Conecta con nosotros

Noticias

Intel y Qualcomm siguen el camino de Google y castigan a Huawei

Publicado el

Huawei y Orange 5G

No ha podido empezar peor la semana para Huawei. Tras el veto de Google, otros fabricantes tecnológicos americanos han decidido poner fin a sus negocios con el gigante asiático. En este sentido, tal y como informan en Bloomberg, otros fabricantes tecnológicos como Intel y Qualcomm habrían decidido cancelar su suministro de componentes.

A la lista también se suman otros proveedores americanos de Huawei como Broadcom, Western Digital o Micron Technology y sorprendentemente, también algunos europeos. Según Bloomberg, todos ellos habrían comunicado a sus empleados que de ahora en adelante y hasta nueva orden, los negocios con la empresa china quedan suspendidos.

¿De qué forma afecta esto a Huawei? Sin estar ni mucho menos tan expuesta a estas compañías como lo está a Google, las nuevas restricciones no son ni mucho menos una cuestión menor. En el caso de Intel, Huawei depende de sus procesadores y chips tanto para el desarrollo y comercialización de sus servidores como para su línea de ordenadores portátiles.

En el caso de Qualcomm, el impacto es mucho menor. Aunque la compañía americana es líder en la fabricación de chips y modems para smartphones, hace años que Huawei tiene su propia línea en este terreno, por lo que al menos en este segmento podría capear el temporal con bastante dignidad. Sin hablar en este sentido, de que podría recurrir a fabricantes de otros países, como puede ser el caso de Samsung.

Huawei habría estado almacenando componentes durante tres meses

No es que estas últimas noticias hayan cogido a Huawei completamente por sorpresa. Como también apunta Bloomberg en otra información, la empresa habría estado comprando y almacenando componentes críticos para su negocio para disponer de stock suficiente para un mínimo de tres meses.

En este sentido, fuentes de la compañía indican que esta «compra frenética» de material se vendría produciendo desde mediados de 2018, cuando ya se empezaban intuir futuras sanciones americanas dirigidas específicamente a la empresa.

Al mismo tiempo, es a medidados del año pasado cuando la multinacional asiática toma la decisión de impulsar de forma significativa su división I+D con el objetivo de comenzar a trabajar de forma casi exclusiva, con componentes propios.

Lo que parece claro en cualquier caso es que la guerra declarada entre la administración Trump y Huawei, tampoco le va a salir barata a Estados Unidos. Sobre todo, porque muchas de las empresas que no van a poder vender componentes a Huawei, tampoco van a poder comprar muchos otros que utilizaban para desarrollar su negocio, especialmente, en el área de las comunicaciones.

En este sentido, no son pocos los que advierten que, al vetar la presencia de Huawei sobre suelo americano, el desarrollo de la red 5G en el país podría sufrir grandes retrasos, por no hablar que probablemente la implantación de las antenas acabará teniendo un coste mucho mayor.

 

 

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!