Conecta con nosotros

A Fondo

Teletrabajar bajo la sombra del Shadow IT

Publicado el

A casi todos los trabajadores les seduce la idea del trabajo híbrido. El poder trabajar algunos días desde casa para, si lo necesitan, acudir a la oficina a reuniones importantes o el desarrollar actividades en equipo. Y aunque es a esta nueva realidad hacia la que se dirigen muchas empresas, lo cierto es que cuando analizamos las cifras de lo que está ocurriendo en realidad, al trabajo híbrido aún le queda un «empujón» para asentarse.

Tomemos por ejemplo el estudio que acaba de publicar Condeco, en el que una de sus conclusiones más preocupantes es la que afirma que únicamente un 12% de los encuestados considera que ha «convencido» a los managers de su empresa para invertir en tecnología que permita dar continuidad a esta forma de trabajar.

Esta conclusión por supuesto contrasta con otro de los principales titulares que solemos leer en este tipo de estudios, esto es, que la mayoría de los empleados quiere tener la flexibilidad y las herramientas necesarias para poder trabajar tanto en la oficina como en casa. En el caso de la investigación que publica esta compañía de software, el 70% de los participantes consideran que poder disfrutar de esta flexibilidad demuestra que su empresa «tiene en cuenta el bienestar emocional y mental de sus empleados».

Lo más interesante sin embargo es que las propias empresas son conscientes de las ventajas que se desprenden de esta nueva forma de trabajar. Si volvemos al informe con el que hemos arrancado este artículo, leemos que el 78% de los directivos considera que su negocio se ha agilizado gracias a este nuevo enfoque. Que más de la mitad de los trabajadores cuestionados aseguren sin embargo que su empresa no les proporciona las herramientas adecuadas para esta nueva forma de trabajar, es muy llamativo.

La sombra del Shadow IT es alargada

Sobre todo porque cuando los trabajadores no cuentan con equipos profesionales para teletrabajar, carecen de tecnología que facilite su movilidad y no cuentan con aplicaciones «sancionadas» por la empresa para trabajar a distancia con seguridad, las posibilidades de que acaben utilizando sus propios dispositivos y «recursos» personales y que estos se conviertan en una amenaza de seguridad para la empresa, crece de forma exponencial.

Y es que cuando el Shadow IT entra por la puerta… aseguran los expertos que la seguridad sale por la ventana. Como muchos sabéis y aunque hay algunos matices que se pueden tener en cuenta, en general Shadow IT hace referencia a todo tipo de elementos tecnológicos (software, dispositivos, servicios, etcétera) empleados en una empresa, pero que no son gestionados ni controlados por el departamento de IT.

En muchos casos es posible que los responsables de la infraestructura ni siquiera sean conscientes de su existencia, razón por la que también se emplea el término Invisible IT. Cuando en una situación como la actual el teletrabajo (o el trabajo híbrido) se generaliza, el mayor riesgo que corren las empresas es acabar con una infraestructura IT caótica, totalmente insegura y hasta cierto punto, ingobernable.

La respuesta a esto puede pasar por supuesto por invertir en la adquisición de nuevos equipos y dispositivos móviles para los empleados, aplicando a continuación las políticas de seguridad necesarias e integrándolos de forma adecuada en la plataforma de gestión de dispositivos (MDM) de la empresa. (¿Os acordáis de cuando hace unos días hablábamos de la importancia que tiene el NAC?)

Pero en realidad, esto no siempre es necesario. En muchas ocasiones, se puede seguir permitiendo que los trabajadores utilicen las herramientas personales con las que se sienten más cómodos a la hora de trabajar, si la compañía pone las capas de seguridad adecuadas para que puedan hacerlo sin riesgo, por ejemplo con entornos VDI que convierten cualquier dispositivo tecnológico en un escritorio remoto.

Pero si lo que queremos es reducir la complejidad, también podemos hacerlo gracias a plataformas que, como «Work from Anywhere» de VMware, aseguran un entorno productivo y seguro para que los empleados puedan trabajar a distancia.

Work from Anywhere

Allí donde no siempre llegan las soluciones VPN y en donde incluso las plataformas VDI se quedan cortas, lo que estamos viendo en los últimos meses es una oferta de nuevas plataformas que, basándose en gran medida en el cloud, tienen como objetivo replicar en los equipos de los «trabajadores a distancia», la experiencia de hacerlo en la oficina, es decir: asegurar una conexión de calidad con el centro de datos de la empresa, que esa conexión sea segura y que las aplicaciones críticas funcionen sin problemas.

En este espacio, «Work from Anywhere» una solución SD-Wan de VMware, asegura un entorno productivo y seguro para que los empleados puedan trabajar a distancia. No es la única por supuesto, pero precisamente por esa aproximación al trabajo híbrido de la que hablábamos antes, es una de las que merece la pena considerar.

Sobre los retos tecnológicos que se encuentran las empresas en este nuevo entorno y la mejor la mejor forma de darles respuesta, nos habla precisamente VMware en este documento técnico que os animamos a descargar.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!