10 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Tu correo de Gmail, a salvo

Tu correo de Gmail, a salvo

Tu correo de Gmail, a salvo
noviembre 04
19:07 2008

Una pequeña utilidad llamada Gmail Backup ha surgido recientemente para solucionar uno de los problemas esenciales que tienen los usuarios del cliente webmail de Google: no era posible realizar backups de sus mensajes… hasta ahora. La herramienta aún está en fase preliminar, pero su funcionamiento es perfecto y permite guardar en nuestro disco duro una copia de todos los mensajes almacenados en nuestra cuenta de Gmail.

 

Es cierto que había formas de acceder a dicho procedimiento: el truco consistía en utilizar un cliente convencional de correo electrónico instalado en nuestro ordenador (por ejemplo, Thunderbird) para descargar el correo de Gmail a través de Thunderbird y, una vez allí, poder hacer una copia de seguridad del mismo. Sin embargo Google no proporciona herramientas para ello, lo que hacía deseable una solución más rápida. 

Es lo que han logrado los responsables de esta pequeña utilidad llamada Gmail Backup, que apareció recientemente y que se basa en el soporte del protocolo IMAP de Gmail (debes activar dicha característica en las preferencias de tu cuenta) para poder descargar todo el correo de nuestra cuenta de Gmail a una carpeta en nuestro disco duro en pocos y sencillos pasos. Como explican en el sitio web de la aplicación, una vez el backup está hecho borrar mensajes en el servidor de Google (es decir, en la cuenta de Gmail) no hará que un posterior backup borre esos mensajes también en nuestra carpeta con la copia de seguridad.

 

Además se preservan características como las etiquetas, las fechas, los datos del remitente y por supuesto los datos adjuntos que existan en esos eMails. De hecho, hay algo aún más importante: podemos restaurar la copia que tenemos en nuestra carpeta en local, “subiendo” los mensajes a la cuenta de Gmail que le especifiquemos, tanto si es la que utilizamos para realizar el backup como si es otra distinta donde queremos tener una copia de los mensajes.

 

 

Esta utilidad además dispone de la función de realizar backups incrementales, en los que sólo se añade a nuestra copia de seguridad aquello que no se hubiera copiado antes, algo realmente importante para no tener que soportar la descarga de todos los mensajes durante cada procedimiento de este tipo. Obviamente la primera vez que ejecutemos el cliente la cosa tardará bastante (sobre todo si tenemos buena parte de nuestra cuenta ocupada con miles de mensajes), pero a partir de ahí las copias de seguridad incrementales tardarán mucho menos.

 

Para acceder a dicha posibilidad, deberás descargar esta utilidad desde la página web (el enlace directo a la versión 0.104 para Windows es este), tras lo cual puedes proceder a la instalación del programa. Antes de poder ejecutarlo conviente que revises la configuración de tu cuenta de Gmail. Para ello, entra en tu cuenta como siempre, desde el navegador, y vete a las opciones de Configuración, y una vez allí, en el apartado Reenvío y correo POP/IMAP te encontrarás en la parte inferior con las casillas que indican si tienes activado o no el protocolo IMAP. Es indispensable que esté activado, de modo que si no lo está pincha en la casilla Habilitar IMAP y luego en Guardar cambios.

 

 

Una vez hecho esto ya puedes ejecutar la utilidad Gmail Backup que acabas de instalar. Aquí tan solo necesitarás introducir tu dirección de correo electrónico en Gmail y la contraseña, así como la carpeta destino en donde quieres que se almacenen los mensajes. Una vez establecidos estos parámetros ya solo resta pinchar en Backup, lo que hará que el programa se conecte a tu cuenta automáticamente y comience a descargar los mensajes. La copia incremental está activada por defecto gracias a la opción Newest email only, que está habilitada, pero lógicamente en este primer acceso tendrá que descargarse todo el contenido de tu cuenta de Gmail, lo que te obligará a esperar un buen rato, dependiendo del número de mensajes y de si estos tenían muchos elementos adjuntos. Aún así, el proceso vale la pena.

 

 

Como podréis comprobar, esos mensajes quedan almacenados perfectamente en la carpeta, y si por alguna razón alguna vez perdéis vuestra cuenta de Gmail podréis restaurar los mensajes desde la copia de seguridad de vuestro disco duro a una nueva cuenta de Gmail gracias a la opción Restore de este fantástico programa. De hecho, también está disponible para Linux, aunque sus responsables avisan de que es necesario instalar el paquete wxPython para poder ejecutar la utilidad bajo este sistema operativo.

 

About Author

David Martín

David Martín

Articulos relacionados

  • Roiza

    ¡Que chulo!

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!