10 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

¿Un centro de datos dinámico?

¿Un centro de datos dinámico?

¿Un centro de datos dinámico?
abril 26
12:53 2010

El centro de datos dinámicos es una innovación en el mundo tecnológico que nace como resultado de la virtualización y automatización de los sistemas tradicionales. Estos dispositivos ofrecen grandes ventajas pero hay que saber usarlos para sacarles el máximo rendimiento posible. Ajay Singh, vicepresidente y director de Service Assurance de BMC Software nos ofrece un resumen de esta evolución del centro de datos.

 

 

 

 

Las tecnologías como la virtualización y la automatización han dado pie a un modelo completamente nuevo para el centro de datos: el centro de datos dinámico. Gracias a esta transición, las organizaciones de TI pueden ofrecer los servicios adecuados a los lugares adecuados y en el momento correcto en un entorno de negocio que cambia rápidamente. No obstante, al igual que sucede con cualquier innovación tecnológica, el centro de datos dinámico conlleva un desafío de gestión. La TI deben garantizar un cumplimiento continuo de las normativas en un entorno mucho más dinámico y complejo.

Al permitir realizar unas operaciones proactivas, BSM y sus tecnologías de soporte ayudan a la TI a superar el desafío. Con BSM, la TI puede cumplir la promesa del centro de datos dinámico de conseguir un nivel de contribución de valor anteriormente imposible para el negocio. Al mismo tiempo, pueden reducir los gastos de capital y los costes operacionales. Y eso no es todo. La implementación de BSM capacita a la organización para gestionar la evolución continua del centro de datos dinámico hacia su siguiente forma principal: cloud computing.

Una organización es como un organismo vivo: si quiere tener éxito y crecer, debe ser consciente de su entorno y operar en armonía con él. El entorno del negocio es complejo y altamente dinámico y requiere una infraestructura de TI ágil y que pueda actuar de forma sincronizada con él. Para cumplir este requisito, las organizaciones están transformando el modelo del centro de datos, pasando de ser estático y de recursos especializados a ser altamente dinámico y de recursos compartidos.

 

 

 

 

En el nuevo modelo, el centro de datos responde de forma continua y se adapta a su entorno cambiante. Los recursos virtuales aparecen, se mueven dinámicamente entre los recursos físicos y desaparecen. La gestión de la capacidad cambia de un modelo previsor a un modelo puntual. Estos cambios se traducen en un descenso espectacular del número de recursos físicos necesarios, lo que aumenta la utilización de recursos y reduce los gastos de capital y los costes de gestión.

La transición de un enfoque reactivo a proactivo requiere:

– La capacidad de prever los problemas en función de las condiciones observadas y de tomar medidas para evitar que se produzcan, como ocurren con la previsión de tormenta que realizan las compañías aéreas. Éstas redirigen los vuelos afectados aún en tierra, para que tengan un menor impacto en el cliente y los costes
 

– Un cambio del enfoque desde una mejora del tiempo medio de reparación a la mejora del tiempo medio entre fallos. Esto requiere la capacidad de realizar predicciones a corto plazo en función de las condiciones observadas y de actuar rápidamente en función de dichas predicciones.

– Capacidad para evaluar el impacto de las acciones en la entrega del servicio antes de realizar dichas acciones. Al planificar la virtualización, por ejemplo, el personal de TI debe ser capaz de simular, por adelantado, la combinación óptima de servidores físicos y virtuales sin tener que construir y probar diferentes combinaciones.
 

– El personal de TI debe ser capaz de realizar predicciones a largo plazo en función del análisis de tendencias y actuar según esas predicciones para evitar futuros problemas. 

 

 

 

 

Una gestión proactiva ayuda a la TI a evitar muchos de los problemas de ejecución en tiempo real de la gestión reactiva. El enfoque reactivo es ineficiente e introduce riesgos. Las estadísticas de la industria muestran que la reacción a un problema de alta prioridad, después de que suceda, suele hacer que tenga que arrimar el hombro un equipo de catorce profesionales de TI aproximadamente.

Todas estas personas tienen unas vistas diferentes y fragmentadas de la infraestructura de TI, y pueden utilizar diferentes herramientas. Y lo que es más, los profesionales suelen confiar en su propia creatividad para restaurar el servicio con rapidez. Al hacerlo, pueden realizar acciones fuera de banda (out-of-band) que no cumplan las políticas internas o las normativas externas, y que podrían traducirse en la realización de cambios no autorizados, por parte de personal no autorizado y no controlados a fines de auditoría. Al pasar de un enfoque reactivo a otro proactivo, la TI puede actuar de forma más efectiva y eficiente, y cumpliendo las normativas, lo que reduce significativamente el riesgo.


BSM proporciona un centro de datos dinámico bajo control

La plataforma BSM proporciona un enfoque que permite a la TI cumplir el desafío de la gestión del servicio en el centro de datos dinámico. En el núcleo de BSM se encuentra una base de datos de gestión de la configuración (CMDB) que mantiene una vista única, integral y de toda la empresa del entorno de TI, incluidos los procesos, la tecnología y el personal. La vista abarca todos los dispositivos físicos y virtuales del entorno, sus configuraciones, y sus relaciones físicas y lógicas entre sí y la CMDB se mantiene constantemente actualizada con los cambios realizados a la infraestructura de TI.

Además, ofrece instrumentos para monitorizar la disponibilidad y el rendimiento. Monitoriza los componentes físicos y virtuales, e incluye la monitorización desde la perspectiva del servicio, como los tiempos de transacciones end-to-end. Y permite a la TI establecer y gestionar los niveles de servicio mediante métricas significativas para el negocio.

 

 

 

La plataforma tiene cuatro características que facilitan la transición de un enfoque reactivo a uno proactivo y permiten a las compañías centrarse en el servicio.

1 – Gestión proactiva de la disponibilidad y del rendimiento. Permite realizar un enfoque proactivo de la gestión de la disponibilidad y del rendimiento que permite a la TI maximizar el tiempo de funcionamiento y la eficiencia.


2 – Optimización de la capacidad.
Permite a la TI realizar un análisis de previsión en varias combinaciones de cargas de trabajo en servidores físicos, así como en varias combinaciones de servidores físicos y virtuales. Así, las organizaciones pueden mantener la calidad frente al cambio continuo, identificar las tendencias en las cargas de trabajo y garantizar una capacidad adecuada en el futuro.


3 – Automatización de la configuración.
En un entorno complejo y dinámico, mantener el control de la configuración es difícil pero necesario para reducir el riesgo. Con este servicio, todos los cambios se realizan de conformidad con las políticas internas y con las normativas externas, de modo que la TI puede gestionar más cambios en menos tiempo y sin dejar de cumplir con las normativas.

4 – Análisis del soporte operacional. Para aprovechar todo el potencial del centro de datos dinámico, mejorar la entrega de servicios reduciendo los gastos de capital y los costes de funcionamiento, es importante que la gestión de TI pueda: maximizar la utilización de activos, optimizar el gasto de proveedores y de activos, ejecutar los cambios de forma fiable, cumplir o superar los acuerdos de calidad del servicio y mejorar el servicio continuamente y mantener el cumplimiento continuo de las normativas con las licencias de software, las políticas internas y las normativas externas.

Ajay Singh, vicepresidente y director de Service Assurance de BMC Software.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!