Conecta con nosotros

Noticias

Una nueva terapia genética que repara el daño cardíaco se probará en humanos en 2018

Publicado el

terapia genética corazón

Un grupo de científicos del Hospital Mount Sinai ha descubierto una nueva terapia genética capaz de reparar el año cardíaco probada, hasta ahora, con cerdos. El mecanismo funciona enviando un nuevo gen al corazón, con el que han conseguido que mejore tanto el bombeo de sangre como el suministro de oxígeno al cuerpo. El objetivo de esta terapia es revertir completamente los efectos de un fallo cardíaco con una simple inyección. Hasta ahora, según Nextbigfuture, habían hecho varias pruebas, pero para ganar en eficacia, el equipo de investigadores mejoró el vector viral del gen para conseguir que el nuevo llegase mejor al corazón, y todo gracias a la denominada medicina de precisión.

Esta terapia genética es segura, y durante sus pruebas ha reducido el fallo cardíaco hasta un 25% en el ventrículo izquierdo y hasta un 20% en el derecho. El doctor Hajjar, uno de los responsables del proyecto, ha manifestado que la mayoría de pacientes con esta dolencia tienen problemas en el ventrículo izquierdo, justo donde la terapia muestra mayor eficacia. Además de rebajar el daño, el tratamiento también ha logrado reducir el tamaño de los corazones de los animales afectados, que se suele inflamar hasta un 10%.

Dado que los cerdos comparten con los humanos aspectos de diferentes órganos como el tamaño del corazón, los investigadores planean empezar en breve sus pruebas con humanos. Para ello se disponen a reclutar pacientes que sufran problemas graves para que participen en un ensayo clínico el año que viene. De tener éxito, esta terapia podría ayudar a reducir la mortalidad de las enfermedades cardíacas.

Se calcula que, solo en Estados Unidos, aproximadamente 5,7 millones de adultos tienen un historial de fallo cardíaco. Y aproximadamente la mitad mueren antes de que hayan transcurrido cinco años desde el diagnóstico. En la actualidad no hay cura para esto, solo se puede paliar y controlar con medicación y cambios en el comportamiento, que van desde el abandono del tabaco hasta la introducción de cambios en la dieta alimentaria. También es beneficioso hacer ejercicio físico con regularidad.

No es la primera vez que se ensaya con humanos una terapia destinada a la recuperación de corazones dañados. No hace mucho se llevó a cabo otra, pero falló, porque no conseguía llegar a suficientes células musculares cardiacas. Esta vez, como hemos mencionado, el equipo impulsor de la terapia ha conseguido modificar el vector viral para que llegue con más facilidad al corazón.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!