Entornos de impresión híbridos con tinta y láser, una reflexión

La figura de los entornos de impresión híbridos puede ser una gran opción en ciertos tipos de empresa, especialmente en aquellas que tienen una estructura diversa y cuentan con departamentos y grupos de trabajo cuyas necesidades de impresión son diferentes.

Ya sabemos que las soluciones de tinta y las láser dan lo mejor de sí en entornos de impresión diferentes, y por ello un uso mixto puede llevarnos al éxito, pero antes de nada vamos a definir qué debemos entender por entorno de impresión híbrido.

Con ello nos referimos a aquellos entornos en los que se trabaja con soluciones de ambos tipos, es decir, tanto de tinta como láser, para cubrir las necesidades globales de impresión. Esto aporta una serie de ventajas importantes, pero antes de entrar a repasarlas veremos un ejemplo concreto para entenderlo mejor.

Imaginemos una empresa que se dedica a prestar labores de asesoramiento jurídico a gran escala, dividida en un gran departamento central en su planta superior y con pequeños grupos de trabajo en su planta baja. En la primera se lleva a cabo un trabajo importante de organización y revisión de todo lo que sale de la planta inferior, mientras que en ésta se ofrecen directamente los servicios de asesoramiento al público.

Como vemos las necesidades de impresión de ambas plantas y de sus grupos de trabajo son diferentes pero forman parte de la misma empresa. Para cubrir adecuadamente sus necesidades de impresión debemos valorar adecuadamente sus demandas y las opciones disponibles, en lugar de adoptar una propuesta general para ambas en base a las necesidades de una sola, ya que en este caso estaríamos creando una ineficiencia clara.

En este caso en concreto lo más recomendable serían soluciones LaserJet Enteprise para la primera planta, ya que necesitaría sacar adelante decenas de miles páginas impresas al mes, y soluciones PageWide en cada uno de los grupos de la planta baja, ya que su trabajo mensual rondaría unos pocos miles de impresiones al mes.

Con esa combinación tinta-láser tendríamos las siguientes ventajas:

  1. Optimización plena: las impresoras se han elegido en base a las necesidades reales de la empresa y según las particularidades de cada grupo de trabajo, por lo que tendremos un entorno de impresión eficiente y totalmente optimizado.
  2. Seguridad y gestión: gracias a los avances de HP no tendremos que sacrificar funciones de seguridad y gestión al combinar soluciones de impresión láser y de tinta, ya que tanto la gama PageWide como la serie LaserJet cuentan con las últimas innovaciones del mercado.
  3. Reducción de costes y alta capacidad de trabajo: habremos conseguido un buen equilibrio entre rendimiento y costes, que nos permitirá sacar adelante cualquier ciclo de trabajo con el menor gasto posible.