Medidas para evitar o minimizar el impacto del robo de un portátil profesional

El robo o extravío de ordenadores portátiles, tablets o smartphones es una lacra que se cuenta por millones de unidades anuales a lo largo de todo el mundo, con especial incidencia en equipos premium como Ultrabooks o convertibles profesionales de gran valor.

Circular por aeropuertos, estaciones de tren u otros centros de transporte; restaurantes, hoteles y zonas públicas grandes o seminarios o conferencias, se está convirtiendo en un factor de riesgo para nuestro equipo informático. 

Además de la pérdida económica directa del hardware, dejar en manos de terceros nuestros datos profesionales, financieros o personales, o las contraseñas para accesos a servicios de Internet, pueden suponer un coste incuantificable.

Es por ello que te recordamos algunas medidas de protección básicas contra el robo o extravío, minimizar su impacto o en su caso, tener oportunidad de recuperarlo:

  • Guarda la factura de compra como el comprobante imprescindible para presentar la correspondiente denuncia en caso de robo o extravío.
  • Anota todos los datos del equipo portátil o dispositivo móvil, especialmente su número de serie y la dirección MAC, un identificador que identifica de forma única a una tarjeta o dispositivo de red.
  • Puedes hacer una marca discreta en tu equipo y guarda una fotografía de la misma para demostrar inequívocamente que es de tu propiedad.
  • También puedes incluir una pegatina con tu nombre y teléfono móvil para que puedan ponerse en contacto contigo en caso de perdida.
  • Si no lo estás utilizando, nunca dejes tu equipo a la vista en sitios públicos que son donde ocurren la mayoría de los millones de extravíos y robos de equipos móviles y portátiles.
  • Asegúrate de realizar copias de seguridad de todos tus datos en caso de viajes o si eres un usuario de negocio móvil.
  • Mantén tus archivos más valiosos en carpetas cifradas y, si utilizas servicios de almacenamiento online, guarda las contraseñas a buen recaudo.
  • Utiliza sistemas avanzados de protección de datos como la cartera Client Security de HP, que incluye HP Drive Encryption, HP Device Access Manager con Just in Time Authentication y HP Secure Erase.
  • Activa los sistemas de seguridad integrados de tu equipo, como una contraseña de desbloqueo o el lector de huella digitales.
  • Bloquea el acceso a la BIOS y a la cuenta de administrador con una contraseña lo más fuerte posible.
  • Utiliza los sistemas de anclaje para asegurar tu equipo, especialmente en seminarios, conferencias o bibliotecas.
  • Valora la contratación de un seguro específico para el caso de robo o extravío. Un seguro estándar no suele incluir el robo en las coberturas.
  • Activa sistemas antirrobo específicos como el Intel Anti-Theft que evita el arranque del equipo a nivel de hardware (CPU/Chipset/BIOS/Drivers) y también el acceso a los datos de la unidad de almacenamiento.
  • Utiliza servicios gratuitos como Prey para intentar recuperar computadoras perdidas o robadas rastreando su ubicación.