9 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Contribuye al Green IT

Contribuye al Green IT

Contribuye al Green IT
mayo 19
12:41 2010

Comprando y vendiendo por Internet también se ayuda al medio ambiente, (o Green IT, en el lenguaje tecnológico) ya que se contribuye al desarrollo sostenible y se reduce el impacto de la contaminación. PriceMinister nos da ocho consejos y razones para ayudar a la naturaleza usando Internet como método de compra-venta, de manera que no sólo participen los particulares, sino también las empresas.

 

 

 

 

1 – Reutilizar objetos a los que no se les da uso: la primera consecuencia lógica de las transacciones por Internet surge de las facilidades que el medio ofrece para encontrar a gente que puede necesitar lo que otra persona ya ha desechado. Gracias a los portales de compra-venta resulta muy fácil dar con la persona a quien le pueda interesar adquirir aquellas posesiones que ya no usamos. Así, en lugar de terminar en la basura, van a parar a manos de alguien que puede prolongar su vida útil.

2 – Menos papeleo, más árboles: al efectuar una compra por Internet, se emite una factura de cobro, del mismo modo que sucede en un establecimiento físico. Pero con una diferencia fundamental: las facturas son electrónicas. Esto equivale a un valioso ahorro en papel ya que, por ejemplo, se estima que cada año el estado de California (EE.UU.) se abstendría de producir 175 millones de toneladas de desperdicio tan sólo en papel. Además, al usuario le resulta más sencillo clasificar y ordenar sus facturas en el ordenador, con la ventaja añadida de que no se deterioran con el tiempo.

3 – Ahorro en desplazamientos, ahorro en contaminación: hacer compras desde la comodidad del propio domicilio supone, además, evitar el consecuente desplazamiento hasta la zona comercial.

4 – El packaging se ve reducido: uno de los aspectos más cuidados en la compra-venta por Internet es el adecuado envío de la mercancía. Ésta es empaquetada con cuidado para que llegue al comprador con plenitud de garantías. Los embalajes exagerados y superfluos, habitualmente de PVC, y que suelen terminar en la basura, no encuentran su lugar en Internet.

 

 

5 – Sin escaparates no hay gasto eléctrico masivo: exponer los artículos a los ojos del público supone para los comercios un inmenso gasto en electricidad. Y aunque la energía eléctrica no contamine, los métodos necesarios para su obtención sí que lo hacen.


6 – Aire acondicionado en las tiendas:
esta razón enlaza directamente con la anterior. Con el aire acondicionado permanentemente activo, los centros comerciales generan una gran cantidad de desperdicio eléctrico. Comprando por Internet el usuario puede evitar las aglomeraciones que hacen necesario esta clase de consumo energético, contribuyendo a la reducción de emisión de gases.

7 – El dinero virtual no contamina: la fabricación de billetes a nivel mundial requiere de 300 millones de toneladas de papel al año. Cuando realizamos una transacción por la Red, se evita el uso y deterioro de moneda física, con lo que contribuimos a conservar el papel que ya está en circulación. Las compras virtuales son hoy en día un negocio seguro y regulado.

8 – Reciclaje de materiales dañinos: Supone un alivio para el medio ambiente contar con un aliado como Internet, ya que promueve la transacción de artículos que de otra forma acabarían perdidos en algún desván, o peor aún, apilados en vertederos. Como reza el dicho ecológico, no es el que más limpia, sino el que menos ensucia.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!