27 de septiembre de 2016

MuyComputerPRO

Centrino 2 ha llegado

Centrino 2 ha llegado

Centrino 2 ha llegado
junio 23
13:36 2008

Han pasado más de cinco años desde el lanzamiento de la plataforma para portátiles Intel Centrino. Entre sus éxitos, que el consumidor asocie su nombre con movilidad y portabilidad de calidad. Veamos qué nos ofrece la nueva generación, que destaca por integrar procesadores más potentes y con tecnología de fabricación más pequeña, chipset con motores gráficos más potentes y el área WiFi muy reforzada.

 

En marzo de 2003 Intel presentaba al mercado la plaforma Centrino, una marca bajo la cual se garantizaba al cliente la presencia de un procesador, chipset y sistema inalámbrico de Intel debidamente certificado y preparado para ofrecer las mejores prestaciones. Fue un lanzamiento un tanto abstracto para mucha gente, acostumbrada a pensar exclusivamente en el procesador que integraba su nuevo PC o portátil, pero no habituada a mirar mucho más allá. Sin embargo, el procesador Pentium M y el buen trabajo hecho por Intel durante esos primeros momentos pronto catapultaron a esta marca como un sinónimo de calidad y movilidad que hoy día ha calado hondo entre muchos consumidores.

 

Ahora bien, durante estos cinco años y siempre manteniendo la marca, Intel ha ido introduciendo importantes mejoras y cambios en la plataforma, con procesadores más potentes (como los Core Duo y más recientemente Core 2 Duo), chipset más preparados para los nuevos escenarios tecnológicos y sistemas WiFi compatibles con los últimos estándares. Quizá por eso sorprende mucho que la nueva marca, Centrino 2, haya tardado tanto en llegar. En cualquier caso, desde este mismo verano de 2008 tendremos disponibles los primeros portátiles con la nueva generación de la conocida plataforma de Intel para portátiles. No será un cambio revolucionario ni disruptivo, pero sí un importante paso adelante en los tres pilares básicos de Centrino durante estos años: prestaciones móviles, autonomía y conectividad inalámbrica.

 

Coincidiendo con la llegada de la nueva plataforma al mercado, hemos tenido la ocasión de probar en nuestro Laboratorio el primer portátil con Centrino 2, toda una novedad que no hemos querido dejar de analizar a fondo, tal y como se merece. Sin embargo, antes de entrar en aspecto más técnicos, repasemos la teoría de la nueva plataforma.

 

 

 

¿Qué hay de nuevo en Centrino 2?

 

Cuando veamos un equipo con la pegatina de Centrino 2, inmediatamente podremos estar seguros de varias cosas:

 

1. Que encontraremos un procesador Intel Core 2 Duo con tecnología de fabricación de 45 nm, perteneciente a la segunda generación de Penryn con bus de sistema funcionando a 1.066 MHz y velocidades que oscilarán entre los 2,26 GHz y 2,8 GHz en los primeros momentos. Estos procesadores tendrán un consumo de unos 35 vatios en las versiones convencionales, aunque también encontraremos versiones específicas de menor consumo con 25 vatios. Además, se abre la puerta a la llegada de los futuros Core 2 Extreme (con cuatro núcleos). En todo caso, muchos de los procesadores de la nueva generación, como el T9400 que hemos podido analizar, incluirán nada menos que 6 Mbytes de cache L2.

 

2. Que se incluira Cantiga, el nombre en clave del nuevo chipset que se conocerá con las nomenclaturas GL40/GS45/GM45/GM47 o PM45. Las diferencias vendrán dadas por aspectos como el enfoque de la máquina que gobiernen (residencial o profesional), la integración o no de un motor gráfico, o las diferentes funcionalidades soportadas. Lo que sí esta claro es que los modelos con gráficos integrados contarán con el motor Intel GMA X4500. Este sistema incluirá soporte para DirectX 10, será unas tres veces más rápido que el actual GMA X3100, incluirá soporte para DisplayPort y permitirá la reproducción fluida de películas en alta definición, como las de los discos Blu-Ray sin apenas consumir ciclos de CPU.

 

3. Que contaremos con un controlador inalámbrico de Intel de la serie WiFi Link 5100/5300 con soporte para 802.11n (borrador). Adicionalmente, podremos encontrar una controladora WiMAX, también de Intel o, mejor aún, una tarjeta de la serie 5150/5350 combo WiFi/WiMAX. En el caso de Europa, debido a la nula implantación de WiMAX en nuestra zona, sera francamente complicado encontrar alguna de estas combinaciones por el momento.

 

Como podremos ver, se trata en todos los casos de componentes de Intel debidamente validados y preparados para trabajar entre sí de la manera más optimizada. Esta es una de las razones por las que, en teoría, aspectos como el consumo deberían de estar pulidos al máximo para obtener los mejores resultados.

 

Por otra parte, el segmento profesional seguirá estando debidamente cubierto con Centrino 2 vPro. Este sello garantiza la presencia de los componentes y tecnología que comentábamos anteriormente, junto a la tecnología vPro de Intel que ya llevamos tiempo viendo en el mercado de los equipos de sobremesa. Esto supone que se añaden las ventajas de gestión centralizada, soporte y seguridad de la plataforma vPro aplicada a los portátiles de la empresa.

 

 

Primeras pruebas

 

Llegados a este punto, quizá convenga ponerse manos a la obra, y observar los primeros resultados obtenidos por Centrino 2. Para ello, en el Laboratorio hemos tenido la oportunidad de probar en profundidad el nuevo Asus F6V con el nuevo procesador Intel Core 2 Duo T9400. Con el objeto de comparar estos primeros datos con máquinas actualmente en mercado, hemos tirado de histórico para rescatar análisis de dos equipos Santa Rosa similares en potencia de proceso, aunque con configuraciones ligeramente distintas. Las configuraciones de las tres máquinas que vamos a comparar son las siguientes:

 

Centrino 2

Asus F6V = Intel Core 2 Duo T9400 (2,53 GHz) con bus a 1.066 MHz, 4 Gbytes de RAM DDR2, Chipset Intel PM45, Tarjeta gráfica ATI Mobility Radeon HD3470 (256 Mbytes) y disco duro SATA de 320 Gbytes Western Digital.

Centrino

Asus G2SG = Intel Core 2 Duo T9300 (2,5 GHz) con bus a 800 MHz, 4 Gbytes de RAM DDR2, Chipset Intel 965PM, Tarjeta gráfica Nvidia GeForce 8700M GT (512 Mbytes) y disco duro SATA de 320 Gbytes Western Digital.

LG P300 = Intel Core 2 Duo T9300 (2,5 GHz) con bus a 800 MHz, 4 Gbytes de RAM DDR2, Chipset Intel 965PM, Tarjeta gráfica Nvidia GeForce 8600M GS (256 Mbytes) y disco duro SATA de 320 Gbytes Western Digital.

 

A continuación, os mostramos las gráficas de cada una de las máquinas para las pruebas PCMark Vantage y 3DMark 06. En ellas se observa cómo el nuevo Centrino 2 con el procesador con bus a 1.066 MHz se comporta mejor en la mayor parte de de las pruebas de PCMark Vantage, incluso a pesar de contar con una diferencia de sólo 300 MHz adicionales de velocidad de proceso, y con el importante hándicap de integrar un motor gráfico mucho menos potente que las máquinas con Santa Rosa utilizadas para la comparación. Esto arroja unas primeras cifras de rendimiento realmente excelentes:

 

 

 

 

A continuación, las gráficas de medición de temperatura de los portátiles indicados utilizando nuestro termómetro láser. En todos los casos se ha dividido el portátil en cuatro zonas superiores e inferiores y se ha medido la temperatura máxima alcanzada en cada zona. En este caso, establecer una comparación real entre unos equipos y otros resulta prácticamente imposible. La razón es que cada PC es un mundo y cada fabricante recurre a diseños propios y optimizados para refrigerar mejor o peor sus portátiles. Aun así, podemos observar como en general el nuevo Centrino 2 se comporta bastante bien, con valores que apenas superan los 40ºC en el peor de los casos. Estas cifras un par de grados inferiores a las más altas registradas en equipos Santa Rosa, como el LG P300:

 

 

 

 

Por último, tenemos las pruebas de consumo energético, donde hemos ejecutado el Battery Eater Pro sobre el Asus F6V. El problema de esta prueba es que para establecer comparaciones reales que nos permitan extraer conclusiones técnicamente fundamentadas, tendríamos que contar con una configuración lo más similar posible (y los equipos Centrino analizados cuentan con chips gráficos mucho más potentes) y una batería de 3 celdas estándar en vez de la de 6 celdas del equipo de Asus. Por ello, aquí tendremos que dar nuestra opinión basada en la experiencia, que a la vista de los primeros datos nos hace pensar que los resultados de autonomía probablemente sean algo mejores que con Santa Rosa, sobre todo si tenemos en cuenta que el Battery Eater Pro es una prueba realmente exigente, que literalmente devora la energía incluso en los portátiles más preparados.

 

 

 

Conclusiones finales sobre Centrino 2

 

Tras todo lo anterior, la sensación general de la nueva plataforma es realmente buena. Hemos visto como las prestaciones han mejorado considerablemente gracias en buena parte al nuevo bus de 1.066 MHz, mientras que la temperatura se muestra algo más contenida en el procesador, lo que siempre es una buena noticia. Eso supone que probablemente haya un consumo energético más ajustado (35 vatios según la propia Intel), lo que redunda en lo que parece ser una mejora de la autonomía y sobre todo una menor disipación de calor, que siempre es importante controlar en un portátil para trabajar con él lo más a gusto posible.

 

Eso sí, aunque por ahora podemos verlo funcionando con chip gráficos dedicados de ATI o NVIDIA, aún queda por ver que ofrece Intel con su nuevo motor gráfico integrado GMA X4500, según indican, hasta tres veces más potente que el GMA X3100 que actualmente integran los chipset de la familia Intel 945GM. En todo caso, no será hasta el mes de agosto cuando comencemos a ver los primeros modelos en circulación. De cualquier forma, muy esperado tras los múltiples retrasos que ha sufrido Centrino 2, en los que han influido fallos detectados en el citado sistema gráfico integrado y un problema de certificació y documentación del sistema de antena del apartado WiFi. Un área donde los sucesivos retrasos en la ratificación del estándar 802.11n (que no parece cerrarse definitivamente nunca) y la implantación de WiMAX ha obligado a Intel a rehacer muchos planes.

 

En definitiva, un paso más de Intel por dominar de facto el mercado de los ultraportátiles, con un producto eficiente, de buenas prestaciones y cualidades mejoradas respecto a la generación anterior. De hecho, Centrino 2 no ha hecho más que comenzar, pues en pocos meses podremos ver el primero procesador de cuatro núcleos de Intel para un portátil, con versiones específicas para equipos de alto rendimiento y otras de bajo consumo para máquinas como el MacBook Air. De hecho, mientras Atom se hace con el mercado de los subnotebooks, Intel ha mejorado mucho Centrino 2 para que equipos ultrafinos como el citado modelo de Apple o el Lenovo X300 estén a la orden del día. Y es que la mejora en la tecnología de fabricación de los principales componentes ha logrado reducir nada menos que un 45% el espacio necesario en la placa base para dichos elemento. Aún queda por ver que pueden ofrecer los primeros equipos PUMA de AMD, presentados hace unas semanas, y que aún no hemos tenido ocasión de poner a prueba concienzudamente.

 

About Author

Redacción

Redacción

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!