado que presentará, este mismo verano, una nueva revisión de su documento maestro en lo referido a la regulación de los vehículos autónomos, y que la versión actualiza verá la luz durante verano de este mismo año. El anuncio ha sido efectuado por Elaine Chao, máxima responsable del departamento, durante la celebración del Auto Show, un evento del sector que se celebra estos días en Detroit.

El gobierno de Estados Unidos ya lleva tiempo trabajando en la regulación de los vehículos autónomos. En septiembre de 2017, presentó la versión 2.0 de las especificaciones que deben cumplir los vehículos con este tipo de sistemas que pretendan circular por las vías públicas en todo el país. Sin embargo, en estos pocos meses se han producido avances y anuncios que acercan dicho documento a la obsolescencia (sí, en menos de medio año), como el anuncio efectuado por General Motors en el CES 2018, de sus planes para empezar a operar vehículos autónomos sin volante ni pedales en 2019. Y es que, si revisamos la línea de tiempo que se planteaba el organismo federal a mitades de 2017 (en el apartado Five Eras of Safety), su previsión era que no veríamos coches totalmente autónomos hasta 2025. Dicho de otra manera, General Motors ha sido el primero en anunciar, y de una manera taxativa (eliminando los controles del coche), que se adelantan 7 años a esa previsión.

Y aunque en los últimos meses ya se han producido varios anuncios en relación a los vehículos autónomos, no cabe duda de que el anuncio del Chevrolet sin controles ha generado una importante sacudida en los reguladores, ya que además del anuncio de la revisión del documento maestro del US DoT, también la National Highway Traffic Safety Administration ha publicado un informe en define como objetivo, textualmente, encontrar cualquier barrera regulatoria para los vehículos autónomos, y especialmente para aquellos que no cuentan con controles para el conductor. Un guiño importante al gigante de Detroit, que con la buena disposición de agencias y administraciones, puede ver bastante más cerca su plan de empezar a operar los Chevrolet Cruise AV en el plazo previsto.

En sus declaraciones, Elaine Chao ha dejado claro, no obstante, que la seguridad es el elemento clave en las regulaciones. Y es que no solo hay que regular con respecto a las nuevas funciones de los vehículos, también será necesario revisar todas las normas actuales, y modificarlas en caso de que sea necesario para adecuarlas al nuevo escenario de los coches sin conductor. Esto, claro, no impide que la administración dirigida por Chao pueda publicar el nuevo documento este mismo verano, pero sí que existen dudas sobre el tiempo real que llevará la adaptación de toda la normativa legal que se ha de desarrollar a partir del mismo. Dicho de otra manera, dependerá de las autoridades, de su rapidez de respuesta y de su capacidad de adaptarse al ritmo de la innovación tecnológica, que los vehículos autónomos lleguen en solo uno o en varios años.

La buena noticia al respecto es que Chao ha concedido prioridad a este tema, ya se ha reunido en múltiples ocasiones con responsables de ambas industrias (tecnológica y del motor), y no solo ha impulsado el primer cambio de normativa al respecto desde la salida de la administración Obama, sino que, como estamos contando, pocos meses después de hacerlo ya está trabajando en una nueva revisión de la misma. Por ahora no sabemos nada, pero al menos las señales son positivas.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!