28 de septiembre de 2016

MuyComputerPRO

La nube ha llegado para quedarse

La nube ha llegado para quedarse

La nube ha llegado para quedarse
octubre 26
13:32 2009

En relación al cloud computing, todos los expertos coinciden en que es el futuro de la tecnología. Su implantación depende de la información que se dé y los servicios que ofrezcan las compañías especializadas. Raúl Álvarez, software consulting manager de BMC Software en España y Portugal, afirma que su empresa está ayudando a sus clientes a prepararse para esta inevitable transición, que se puede hacer paso a paso.

 

 

 

 

 

 

 

MuyComputerPRO: Aunque las empresas están cada vez más concienciadas de los beneficios del cloud, todavía hay cierta confusión sobre cómo hacer posible esta transición. ¿Qué es lo que más temen?

Raúl Álvarez: La reciente confusión e incertidumbre sobre la creación y puesta en marcha de esos entornos con un coste efectivo y de manera controlada está empezando a disminuir según se va conociendo más información y casos de cloud. Comprometerse con una iniciativa estratégica de cloud computing para la organización de TI requiere un claro entendimiento del valor que se recibirá, los recursos requeridos y el mejor enfoque para que la gestión sea efectiva.

 

Los consumidores necesitan estar seguros de que están conformes y que conocen a fondo los niveles del servicio con un alto nivel de gestión y medidas de seguridad. Más importante es como los consumidores comienzan el movimiento de sus aplicaciones a la nube o el desarrollo de aplicaciones específicamente para aprovechar las ventajas de los que ya son usuarios del cloud computing, que deben de estar avisados de que sin la gestión efectiva de las soluciones no hay ganancias asociadas con la mejor utilización.

 

Además, es una realidad que partidas de capital más bajas pueden ser eliminadas o reducidas de forma significativas por el aumento de los costes administrativos y por otras partidas de operaciones. Mediante el uso de un servicio de gestión de cloud global, muchas organizaciones son capaces de hacer frente a estos cambios.
 

 

 

 

 

 

 


MCP: ¿Cómo puede ayudar BMC a acercar a sus clientes al entorno cloud?

RA: Las soluciones integradas BSM de BMC Software ofrecen la gestión cloud necesaria para conseguir ventajas empresariales, convivencia y solidez. Los consumidores están cambiando a BMC Software para ser capaces de construir, aprovisionarse y gestionar su propia infraestructura cloud.

 

Si el consumidor opta por implementar una estrategia de cloud pública, privada, o híbrida para su organización de TI, deberá aplicar los mismos niveles de capacidad de gestión de los servicios a la nube como hacen para sus infraestructuras físicas y virtuales. Los tres modelos de cloud computing necesitan un fuerte y riguroso proceso de TI para poder soportar los objetivos de gestión del servicio.

 

Las soluciones de BSM (Business Service Management) para cloud computing dan a las organizaciones de TI el control, la visibilidad y la garantía que necesitan para automatizar y gestionar entornos cloud altamente dinámicos y virtualizados. Este enfoque está ayudando a emprendedores y proveedores de servicios a darse cuenta del potencial del cloud computing. BSM es un enfoque global y una plataforma unificada para el uso de TI.

 

Fundamentalmente, lo que “hace” el cloud es muy común en la gestión de la tecnología. La base que permite la infraestructura de una solución de cloud suele estar construida en la cima de un servidor de productos básicos, una capa de virtualización de la tecnología y, por encima de todo esto se encuentra la capacidad de gestionar.
 

 

 

 

 

 

 

BSM integra específicamente las siguientes soluciones que hacen posibles los entornos privados de Cloud Computing:

– Suite BMC Remedy IT Service Management: el producto líder del mercado para permitir la gestión de solicitud de servicio, la gestión de nivel de servicio, el gobierno de los procesos de cambio y la orquestación de los procesos ITIL.

– BMC BladeLogic Operations Manager: permite un rápido aprovisionamiento y la configuración de los recursos del servidor, apoyo a los recursos virtualizados y la ejecución de las políticas de cumplimiento.

 
– BMC Atrium Orchestrator: para la orquestación del flujo de trabajo, la integración de tareas y la automatización de la carga de trabajo.

 
– BMC Capacity Management: para la planificación física a virtual y la optimización de recursos en curso.
 

La plataforma BSM de BMC nos permite aprovisionar nuestros servicios de cloud de forma más rápida, y con costes más eficientes y con la garantía de que estamos ofreciendo a nuestros clientes el mayor nivel de experiencia posible. El resultado es un desarrollo simplificado y racionalizado de un ambiente virtualizado de bajo coste, recursos para aplicaciones y servicios de nubes privadas y públicas.

MCP: ¿Esto podría ser exportado a la pyme? ¿Resultaría también rentable?

 

RA: Sí, una pyme no es diferente a una gran compañía cuando requiere los mismos procesos de gestión y controles de la nube. Como las pymes quieren aprovechar las ventajas del cloud computing, es más probable que apliquen los mismos procesos y virtualización de la infraestructura, la cual requiere herramientas fuertes de gestión para proporcionar las mismas capacidades que a una gran empresa. Cuanto más efectivas e integradas sean las herramientas, menor es el coste en la administración de la infraestructura y su gestión.

 

 

 

 

 

 

 

MCP: Puede que haya compañías que quieran adoptar el cloud computing de manera progresiva. ¿Qué pasos o procesos aconsejarían desde BMC, que dieran estas empresas?

RA: BMC está ayudando a sus clientes a prepararse para esta transición, ofreciendo una aproximación a la nube paso a paso, uniendo las tecnologías fundacionales – como la virtualización, el auto aprovisionamiento, el cumplimiento y la vigilancia – en una oferta unificada de gestión. Un enfoque BSM es capaz de dar respuesta a las necesidades de la organización, orquestar y proporcionar capacidades a través de sus recursos de TI existentes y las nubes en minutos en vez de en semanas.

 

El primer paso debería ser entender el “caso de uso” para aplicaciones, haciendo esto identificaremos la potencial oportunidad de cloud. Para hacer funcionar una nube privada el control y la seguridad son el principal factor para cambiar la aplicación a una nube pública porque está basada en una web y aprovecha las ventajas de Amazon EC2, Microsoft o Google, o de otras “redes” de distribuidores de APIs.

 

El siguiente paso sería el de examinar cada infraestructura para ver que más se puede hacer o debe ser virtualizado, en un esfuerzo por controlar VM Sprawl, etc. Después hay que asegurarse de la buena gestión y de que los procesos de TI están en el lugar para “automatizarse” todo lo posible. Las peticiones se siguen a través de un sistema de gestión de cambios y automáticamente son aprovisionadas y configuradas en minutos. Esta interfaz también puede soportar el servicio de desprovisionamiento y las propuestas de cambio de servicio, reduciendo el tiempo para levantar aplicaciones y recursos.

 

 

 

 

 

 

MCP: Además de sus ventajas, parece que la nube tiene una serie de “riesgos ocultos”, según leíamos hace unas semanas en un artículo de Gina Trapani, en Business Week. ¿Está de acuerdo con esto?

RA: En las nubes privadas, depende de las necesidades y los resultados esperados de la gestión de las nubes internas, pero los riesgos que hay son similares a los de cualquier esfuerzo interno de TI como el fallo de ejecución, en el control de gastos, las faltas de procesos de gestión fuertes, etc.

En las nubes externas (públicas) hay más riesgos pero son similares a aquellos que surgen en cualquier situación de externalización como la protección de datos, la privacidad, el nivel de conformidad, etc.

MCP: ¿Qué contribuirá a su desarrollo? ¿La información, las soluciones innovadoras, las transiciones rápidas y económicas….?

RA: El cloud computing ha llegado para quedarse. Es la evolución natural de unas tecnologías específicas y sus estándares como la virtualización, grid computing e ITIL. Hay vendedores que están ofreciendo capacidades para construir aplicaciones en la Nube como RackSpace, o que están ofreciendo recursos informáticos sin refinar y la infraestructura para aprovechar las ventajas de las Nubes públicas, esto está empezando a hacer evidente que las herramientas de gestión fuertes, como BSM para Cloud Computing son necesarias.

 

Los clientes que pueden aprovechar las ventajas de estos tipos de Nubes y entornos hoy, van a ser capaces de reducir sus gastos operacionales y de capital el día de mañana.
 

Raúl Álvarez, Software Consulting Manager de BMC Software en España y Portugal.

 

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!