Conecta con nosotros

A Fondo

Windows 11 SE: tras los pasos ¿mejorados? de Windows 10 S

Publicado el

Solo el 40% de usuarios de Windows sabe que existe Windows 11

Corren ríos de tinta estos días sobre el que podría ser el nuevo sistema operativo de Microsoft. Y es que aunque no hay nada confirmado de forma oficial, los rumores apuntan a que los de Redmond estarían preparando una versión modificada de Windows 11, destinada a estudiantes y equipos con especificaciones técnicas modestas: Windows 11 SE

Si la historia os suena familiar es porque desde luego, no es la primera vez que Microsoft intenta competir con Google y sus Chromebooks en el sector educativo. Windows RT primero, el desastroso Windows 10 S más tarde (conocido posteriormente como S Mode) y un nunca lanzado Windows 10X (se convertiría en la base de Windows 11), forman parte de una historia, en la que la compañía ha acumulado un fracaso tras otro.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Si la experiencia sirve de algo y si efectivamente Microsoft quiere volver a intentarlo con este supuesto Windows 11 SE, va a tener que hacer las cosas de forma diferente. Como apuntan en Tech Radar, en el camino hacia esta nueva aventura, hay unos cuantos errores que puede evitar cometer…de nuevo.

No hacerlo a medias

Uno de los principales motivos por lo que Windows RT se convirtió en un flop y por el que también Windows 10 S nunca llegó a triunfar, es porque ni eran sistemas operativos destinados a cumplir con los requisitos de estudiantes e instituciones educativas, ni estaban adaptados a las características técnicas de los equipos más modestos.

En realidad, lo único que ofrecía Microsoft era una versión reducida del sistema operativo del que partía (Windows 8, Windows 10), presentando además limitaciones importantes en su funcionamiento…siendo la más destacable el solo poder instalar aplicaciones de la Microsoft Store.

En realidad el código de base seguía siendo el mismo, por lo que los equipos con especificaciones modestas, seguían teniendo dificultades para ejecutar con agilidad un S.O tan grande y pesado como por ejemplo Windows 10.  El resultado, es que Windows 10 S ofrecía una experiencia en la que se combinaba lo peor de los dos mundos: un sistema operativo recortado, que además ofrecía un rendimiento mediocre en un hardware barato.

Aprender de ChromeOS

Por otro lado, si ChromeOS se ha convertido en todo un éxito y triunfa entre los estudiantes, es porque ha conseguido hacer exactamente todo lo contrario: ofrecer un rendimiento excelente en equipos de prestaciones básicas.

Es cierto que con el paso del tiempo, marcas como Samsung, Acer, HP o Lenovo han llegado a presentar Chromebooks con prestaciones mucho más avanzadas y que pueden competir en especificaciones con portátiles Windows de gama media. Pero también lo es, que el punto de partida para poder acceder a una gran experiencia Chrome OS es realmente asequible.

Por poco más de 200 euros, podemos encontrar equipos que con 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento interno, ofrecen a los estudiantes todo lo que necesitan, sin penalizar su experiencia. ¿Sabéis cómo se comporta Windows 10 en un equipo de 200 euros?

Si la estrategia de Google funciona es porque rodea la experiencia Chromebook de una excelente suite de aplicaciones en la nube, que además, se integran de forma espectacular en el escritorio. Al ser además un sistema operativo muy ligero, la autonomía se dispara, permitiendo que los estudiantes puedan ir y venir de su centro sin necesidad de recargar la batería.

Cuando Microsoft decidió que en Windows 10S solo se podrían instalar aplicaciones de la Microsoft Store, puede que tuviera en mente precisamente esto. Sin embargo, la experiencia demostró más tarde que la autonomía de estos equipos era la que era y que con decenas de procesos de Windows 1o corriendo en segundo plano, no se podía hacer mucho más.

Ahora bien, Microsoft sí que ha demostrado ser muy capaz de hacer un gran navegador con Microsoft Edge, mejorando por ejemplo su consumo de recursos frente a Google Chrome. Una experiencia Windows 11 SE que precisamente girase en torno a Edge y los servicios on-line de los de Redmond, podría tener sentido.

¿Qué necesitan los estudiantes?

Finalmente, Microsoft tiene que ser capaz de entender las necesidades de los estudiantes, para a continuación, poder presentarles una oferta atractiva. Tiene desde luego sentido afirmar que limitar la instalación de aplicaciones a lo que pueden encontrar en la Microsoft Store, es una forma de mejorar la seguridad de la plataforma.

Ahora bien, al mismo tiempo que se hace esta afirmación, la compañía tiene que asegurarse que los estudiantes van a encontrarse en esa plataforma aplicaciones atractivas, populares, que estén deseando utilizar porque les proporcionan un valor real. Todos sabemos que hasta ahora este no ha sido el caso.

Aquí sin embargo, hay motivos para la esperanza. La tienda de aplicaciones de Windows 11 no solo ha abierto sus puertas para que prácticamente cualquier desarrollador pueda monetizar sus programas de la forma que considere oportuna, sino que también ha comenzado el soporte para aplicaciones de Android, lo cual podría representar un gran impulso en este terreno.

Entre los rumores que rodean a este lanzamiento, destaca el que la compañía sí que permitiría en esta ocasión la instalación de aplicaciones Win32, que son de largo las más numerosas para el S.O de Microsoft. A cambio, Windows 11 SE eliminaría algunos de los elementos que más pueden provocar distracciones en los estudiantes, como los widgets, los anuncios que promocionan el uso de Edge y Bing y la aplicación «Your Phone», facilitando así que en clase los estudiantes dejen de lado sus teléfonos móviles.

Equipos preparados para Windows 11 SE

Ahora bien, si Microsoft quiere que su estrategia funcione esta vez, no solo tiene que ser capaz de diseñar un S.O atractivo, sino contar con los equipos adecuados para poder ejecutarlo. Tal y como ha hecho con la gama Surface, a la que ha convertido en una referencia para mostrar lo que Windows 10 y Windows 11 deben ser, no estaría mal que Windows 11 SE tuviese su propio marco de referencia.

Según afirman en Tom’s Hardware, en algún momento de 2022, la compañía podría sorprender con una Surface especial para estudiantes, basada probablemente en el diseño y las prestaciones que ya ofrece en su línea Go. Si esto se produce y el lanzamiento es bueno, será una gran noticia para todo el sector.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!