18 de octubre de 2017

MuyComputerPRO

¿España digital? A Dios rogando y con el mazo dando

¿España digital? A Dios rogando y con el mazo dando

¿España digital? A Dios rogando y con el mazo dando
septiembre 08
18:24 2016

Acabo de ver una intervención de Hillary Clinton en la que explicaba su visión sobre la seguridad nacional de Estados Unidos. Lo primero que ha dicho es que “si soy elegida presidenta, trabajaré estrechamente con Silicon Valley…”. En otras palabras, lo primero de todo es estar en sintonía con la industria tecnológica que, efectivamente, tiene su meca en el Silicon Valley de California.

Me pregunto si en España los gobiernos pensarían en términos parecidos a los de los norteamericanos: imbuir las tecnologías de la información en toda actividad económica y empresarial. Porque una cosa es predicar y otra, dar trigo. Un ejemplo sencillo: ¿Cuánto dedica España, como país, a la I+D+i en sus presupuestos generales del estado? El año pasado el 1,29% del PIB, la mitad que la media de la Unión Europea y tres veces menos que Estados Unidos. A Dios rogando y con el mazo dando, no vaya a ser que, a fuerza de palabrería, no salgamos nunca de la economía del ladrillo y del turismo barato de sol y playa.

El 50% de la inversión nacional en Innovación la realizaron las empresas, el sector privado. Sé que Estados Unidos es un país distinto y que es el paraíso de las Tecnologías de la Información (TIC). Sectorialmente, éstas suponen el 70% del PIB, al igual que el consumo, como componente de su Producto Interior Bruto, significa el 71% del mismo.

En España, las TIC representan el 8,4% del PIB, habiendo perdido dos puntos porcentuales durante la crisis y habiéndose destruido más de 100.000 empleos (el mismo número de ingenieros extranjeros -porque América no da más de sí, con el pleno empleo actual- que dice Tim Cook, presidente y CEO de Apple, necesita el Silicon Valley para funcionar. Hillary Clinton está a favor. Trump, o no sabe, o no contesta, que lo suyo son los casinos.). Y, dentro de ese 8,4% del PIB que representan las TIC en España, resulta que el 70% se lo llevan las telecomunicaciones, tanto en facturación, ventas, beneficios y empleo. El resto, son las TIC tradicionales en hardware, software, conectividad, Internet, etc.

Echando un vistazo a los patrocinadores del XXX encuentro de las Telecomunicaciones y las TIC organizado por Ametic (patronal del sector) y Fundación Telefónica, es fácil darse cuenta de quién está contribuyendo a que España sea digital…, y quién no. Para empezar, uno de los dos grandes socios es Telefónica, que es la empresa que más aporta al PIB español (como Orange en Francia y Vodafone en Reino Unido, por ejemplo): tan solo su llegada de la fibra óptica a los hogares españoles (20 millones de ellos) añade un punto de PIB, según el informe de la OCDE, ICTNET 2013-2016. Voy a decir una redundancia: Telefónica es una Telco Digital, es una operadora de Telecomunicaciones y está llevando la voz cantante en Europa en Digitalización, Big Data, Cloud Computing, Robótica e Inteligencia Artificial, que es lo mismo que he visto yo en el Silicon Valley en los dos últimos meses en empresas como Intel y HP Inc y HPE.

Sigo viendo patrocinadores y me encuentro con un banco español, CaixaBank, primera entidad financiera nacional por cualquier criterio y mejor banco tecnológico del mundo (The Banker, Euromoney) en los cuatro últimos años. Aparece Cellnex Telecom, filial de Abertis y de La Caixa, quien a su vez es accionista de Gas Natural Fenosa, primera compañía energética del mundo, líder en innovación tecnológica de su sector. Cellnex Telecom, con orígenes catalanes, es líder europeo en gestión de infraestructuras de telecomunicaciones. Está El Corte Inglés, líder en Gran Distribución en Europa y líder en comercio electrónico en España.

Hablo tanto de empresas españolas, porque veo pocas multinacionales entre los patrocinadores y participantes. Y, si el sector TIC tradicional lo componen multinacionales extranjeras, al igual que el nuevo meta sector TIC, para mí es de cajón que han de implicarse más en nuestro país si quieren tener peso específico y, sobre todo, hacer realidad el lema de este encuentro en Santander: que España sea digital.

En el primer campo tenemos a SAGE, HP, IBM, Microsoft, Fujitsu, SAP, Oracle, Toshiba, etc. En el segundo a Amazon, Facebook, Apple, Samsung y Google. Todas estas empresas tienen presencia en España. Va en su propio interés el hacer que nuestro país sea digital. Pero, para conseguirlo, no basta con generar demanda e intentar vender. Hay que invertir. Hay que generar empleo. Hay que implicarse socialmente. Hay que contribuir a la buena marcha de la economía. De lo contrario “la policía, que no es tonta”, se da cuenta de que son palabras huecas y vacías y que, toda vez celebrado el encuentro, “si te he visto, no me acuerdo”.

Existen dos ejemplos de excelencia, que un anglosajón denominaría como de “best practices”: SAGE, porque está implicada hasta las cachas con nuestro tejido empresarial, compuesto mayoritariamente por pymes y autónomos. HP y HPE, que, desde que fuera presidida en España como Hewlett-Packard por Juan Soto Serrano, ha sido una empresa -hoy dos- tan norteamericana como española.

No es tan difícil dar el salto. No hay falta fe: tenemos presente el ejemplo norteamericano, donde las TIC lo impregnan positivamente todo. Si no, sería imposible que las cuatro primeras empresas del mundo sean norteamericanas y TIC al mismo tiempo: Apple, Google, Microsoft, Amazon.

Los políticos hablan de voluntad política, para sacar adelante sus programas. Aquí, cabe hablar de voluntad empresarial. De tomarse en serio el que España sea un país digital. Población general y empresas lo están deseando, porque es bueno en sí mismo y para todos. Como muestra, un botón: el 78% de aquellos que encuentran trabajo a través del SPEE (antiguo INEM) tienen capacidades tecnológicas, es decir, cuando menos, saben utilizar un ordenador conectado a internet.

Si las TIC sirven para crear empleo, es fácil deducir que, como en Estados Unidos, también serán útiles para el crecimiento económico, que es lo que necesitamos. Eso sí: a Dios rogando y con el mazo dando…

jorge diaz cardielJorge Díaz-Cardiel. Socio Director General de Advice Strategic Consultants. Economista, Sociólogo, Abogado, Historiador, Filósofo y Periodista. Ha sido Director General de Ipsos Public Affairs, Socio Director General de Brodeur Worldwide y de Porter Novelli International; director de ventas y marketing de Intel Corporation y Director de Relaciones con Inversores de Shandwick Consultants. Autor de más de 5.000 artículos de economía y relaciones internacionales, ha publicado más de media docena de libros, como La victoria de América, Éxito con o sin crisis y Recuperación Económica y Grandes Empresas, Obama y el liderazgo pragmático, La Reinvención de Obama, Contexto Económico, Empresarial y Social de la Pyme en España, entre otros. Es Premio Economía 1991 por las Cámaras de Comercio de España.

About Author

Jorge Díaz-Cardiel

Jorge Díaz-Cardiel

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!