10 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Pruebas de consumo eléctrico

Pruebas de consumo eléctrico

Pruebas de consumo eléctrico
febrero 25
15:32 2010

Revisamos en profundidad más de 20 dispositivos electrónicos e informáticos con un objetivo claro: calcular los costes e impacto que tienen sobre nuestra factura eléctrica. Gracias a ello descubrimos interesantes detalles.

Equipos y sistemas informáticos de uso común

En la gráfica superior (pinchad sobre ella para verla en grande), podéis observar los consumos medidos en vatios de aparatos tan distintos como un hub USB de 7 puertos que permanece todo el día conectado y cuyo consumo en funcionamiento o en reposo es prácticamente igual, o un PC de sobremesa dedicado a juegos, cuyo consumo varía enormemente una vez encendido según la carga de trabajo a la que lo estamos sometiendo. En este caso el valor máximo sólo se obtiene al ejecutar diversas pruebas con juegos o software multimedia que lo hacen funcionar a la máxima potencia en sus componentes más importantes.

Un detalle a tener en cuenta es que, mientras que un ordenador como el Apple iMac de 20 pulgadas incluye en su consumo el funcionamiento del ordenador y la pantalla, los cálculos realizados sobre PCs estándar sólo contabilizan el consumo eléctrico de la unidad central. Es decir, que a dicha cifra habrá que sumarle la imprescindible pantalla TFT que se alimenta por separado.

Otro dato curioso es el considerable consumo eléctrico que supone mantener conectada la fuente de alimentación de una impresora de inyección de tinta del fabricante líder del mercado en ese segmento: lo mismo que consumía el PC de juegos en modo de espera.

Dispositivos de audio/vídeo y entretenimiento

La siguiente tanda de pruebas ha sido realizada sobre dispositivos electrónicos de entretenimiento que podemos encontrar en un hogar típico actualmente. Así, hemos medido el consumo de un reproductor DVD, un sintonizador TDT, una base con altavoces para el conocido iPod, una televisión de pequeñas dimensiones de tubo catódico, así como otros modelos de mayores dimensiones con tecnología LCD. El plato fuerte es, sin duda, una consola Xbox 360 cuyo consumo es similar al que ofrecen otros modelos actualmente en voga.

Lo primero que sorprende es cómo a medida que crecen las pulgadas del televisor LCD se dispara el consumo eléctrico. Lo segundo, el elevado gasto eléctrico que genera la consola, sobre todo si tenemos en cuenta que con ella mantendremos encendida la TV para poder jugar. Sobre esto hablaremos detenidamente en nuestro siguiente capítulo.

Dispositivos de red de casa y pequeña oficina

Para la última tanda de pruebas que hemos realizado nos concentramos en elementos tan comunes como un router ADSL, un punto de acceso inalámbrico o un disco duro de red como los que mucha gente ya empieza a tener en sus casas o despachos. Con estas cifras en la mano podemos constatar aspectos como que, por ejemplo, los routers, switches o puntos de acceso inalámbricos consumen exactamente lo mismo funcionando en espera que a pleno rendimiento. E igualmente hemos comprobado que aunque los apaguemos, sus fuentes de alimentación siguen consumiendo una pequeña cantidad de energía.

Por otra parte, los discos duros de red tienen un consumo importante respecto a otros dispositivos de red, pero inferior al que tendría un servidor de ficheros tradicional. Por ello, comparativamente hablando desde un punto de vista energético tienen grandes ventajas. Sobre ellos también hablaremos a continuación.

About Author

Redacción

Redacción

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!