Conecta con nosotros

A Fondo

Diez tendencias tecnológicas que marcarán la próxima década

Publicado el

¿Cómo va a cambiar la tecnología empresarial en la próxima década? ¿Qué ocurrirá con la IA, el blockchain o la realidad aumentada? ¿Qué harán las compañías con ese enorme volumen de datos que no para de crecer? ¿Serán capaces de «tranquilizar» a unos usuarios cada vez más preocupados por su privacidad?

Estas son algunas de las preguntas que se ha planteado Gartner en el  IT Symposium/XPO 2019 que esta semana ha celebrado en Orlando. ¿Las repuestas? Como no podía ser de otra forma, en un completo informe del que rescatamos estas diez tendencias.

Hiperautomatización

Gartner presenta el término «hyperautomation» como la combinación de múltiples herramientas basadas en desarrollos de machine learning capaces precisamente automatizar una gran parte de las tareas y cargas de trabajo IT en las empresas.

La hiperautomatización se refiere no solo a la amplitud de las herramientas disponibles, sino también a todos los pasos de la automatización en sí (descubrir, analizar, diseñar, automatizar, medir, monitorear y reevaluar). Por otro lado, comprender la gama de mecanismos de automatización, cómo se relacionan entre sí y cómo pueden combinarse y coordinarse es uno de los principales objetivos.

Multiexperencia

Chatbots, asistentes virtuales, desarrollos como Amazon Alexa, Siri o Google Assistant ya han cambiado la forma en la que las personas se relacionan y «dialogan» con la tecnología. Por otro lado y aunque de momento no al mismo nivel, tecnologías como la realidad virtual, mixta y aumentada comienzan a cambiar la percepción de cómo vemos las cosas.

Según Gartner, para el año 2021 al menos un tercio de las empresas habrán desplegado algún tipo de plataforma que ofrezca a sus clientes múltiples experiencias que complemente su presencia mobile con otras como realidad aumentada o asistentes conversacionales inteligentes.

Democratización del conocimiento

Para Gartner la democratización del conocimiento supone que cada vez más personas sean capaces de acceder a conocimientos técnicos en áreas como machine learning, desarrollo de aplicaciones…combinándolos a su vez con otros más «tradicionales» en el ámbito empresarial como ventas, análisis económico, etc. sin que para ello sea necesario poner en marcha una formación exhaustiva o costosa.

Para el año 2023 la consultora espera ver avances significativos en cuatro áreas clave: democratización  de los datos y su análisis, democratización del desarrollo, democratización del diseño y la democratización del conocimiento y la información.

«Humanidad» aumentada

De la realidad aumentada, al ser humano aumentado. Sin llegar a un «futuro-cyborg», Gartner sí que pronostica un aumento en en las personas que exploran cómo pueden utilizar la tecnología para conseguir mejoras tanto físicas como cognitivas, integrándolas como parte de su «experiencia diaria».

El aumento físico irá más allá de las prótesis actuales, para albergar cada vez más dispositivos conectados que facilitarán la telemedicina (importante será en este campo reforzar al máximo las medidas de seguridad), mientras que el aumento cognitivo irá ligado a un mejorado acceso a la información que actualmente se procesa en los equipos tradicionales, de forma que viaje con nosotros no solo en el smartphone sino en nuevos dispositivos, desde auriculares a gafas inteligentes.

En este terreno Gartner pronostica que para el año 2025 el 40% de las compañías habrán puesto en marcha desarrollos que se adapten a estas dos nuevas realidades.

Transparencia y trazabilidad

Para Gartner, transparencia y trazabilidad hacen referencia a una serie de actitudes, acciones, tecnologías y prácticas de apoyo diseñadas para abordar los requisitos reglamentarios, preservar un enfoque ético en el uso de la inteligencia artificial (IA) y otras tecnologías avanzadas, y reparar la creciente falta de confianza en las empresas.

Entre estas prácticas destaca especialmente una mayor preocupación por la privacidad y la protección de los datos personales. Tras la aprobación en Europa de la GDPR, otros gobiernos impulsarán legislaciones muy similares pero es que además y al margen del «imperativo legal»  serán las propias organizaciones las que harán lo posible por exponer públicamente esta preocupación.

En este sentido, se espera que en los próximos años el 75% de las grandes empresas contraten a especialistas en áreas como IA y privacidad, con el objetivo de transmitir una mayor confianza a sus clientes y proteger su imagen de marca.

El triunfo del Edge Computing

El edge computing es la tecnología que permite que los datos que producen los dispositivos IoT sean procesados en el lugar en el que se generan (una plataforma petrolífera, un coche conectado, una planta industrial, etc.), evitando tener que enviarlos en su conjunto hasta un data center lejano o a una plataforma cloud. Los datos son procesados cerca de las fuentes que los producen, limitando al máximo la latencia y permitiendo obtener resultados y acciones tangibles en tiempo real.

Para Gartner lo que vamos a empezar a ver a partir de 2020 es una adopción masiva de este tipo de soluciones y no solo como hasta ahora, en algunos verticales concretos. El edge computing se convertirá en una tecnología dominante en todo tipo de empresas y mejorada con la incorporación de nuevos dispositivos de procesamiento de datos, que irán desde robots industriales a drones o vehículos autónomos.

Para el año 2023 la consultora espera que aproximadamente el 50% de los datos generados por las empresas provengan de fuentes externas al data center o al cloud. Actualmente, apenas se supera el 10%.

Cloud distribuida

La nube distribuida supone la distribución de servicios de cloud público entre diferentes ubicaciones. En esta nube distribuida, la arquitectura de servicio se replica en otras  instalaciones o complementa a la que se ofrece desde el servicio centralizado de cloud pública.

En este caso el proveedor de servicios posee y es responsable de la arquitectura, el desarrollo, la implementación, el gobierno, las operaciones, la evolución y la actualización de los servicios. Por su parte los clientes empresariales pueden retener la propiedad, el gobierno, las operaciones y la actualización de los componentes físicos, especialmente a medida que los servicios distribuidos se desplazan hacia el edge.

Dicho de otra forma, a medida que el edge computing crece con fuerza en las empresas, los servicios cloud se trasladarán a localizaciones cada vez más próximas.

Dispositivos autónomos

Mientras esperamos al coche autónomo, Gartner pronostica que muchos otros dispositivos asumirán capacidades IA que les permitirán desempeñarse de forma autónoma.

¿De qué dispositivos hablamos? Particularmente y a partir de 2020, robots industriales, drones, pequeños vehículos, maquinaria pesada, electrodomésticos…Su grado de automatización irá bastante más allá de los «rígidos programas» que introducen hoy en día los distintos fabricantes y explotarán sus capacidades de IA para adaptarse de una forma más eficiente al ambiente y las personas.

A medida que la capacidad tecnológica mejore, la regulación lo permita y la aceptación social crezca, los dispositivos autónomos se desplegarán en espacios públicos cada vez más amplios.

Un blockchain más escalable

Sobre el papel el blockchain tiene el potencial de remodelar las industrias al incrementar  la confianza, proporcionar más transparencia y permitir el intercambio de valor a través de los ecosistemas empresariales, reduciendo costes, tiempos de transacción y mejorando el flujo de caja. Los activos pueden rastrearse hasta su origen, lo que impide la falsificación de un producto y mejora enormemente la gestión de identidades.

Hasta ahora sin embargo el blockchain lo ha tenido difícil para crecer, lastrado por una serie de problemas técnicos que han dificultado su escalabilidad y su interoperabilidad. Se espera sin embargo que para el año 2023 y una vez superadas estas dificultades técnicas, esta tecnología sirva de apoyo para monitorizar el movimiento de bienes y mercancías por un valor de más de 200.000 millones de euros.

Seguridad e Inteligencia Artificial

Inteligencia Artificial y Machine Learning representan sin lugar a dudas grandes oportunidades para la automatización de procesos o mejorar la toma de decisiones. Pero a la vez, crea retos significativos desde el punto de vista dela seguridad.

En este sentido, Gartner advierte que a corto plazo Los profesionales de la seguridad informática deberán centrarse en tres áreas clave: proteger los sistemas que funcionan con IA, aprovechar la IA para mejorar la defensa de la seguridad en sus centros de datos  y anticipar el uso de la IA por parte de los atacantes.

En este sentido se calcula que de cara al 2022, el 30% de todos los ciberataques aprovecharán fallos de seguridad en algoritmos de machine learning, o el robo de modelo de IA.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!