Conecta con nosotros

A Fondo

Cinco plataformas para aprender a programar en verano

Publicado el

Si enero es el mes de los buenos propósitos, agosto es ese mes en el que nos proponemos metas nuevas para «la vuelta de vacaciones». Para muchos, esas metas nuevas pasan por apuntarse al gimnasio, cuidar la alimentación o mejorar su nivel de inglés. Para otros en cambio, supone adquirir una nueva habilidad, como la de aprender a programar.

Y quieren hacerlo no tanto porque quieran encaminar su carrera profesional hacia el mundo de la programación (que también los hay), sino porque como conocimiento vehicular y transversal, aprender a programar (o almenos los fundamentos de la programación), ayuda a resolver todo tipo de problemas de una forma diferente, siendo además una excelente forma de entrenar el cerebro.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

¿Por dónde empezar? Por supuesto en Internet existen decenas de recursos que nos pueden ayudar, ofreciéndonos todo tipo de cursos más o menos prácticos, más o menos complicados. Pero es que además de cursos, también hay plataformas que nos prometen que incluso si no sabemos nada, el proceso de aprender a programar puede convertirse en un juego, un viaje que incluso desde nuestro teléfono móvil o nuestra tablet, nos puede llevar a desarrollar nuestras primeras aplicaciones en cuestión de semanas. En MCPRO hemos seleccionado cinco de las más interesantes del panorama.

Swift Playgrounds

Desde que en 2014 Apple presentase Swift, este lenguaje de programación ha ganado enteros cada año entre los profesionales que quieren desarrollar aplicaciones para las distintas plataformas de los de Cupertino (iOS, iPad OS y macOS).

Y si bien Swift puede llegar a ser un lenguaje de programación realmente completo y complejo, Apple quiere que prácticamente cualquier persona, incluso si no tiene ningún conocimiento previo de programación, pueda aprender a desarrollar sus aplicaciones en Swift de forma sencilla.

Para ello ofrece de forma gratuita Swift Playgrounds una app para macOS y desde hace unos meses, también para iPadOS, que enseña a programar con Swift de forma fácil y divertida. Como hemos indicado, Swift Playgrounds no requiere de conocimientos previos de programación y apuesta por un entorno gamificado en el que el estudiante comienza en primer lugar resolviendo puzzles, para después enfrentarse a retos de mayor dificultad.

Para ello, la aplicación nos pone en la piel de un personaje al que debemos guiar por un mundo 3D usando código, hasta dominar los aspectos más básicos de este lenguaje para a continuación, pasar a conceptos más avanzados. En un segundo momento permite además su integración con elementos exteriores, como los juegos robóticos de Sphero o los drones de Parrot.

Google Grasshopper

La respuesta de Google a Swift Playgrounds es Grasshopper, una aplicación móvil (Android/iOS) cuyo objetivo es introducir en el mundo del desarrollo en JavaScript a usuarios que no tengan conocimientos previos de programación en ningún lenguaje.

Nacida en la incubadora de proyectos de la multinacional (la misteriosa Área 120), en Grasshopper se aborda la programación en JavaScript en forma de juego, adaptándose en todo momento al nivel de conocimientos del usuario.

Durante todo el proceso de aprendizaje, contaremos con la ayuda de un saltamontes que nos explicará los conceptos básicos de este lenguaje y nos animará a resolver todo tipo de puzzles usando conceptos lógicos y contestando preguntas.

Es verdad que superar todas las etapas que plantea Grasshopper no nos convertirá en un maestro de la programación en JavaScript, pero sí que nos ofrecerá todo lo que tenemos que saber para, si seguimos interesados, continuar formándonos con cursos más avanzados.

Mimo

Más allá de la aplicaciones que nos ofrecen las grandes tecnológicas, existen unas cuantas startups cuyo objetivo es ayudarnos en un proceso de aprendizaje que, todo sea dicho, en ocasiones puede llegar a ser realmente complicado.

Una de las más destacadas en este campo es Mimo. La compañía, que ofrece apps tanto para iOS como para Android, anima a usuarios sin ningún conocimiento previo de programación a introducirse en el fascinante mundo de JavaScript, Python y  HTML, incluyendo CSS y SQL.

En un primer momento, la aplicación nos pregunta que camino queremos seguir: programador puro, desarrollador web o analista de datos SQL. A partir de aquí y a través de lecciones diarias que recibimos en el móvil, nos plantea todo tipo de ejercicios para los que contamos con la asistencia de un simpático robot que nos da pistas cuando nos atascamos.

Además de aprender a través de ejercicios, la compañía nos proporciona un IDE completo en nuestro terminal, de modo que podemos desarrollar aplicaciones desde cero y ejecutarlas en nuestro smartphone sin necesitar componentes externos.

Dcoder

Aquellos que quieren ir más lejos en su proceso de aprendizaje y están interesados en una solución más completa de las que hemos visto hasta ahora, tienen un Dcoder un gran opción.

Disponible tanto para iOS como para Android y en una modalidad de suscripción (10 euros mensuales), Dcoder nos introduce en 35 lenguajes de programación diferentes: C, C#, CPP, Python, PHP, Java, Ruby, Objetive-C, Rust…etc.

Además de lecciones y retos que se deben superar, la aplicación ofrece un completísimo IDE mobile en el que se incorporan muchos de los elementos que encontraríamos en un IDE de escritorio, como resaltado de sintaxis, compilación del código o sangrado automático.

Los usuarios además se beneficiar que tanto la compilación como el almacenamiento del código se realiza en los servidores cloud de la compañía, de modo que ahorran en espacio de almacenamiento y en tareas de procesamiento de su terminal.

Codewars

Una gran alternativa a la anterior es Codewars. Más que una aplicación, Codewars se presenta como una comunidad educativa que gira en torno a los lenguajes de programación y el desarrollo de aplicaciones.

En esta plataforma, los desarrolladores de software participan en desafíos de programación conocidos como kata. Cada desafío se centra en una habilidad o rango de habilidades específicas para un lenguaje determinado y, una vez que se completan con éxito, otorgan una serie de puntos y rangos que cualifican al usuario.

Al ser una comunidad, los usarios pueden comentar y compartir las distintas soluciones que han propuesto para resolver un problema determinado e incluso, proponer sus propios «Katas» para que sean resueltos por otros desarrolladores.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!