Impresoras compartidas, tres claves que no debes olvidar para elegir bien

Las impresoras compartidas se han convertido en una solución muy utilizada a nivel profesional, ya que están presentes tanto en empresas de pequeño tamaño como en aquellas que podemos calificar como auténticos gigantes.

Su creciente popularidad es totalmente comprensible, ya que el uso de una impresora compartida permite cubrir las necesidades de impresión de un grupo de trabajadores y resulta mucho más eficiente que dotar a cada uno de una impresora individual.

Para entenderlo mejor basta pensar en un grupo de trabajo de diez personas. Podríamos dotarles de tres impresoras OfficeJet Pro para cubrir sus necesidades, pero como dijimos resulta más eficiente optar por una impresora PageWide Pro para esos diez empleados, tanto desde el punto de vista de costes de impresión como de gestión y mantenimiento.

Sin embargo elegir nunca es fácil, y por ello hemos os vamos a ofrecer tres claves básicas con las que os aseguraréis una buena compra si tenéis que haceros con una impresora compartida.

  1. Necesidades de impresión: debemos valorar en conjunto las necesidades reales de impresión de todos los que van a utilizar esa impresora compartida, ya que sólo de esta manera podremos elegir un modelo que esté perfectamente ajustado a al grupo de trabajo o departamento al que irá dirigida.
  2. Seguridad básica con Pull Printing: en las impresoras compartidas el uso de funciones de impresión segura es básico, pero destaca especialmente la tecnología Pull Printing. Con ella podremos fijar un sistema de autenticación para que cada empleado pueda retirar trabajos propios de impresión, lo que nos ayudará a evitar que éstos se mezclen y que documentos confidenciales que sólo deben tener ciertos trabajadores puedan caer en las manos equivocadas.
  3. Impresión móvil y conectividad inalámbrica: son dos características básicas que ayudan a mejorar la productividad y a simplificar la integración de las impresoras compartidas. Gracias a la impresión móvil nuestros empleados podrán imprimir desde un smartphone o tablet, y la conectividad WiFi nos permitirá colocar la impresora en una zona céntrica y de cómodo acceso para todos los miembros del grupo de trabajo.

Más información: Entornos híbridos de impresión.