11 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

La tecnología RFID, una apuesta de futuro

La tecnología RFID, una apuesta de futuro

La tecnología RFID, una apuesta de futuro
diciembre 01
15:55 2011

Ricardo Arroyo

Ricardo Arroyo, director general de ADT España y Portugal.

La utilización de sistemas de radiofrecuencia ha supuesto un importante avance en el campo de la recogida automática de datos. En los últimos 10 años hemos presenciado aplicaciones prácticas del RFID en todo tipo de sectores: como la logística, el transporte o el sector del automóvil.

Actualmente, la tecnología RFID se utiliza comúnmente para el seguimiento de productos, como llaves de automóviles o para la identificación de animales. Las etiquetas RFID de alta frecuencia se utilizan en bibliotecas para el control de inventario de libros, en seguimiento de palés, control de acceso en edificios, en seguimiento de equipaje en aerolíneas, e incluso en centros hospitalarios para llevar el seguimiento de las historias clínicas.

Un sistema de RFID es un sistema de información y comunicación complejo, constituido por un “lector” que incluye una antena y por una “etiqueta” RFID, que contiene la información. Los últimos avances en el campo de la radio frecuencia y la reducción del coste de las etiquetas, han posibilitado el desarrollo de la identificación a nivel de artículo, permitiendo etiquetar individualmente los objetos, de esta forma se obtiene mejor visibilidad y control del inventario.

En los últimos 25 años, la tecnología estándar para identificar la información relativa a los productos ha sido el código de barras. Sin embargo, esta tecnología presenta algunos inconvenientes. Al tratarse de un sistema basado en la lectura óptica, es necesario leer la zona del código de barras para capturar la información que contiene, con lo que conlleva un mayor esfuerzo y más tiempo, especialmente cuando es necesario gestionar gran cantidad de artículos. Además, la cantidad de información que puede contener un código de barras es limitada.

La identificación por RFID supone un substancial avance y un complemento sobre el código de barras, al ampliar la información que contiene y facilitar su gestión. El RFID no requiere un sistema de lectura directa, ya que emplea ondas de radio para transmitir datos. De esta manera, es posible recoger información sobre artículos, incluso aunque éstos estén envasados. Esto permite mantener un seguimiento desde el punto de fabricación hasta el punto de distribución y venta. La tecnología RFID permite además identificar los productos masivamente sin necesidad de pasar cada uno de ellos por el lector de código de barras.

La combinación de un sistema de RFID con las herramientas de software adecuadas ofrece la posibilidad de registrar los datos en un número ilimitado de emplazamientos (bases de datos de fabricación, diarios de control de calidad, reportes de cargas, etc.) y de herramientas (servidores, TPV, PDA, etc.).

Beneficios de esta tecnología

Los beneficios de la tecnología RFID pueden suponer un notable impacto en una variedad de sectores. En campos como la distribución y la logística, la tecnología RFID implica una inmediata mejora en la gestión de artículos y los procesos de inventario, además de un control preciso de los productos, desde el momento de la fabricación hasta su llegada al punto de venta. La tecnología RFID permite mejorar drásticamente la calidad de los inventarios y, al sistematizar y automatizar estos procesos, elimina la necesidad de llevar a cabo recuentos periódicos.

Tecnología RFID

En el caso específico del sector de la distribución, la combinación de la tecnología RFID con los sistemas de protección electrónica de artículos permite abaratar considerablemente los costes de implementación de ambos sistemas, ofreciendo además información de gran utilidad para los comercios. Por ejemplo, contribuye a evitar la falta de existencias de productos y hace que sea más sencillo localizar productos fuera de temporada, para almacenarlos o venderlos en otras regiones, transformando en ventas lo que antes eran pérdidas.

Las experiencias con implementaciones de RFID han demostrado tener un retorno de inversión muy rápido (de seis a doce meses en la mayoría de los casos), lo cual permite a los ejecutivos de las empresas demostrar el impacto de su inversión muy rápidamente. Este es un argumento importante para la adopción de RFID en un entorno económico desfavorable como el actual.

La tecnología RFID ofrece enormes posibilidades para responder a distintas necesidades del mercado. Cada usuario deberá evaluar las soluciones que mejor responden a sus requisitos, de manera flexible, modular y abierta. Aunque el RFID es una tecnología relativamente nueva, las primeras experiencias están mostrando unos resultados muy prometedores. Como ocurrió hace unos años con la tecnología de código de barras, la industria está descubriendo sus importantes beneficios, por lo que es indudable que en poco tiempo veremos su adopción generalizada.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

  • Venta Tpv Ventatpv

    Interesante

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!