4 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

¿Quién sigue usando el disquete?

¿Quién sigue usando el disquete?

¿Quién sigue usando el disquete?
mayo 14
11:50 2010

El rápido avance de la tecnología ha llevado a que muchos nos preguntemos, de repente, qué ha sido del disquete, justo cuando Sony (el principal fabricante) anunciaba hace semanas que este dispositivo tenía los días contados. Tres décadas lleva en el mercado y todo el mundo lo usaba hace unos años, casi de la noche a la mañana nadie los compra ya, pero aún hay sectores que no pueden trabajar sin ellos.

 

 

 

 

 

 

En el plano doméstico ya hay toda una generación (o más) que no sabrían utilizar uno, aunque en un interesante artículo de El País, aseguran que hay quienes todavía tienen disquetes para “almacenar o intercambiar archivos” y que, por tanto, siguen teniendo equipos que incluyen disqueteras, aunque los fabricantes las eliminaron hace algunos años (por ejemplo, Apple dejó de ponerlas en 1998).

 

Sin embargo, según datos de Verbatim, en España se siguen vendiendo dos millones de disquetes al año. Pero, ¿quiénes son los compradores?. Pues aquellos sectores empresariales e industriales que utilizan maquinaria y tecnología muy duraderas. Por ejemplo, todos los ordenadores de facturación y embarque de los aeropuertos españoles usan el disquete como “el disco de arranque para conectar al servidor. Se utiliza exclusivamente en la instalación del equipo“, aseguran en Aena.

 

Es decir, su uso, al igual que en otro sectores de la industria, no es de almacenamiento, sino porque la tecnología es antigua y ahora no están las cosas como para cambiarlas. El disquete también resiste en los Airbus A-340 y A-320. Las rutas de navegación aérea se introducen mediante disquetes en el ordenador de a bordo (flight management computer) “mediante una ranura que está en el morro de la nave. El piloto no participa en el proceso ni tiene que ir con la disquetera a cuestas. Se encuentra con los datos actualizados en cada ciclo (despegue y aterrizaje)”, explican en Iberia.

 

 

 

 

 

 

 

La misma explicación la encontramos en máquinas de tornos y fresadoras, que se compraron hace más de 10 años cuando el disquete estaba en su “apogeo”; o en los teclados electrónicos, para almacenar música. En el plano de la Administración, sorprende saber que muchos organismos admiten disquetes con CV (en vez de ser enviados por mail), o en muchas bibliotecas venden estos dispositivos a los usuarios para evitar que infecten los ordenadores con virus.

 

Por último, en algunas tiendas de informática siguen conservando disquetes de cara al servicio técnico. “Cuando un cliente quiere instalar en su ordenador antiguo (con Windows XP) un disco moderno, hay que actualizar el disco SATA. Este proceso requiere descargar un fichero de Internet a un disquete. No se puede hacer de otra manera“, dicen en Pista Cero.

 

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!