Windows 10 alcanza el primer puesto en cuota de mercado

800 millones de dispositivos Windows 10

Windows 10 ha alcanzado el primer puesto en cuota de mercado de sistemas operativos de escritorio tras superar a Windows 7, según los datos de Netmarketshare correspondientes a diciembre de 2018.

Windows 10 cierra un año en plena tendencia ascendente tres años después de su lanzamiento y tras media decena de actualizaciones. El relanzamiento de la última actualización Windows 10 versión 1809, parece estar detrás de la subida del mes de diciembre.

Para cerrar el año, la firma de análisis establece una cuota del 39,22% para Windows 10 después de una subida superior al punto porcentual. Windows 7 retrocede casi dos puntos hasta el 36,9% de cuota, mientras que Windows 8.1 cae un par de décimas hasta el 4,45%.

No hay duda. Windows 10 es la referencia de sistemas Microsoft para el escritorio. Ya no se venden PCs con Windows 7 u 8.1 y oficialmente, todos los equipos nuevos bajo la plataforma de Microsoft pre-instalan Windows 10. Además, la compañía no va a mejorar ninguna característica de Windows 7 y 8.1 limitándose a lanzar parches de seguridad para ellos.

Hace años que Microsoft canceló las licencias de Windows 7 para OEMs y también la distribución comercial en retail. El sistema ha dejado de recibir cualquier tipo de mejora de funcionamiento o nuevas características y el soporte de Microsoft se ha reducido al mínimo absoluto, las actualizaciones de seguridad.

Además, solo Windows 10 tienen componentes como el navegador Edge, Cortana o las librerías básicas en videojuegos, DirectX 12; soporte oficial para las nuevas plataformas de procesamiento de Intel y AMD; los nuevos dispositivos de realidad virtual basados en la plataforma Windows Mixed Reality o soporte para la nueva suite Office 2019.

En entornos empresariales, más de la mitad de la base de ordenadores activos están ejecutando Windows 10. Con un total de 700 millones de dispositivos activos, la relación entre consumo y empresas es de un 70/30%, lo que sugiere que varios cientos de millones de usuarios empresariales aún deben actualizar a Windows 10 en los múltiples programas activos.