Conecta con nosotros

Noticias

Frances Haugen declara que Facebook daña a los niños, aviva la división y debilita la democracia

Publicado el

Facebook

Semana negra para Facebook. Al mayor apagón de su historia se unieron el pasado domingo de las revelaciones sobre la compañía hechas en televisión por una antigua empleada de la compañía, la ingeniera Frances Haugen, autora de una filtración de varios miles de documentos internos al New Work Times y que no deja precisamente en buen lugar a la red social. Pocas horas después de conocerse su identidad, y de que el apagón online de todos los productos de Facebook se solucionase, Haugen ha declarado como testigo ante el Subcomité de Protección al Consumidor del Senado de Estados Unidos sobre los documentos que filtró. Y sus declaraciones han echado todavía más leña al fuego y avivado el revuelo que causaron inicialmente.

Entre otras cosas, ha declarado que Facebook está en «bancarrota moral«, y ha pedido a los legisladores estadounidenses que supervisen de manera mucho más activa que ahora a la red social, ya que apunta que sus productos «dañan a los niños, avivan la división y debilitan nuestra democracia«. En su testimonio, Haugen ha dicho a los senadores que Facebook está desperdiciando su potencial para sacar lo mejor de la gente, para centrarse en priorizar sus beneficios sobre el bien común.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Para ella, los legisladores deberían tomar cartas en el asunto y abordar el papel cada vez más destructivo que la empresa tiene en la sociedad, además de pedir más supervisión para ella y asegurar que debería estar obligada a desvelar más información. También apoyó una revisión de la sección 230, una ley considerada fundamental para Internet en Estados Unidos y enfatizó que «el Congreso puede cambiar las normas según las que se rige Facebook y detener los muchos daños que está causando«.

La comparecencia puso de manifiesto que la red social sigue estando en el candelero por el daño que sus plataformas pueden causar. Durante los últimos meses no ha estado ajena a diversos escándalos, algunos relacionados con la privacidad de datos. El último, sobre el contenido de los documentos, muchos de los cuales demuestran que Facebook es consciente del daño que pueden ocasionar sus plataformas, incluso a adolescentes.

Haugen: «Facebook busca crecer a cualquier precio«

Haugen manifestó en la audiencia que las decisiones que se tomaban en la empresa son desastrosas, y reconoció que los problemas a afrontar son complejos. Pero también destacó que mientras trabajó en Facebook se dio cuenta de una gran verdad, de que «casi nadie fuera de Facebook sabe lo que pasa dentro de Facebook, que puede avanzar admitiendo que sus directivos eligieron mal y declarando la bancarrota moral«.

La declarante, que trabajó como Responsable de producto del equipo de desinformación cívica de la compañía, aseguró también que Facebook «esconde información vital de manera intencionada del público, del gobierno de Estados Unidos y de los gobiernos de otros países del mundo«. Además, afirmó que la red «busca crecer a cualquier precio«, lo que implica que los beneficios que consigue se consiguen «a costa de nuestra seguridad». A su vez, Facebook está animando a que haya «más división, más daño, más mentiras, más amenazas y más lucha. Nadie de verdad entiende las elecciones destructivas que hacen en Facebook, excepto ellos mismos«.

Cuando le preguntaron sobre el uso de algoritmos y de listados basados en interacción para promocionar tipos de contenido concretos que pueden hacer daño, Haugen manifestó que «Facebook sabe que sus algoritmos de amplificación pueden llevar a niños de temas inocuos, como recetas de cocina saludables, a contenido que promueve la anorexia en un periodo de tiempo bastante corto«. Haugen asegura que la red ha recreado experimentos para probar algoritmos de amplificación que podrían llevar a esta transición de temas seguros a otros peligrosos, y que por tanto, la empresa sabe que esto sucede.

Ante acusaciones previas de que Instagram era dañino para los adolescentes, Facebook anunció hace unos días que iba a detener temporalmente su plataforma Instagram para niños, alegando que necesitaban más tiempo para trabajar de manera más cercana con padres, expertos y reguladores. Pero Haugen no compra este discurso, y sugirió en su declaración que bien podríamos ver la plataforma desplegada en un año. Sobre esto, ha destacado que «Facebook comprende que si quieren seguir creciendo, tienen que encontrar usuarios nuevos. Lo harán de manera que se asegurarán de que los niños establecen hábitos antes de la autorregulación«. Cuando se le preguntó si lo que sugería es que lo harían enganchando a los niños, Haugen estuvo de acuerdo.

Los senadores del comité, duros con Facebook

El Presidente del Comité, el Senador Richard Blumenthal, se mostró bastante crítico con Facebook, señalando que en la declaración se reflejaba que «su beneficio era más importante que el daño que habían causado«. Además, Haugen pidió al Senado que actuase, destacando que «una empresa con una influencia sobre la gente tan aterradora necesita una supervisión real. No obstante, su diseño cerrado implica que no hay supervisión. Facebook puede cambiar pero está claro que no lo hará sola«.

Algunos senadores utilizaron la comparecencia para acusar a Mark Zuckerberg de lo que pasaba. Blumenthal declaró que «debería mirarse en el espejo» y señaló que «su nuevo modus operandi es: cero disculpas, no admitir nada y no hacer nada«. Por su parte, el Senador Edward Mackey, un demócrata de Massachusetts, subrayó refiriéndose a él que su tiempo «de invadir la privacidad, la promoción de contenido tóxico y acecho a adolescentes y niños se ha terminado. El Congreso debería pasar a la acción. Puedes colaborar con nosotros o no. Pero no permitiremos más que tu empresa dañe a nuestros hijos, nuestras familias y nuestra democracia«.

Los legisladores estadounidenses, tanto republicanos como demócratas, emplearán probablemente el testimonio de Haugen para informar del tipo de regulación que podría ayudar a las redes sociales como Facebook a rendir más cuentas. De hecho, en una poco habitual demostración de unión, senadores de ambos partidos expresaron la necesidad de tomar medidas para regular la red social.

De hecho, los legisladores ya han valorado la revisión de la mencionada sección 230, una ley federal que protege a las empresas de internet de responsabilidades sobre el contenido generado por sus usuarios. Haugen dijo que es probable que Facebook eliminase el ranking basado en la interacción si los legisladores hacían a la red social responsable de sus rankings con una reforma de la ley, apuntando que «Facebook sabe que cuando eligen el contenido en el que nos centramos usando algoritmos, pasamos más tiempo en la plataforma, y hacen más dinero«.

Desde Facebook niegan todo

Mientras se producía la audiencia, Andy Stone, un portavoz de Facebook, se dedicó a tuitear en respuesta al testimonio de Haugen, apuntando que trabajó en la empresa menos de dos años y que nunca acudió a una reunión con determinados directivos. Evidentemente, dijo que no estaban de acuerdo con mucho de lo que ella dijo, aunque apuntó que era hora de empezar a crear normas estándar para Internet. Stone fue duramente contestado por otros tuiteros, así como por varios legisladores. como la Senadora Marsha Blackburn, que forma parte del subcomité ante el que se hizo la declaración, y que le invitó a declarar bajo juramento.

Terminada la audiencia, Mark Zuckerberg publicó una declaración en su perfil de Facebook, en la que, por si alguien tenía alguna duda de por dónde iba a ir su reacción, lo niega todo. El CEO de la compañía señala que las alegaciones de que la red social prioriza el beneficio a la seguridad y el bienestar «es sencillamente falso«. Zuckerberg asegura que en la empresa se preocupan «por temas como la seguridad, el bienestar y la salud mental. Es complicado ver cobertura que tergiversa nuestro trabajo y nuestros motivos. En el nivel más básico, creo que la mayoría de nosotros no reconocemos la imagen falsa de la empresa que se está dando. El argumento de que impulsamos deliberadamente contenido que enfada a la gente por conseguir beneficios es profundamente ilógica«.

Zuckerberg destacó también que en la compañía consiguen dinero «de la publicidad, y los anunciantes nos dicen constantemente que no quieren sus anuncios cerca de contenido dañino o que enfada. Y no conozco ninguna compañía tecnológica que se dedica al desarrollo de productos que enfadan o deprimen a la gente. La moral, el negocio y los incentivos de producto apuntan todos en dirección contraria«.

Facebook publicó hace unos días dos de los documentos filtrados por Haugen al Wall Street Journal, con anotaciones, después de que el diario publicase otros seis que constituyen la base de su investigación. Zuckerberg dice que muchas de las acusaciones vertidas por ellos «no tienen ningún sentido«.

También asegura que «si quisiéramos ignorar la investigación, en primer lugar, ¿por qué crearíamos un programa de investigación puntero para comprender estos temas tan importantes? Si no nos importase la lucha contra el contenido dañino, ¿por qué damos empleo a más personas dedicadas a ello que cualquier otra empresa de nuestro sector, incluso otras más grandes? Si quisiéramos esconder nuestros resultados, ¿Por qué hemos establecido un estándar líder del sector para la transparencia y para informar sobre lo que hacemos?«.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!