Conecta con nosotros

Noticias

Brother DCP-L6600DW, análisis

Publicado el

Con su nueva serie L6000, Brother ha realizado un esfuerzo técnico muy importante en términos de mejora en la gestión del papel y reducción del coste por copia con el objetivo de ampliar su espectro de mercado; analizamos la nueva Brother DCP-L6600DW, uno de los modelos más equilibrados de la serie y especialmente recomendado para volúmenes de impresión de hasta 7.500 páginas al mes.

Las sopresas con la nueva máquina de Brother comienzan incluso antes de instalarla; los ingenieros de la compañía japonesa han integrado tecnología de última generación y prestaciones profesionales en un chasis realmente compacto que podemos colocar en casi cualquier sitio con la configuración de serie. No hay alardes estéticos, pero un examen detenido revela una máquina bien construida, con materiales de buena calidad y refuerzos en puntos clave como las bisagras de las partes móviles o los raíles de las bandejas de papel.

A nivel técnico estamos ante una multifunción láser monocromo, que incluye funciones de impresión, escaneado y copia (existen modelos en la serie que también incorporan fax). De serie, declara una velocidad de 46 páginas por minuto y ofrece una capacidad de entrada de 520 hojas, ampliable hasta 2080 con distintas configuraciones de bandejas adicionales.

dcp-l6600dw-1

Las novedades de la serie van orientadas a optimizar el manejo del papel (hablamos de ello con detalle en este artículo), integrar nuevos toners de alta capacidad y reducir las necesidades de mantenimiento con el objetivo de conseguir un coste por copia realmente competitivo.

En lo relativo al hardware, Brother combina un solvente procesador Cortex-A9 a 800 Mhz con 512 Mbytes de RAM, mimbres más que suficientes para afrontar las colas de trabajo más exigentes. La máquina ofrece una resolución de hasta 1.200 x 1.200 ppp, más que suficiente para el escenario de uso al que va orientada; en este punto, merece la pena destacar los 7,5 segundos en los que puede tener lista la primera página impresa, una cifra notable.

El escáner integrado funciona a 1.200 x 1.200 ppp (600 x 600 ppp si usamos el alimentador automático de documentos) y alcanza una velocidad de hasta 50 digitalizaciones por minuto en blanco y negro y 20 en color, cifras excelentes para un producto destinado a entorno profesional.

dcp-l6600dw-2

Nuestras pruebas

Como es habitual, probamos la máquina con una batería de pruebas que combina texto plano con gráficos e imágenes con el objetivo crear un escenario de trabajo lo más parecido posible al real.

En las pruebas utilizamos la configuración más estándar posible tal y como la ofrece el fabricante, pero es importante tener en cuenta que los resultados pueden variar en función de las opciones de personalización que activemos. También enviamos los trabajos desde un PC conectado por Ethernet, aunque hemos probado en profundidad las opciones de envío remoto y desde dispositivos móviles.

La Brother DCP-L6600DW cumple con sobresaliente en nuestro banco de pruebas, consiguiendo unas 35 páginas por minuto y un tiempo de primera impresión de solo 7 segundos. Realizando pruebas de estrés con varios trabajos al mismo tiempo tanto el hardware como el driver de impresión muestran la fiabilidad y estabilidad que esperamos en un producto de su categoría.

Más allá de prestaciones, la propuesta de Brother está repleta de pequeños detalles diseñados para hacer más fácil la vida diaria de los usuarios. Así, las bandejas de entrada incorporan sensores capaces de detectar la cantidad de papel disponible y las de salida son capaces de pausar un trabajo si detectan que se va a saturar la bandeja.

Otra función muy interesante es la posibilidad de personalizar, vía software, qué papel vamos a utilizar en cada bandeja. Así, por ejemplo, si enviamos un documento para imprimir en calidad borrador la impresora elegirá automáticamente papel reciclado y si se trata de un trabajo final optará por el de máximo gramaje disponible. Incluso es posible configurar una bandeja con papel “separador” que facilite considerablemente la clasificación de grandes tiradas insertando un folio entre cada trabajo completado.

Valor añadido como la posibilidad de imprimir desde dispositivos móviles, la personalización de panel de control en función de nuestras necesidades o la protección y seguimiento de usuarios mediante pin suman a un producto muy mejorado respecto a las generaciones anteriores.

La digitalización, clave para la gestión documental

La gestión y organización de documentación digital se ha convertido en un asunto de gran importancia para muchas empresas. Por ello, a la hora de elegir un sistema multifunción, valoran las posibilidades de la máquina como herramienta para transformar impresión en archivos digitales con los que trabajar de forma sencilla, rápida y segura.

Brother, fabricante con dilatada experiencia en el mundo del escáner, puede presumir de una multifunción capaz de escanear con gran velocidad y precisión; en nuestras pruebas hicimos tandas de digitalización de hasta 36 páginas en blanco y negro (prácticamente el doble en modo dúplex) y 14 en color, cifras que la convierten en una opción muy interesante para cualquier pyme.

De nada sirve un gran hardware sin un software a la altura y, afortunadamente, Brother incorpora soluciones muy bien integradas con la máquina y que se pueden aprovechar desde el primer minuto. Nos ha gustado mucho la posibilidad de convertir un escaneo masivo en un archivo PDF único o dividirlo, lo bien que funciona la posibilidad de escanear y enviar por email y el algoritmo capaz de eliminar fondos coloreados de facturas o tickets automáticamente, sin tener que editar a posteriori con software. Excelente calificación en este apartado.

Conclusiones

La Brother DCP-L6600DW es un producto sólido y fiable, que ofrece un notable  rendimiento y puede presumir de una excelente relación entre calidad, precio y prestaciones.

El fabricante ha realizado un importante esfuerzo por mejorar la amortización de la máquina incluyendo tóners de hasta 12.000 páginas, ampliando la duración del tambor hasta las 50.000 y manteniendo el coste por debajo de los 700 euros (689 euros, IVA no incluido).

En el lado positivo, merece la pena destacar la gestión del papel, la robustez y el rendimiento de la impresión y el valor añadido en forma de funciones y características que, lejos de engordar la hoja de especificaciones, están bien integradas y son útiles para cualquier perfil de usuario.

A mejorar quizás la pantalla LCD integrada, demasiado básica y con un nivel de respuesta mejorable y algunos materiales que, sin ser claves para el funcionamiento, tienen margen de mejora aunque ello conlleve una ligera subida de costes.

En definitiva, una de las mejores máquinas del mercado en su rango de precios y un opción de compra a valorar por cualquier empresa que necesite una solución multifunción completa, de mantenimiento económico y capaz de afrontar escenarios de entre 5.000 y 8.000 impresiones mensuales.

Más información | Brother

recomendado mcpro

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!