Conecta con nosotros

Noticias

HPE Aruba acerca el futuro de Internet de las Cosas

Según un informe publicado por HPE Aruba el futuro de IoT es en realidad casi el presente y el 2019 será el año de adopción masiva de IoT por parte de las empresas.

Publicado el

estado iot

Uno de los problemas cuando hablamos de nuevas tecnologías es que casi nunca termina de quedar claro cuándo esa llegada se materializará. No ya en experiencias piloto, o de la mano de los early adopters, sino de forma generalizada en los sectores a los que se dirigen.

Esto, hasta hace poco, ha estado ocurriendo con Internet de las Cosas, un prometedor futuro de dispositivos conectados que pueden (y deben) cambiar el funcionamiento de empresas, ciudades, etcétera. Sin embargo, según un informe publicado por HPE Aruba ese futuro es, en realidad, casi el presente, y 2019 será el año de adopción masiva de IoT por parte de las empresas.

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

El informe se basa en entrevistas realizadas a 3.100 profesionales de TI relacionados con múltiples sectores (aquellos en los que Internet de las Cosas tiene un futuro más inmediato), y muestra tendencias de adopción por encima de las que habíamos visto hasta ahora.

Una de las principales razones de ello es que, de aquellos que ya han efectuado inversiones en este sentido, nada menos que el 88% afirma haber experimentado retorno de la inversión efectuada. Dicho de otra manera, las primeras experiencias prácticas ya se han mostrado innovadoras, efectivas y rentables. Así, en fución a dichos datos, más de la mitad de las empresas, el 57%, ya han adoptado algún desarrollo basado en IoT, y nada menos que el 85% tiene previsto hacerlo de aquí a 2019. ¿Y cuáles son los sectores que más rápido están adoptando Internet de las Cosas?

El puesto de trabajo

En esta infografía [puedes acceder a ella pulsando sobre el titular de arriba] de HPE Aruba cuentan que una de las áreas de trabajo en las que más rápido se ha producido la implantación de dispositivos de Internet de las Cosas es la relacionada con las condiciones de habitabilidad de la propia oficina (sistemas de iluminación o climatización) o con dispositivos personales, con más de siete de cada diez organizaciones (el 72%) con algún sistema. Gracias a ellos es posible optimizar el consumo de recursos (por ejemplo, monitorizando el uso de cada espacio y adecuando sus condiciones a las necesidades de cada momento).

De esta manera, el 78% de las empresas que han realizado inversiones en ese sentido ya han apreciado una mejora en la eficiencia de sus trabajadores, lo que hace que el 75% de ellas tienen métricas con las que pueden afirmar que ha aumentado la rentabilidad. Así, con estos cambios, se mejoran las condiciones de los espacios de trabajo, aumentando el rendimiento de los trabajadores y mejorando en su eficiencia energética.

Sector industrial

Las fábricas llevan, como podemos ver en esta segunda infografía [puedes acceder a ella pulsando sobre el titular de arriba], ya desde la primera revolución industrial, que se inició a mitades del siglo XVIII, sometidas a constantes cambios y avances destinados a mejorar su eficiencia, productividad y seguridad. IoT no es una excepción en esta evolución, hasta el punto de que incluso se ha creado una categoría específica, denominada IIoT (Industrial Internet of Things) dedicada, en exclusiva, a avances destinados a mejorar los centros de fabricación.

Entre las empresas que han participado en el estudio de HPE Aruba, el 62% de ellas afirmaron que ya emplean dispositivos IoT en sus centros de producción, destinados principalmente tanto a incrementar la seguridad de los trabajadores (con sensores de todo tipo, por ejemplo), como para mejorar el uso de las instalaciones, identificando periodos de inactividad y reasignando ese tiempo «muerto» a otras tareas.

Otra de las áreas en las que tiene un mayor impacto es en el control y mantenimiento de las infraestructuras operativas, algo que se consigue especialmente interconectando procesos y máquinas, ya sean dispositivos de última generación o máquinas que ya llevan muchos años en funcionamiento. Ese control en tiempo real permite detectar problemas (en algunos casos incluso antes de que se produzcan) y mejorar su productividad. Además, hasta el 40% de las empresas del estudio consideran que los avances basados en IoT les serán de gran ayuda para expandirse a nuevos mercados.

Sector salud

Otro sector que ya se está beneficiando de Internet de las Cosas es el de las organizaciones relacionadas con la salud [de nuevo puedes acceder a la infografía pulsando sobre el titular de arriba]. En el mismo, más de seis de cada diez (el 64%) ya están empleando sistemas para monitorizar el estado de los pacientes, y hasta el 41% utilizan tecnología basada en IoT en procesos relacionados con dispositivos de rayos X y toma de imágenes. Y el mayor beneficio que observan los profesionales del sector es, sin duda, el relacionado con los sensores de seguimiento de pacientes.

No obstante, también valoran en gran medida el incremento de la productividad, que se traduce en una mayor eficiencia. Así, el control remoto de los activos por ubicación permite la más adecuada gestión de los recursos. Esto, que incide de manera vital en el balance final de las empresas, es una realidad, ya que hasta el 73% ha afirmado que IoT se ha traducido en un ahorro de costes. Y aún más, el 80% de los participantes en el estudio afirman que incrementarán su inversión en IoT.

Sector retail

Internet de las Cosas ya ha llegado a casi la mitad del sector retail (un 49% indica el estudio de HPE Aruba), de los que más de la mitad (el 56%) ha relacionado dichas innovaciones con funciones destinadas específicamente para dispositivos móviles. A este respecto [como se puede ver en la infografía a la que accedes pulsando sobre el titular de arriba], una de las aplicaciones más comunes es la creación de servicios basados en la ubicación (geolocalización), combinados con la generación de productos y ofertas específicas para cada usuario, algo que ya hace el 30%.

Otro uso que se está extendiendo es el mismo que ya hemos indicado en las oficinas inteligentes: emplear una red de sensores y actuadores para regular factores ambientales como iluminación y climatización, en función a múltiples factores (temperatura ambiental exterior, aforo actual, etcétera). Todos estos sistemas han hecho que el 81% de los participantes en el estudio considere que ha mejorado la experiencia general del cliente y, para el 88%, se ha impulsado la eficiencia de los puntos de venta.

Ciudades inteligentes

Uno de los conceptos más ilusionantes, en relación con Internet de las Cosas, es el de las smart cities, ciudades inteligentes y en las que una compleja red de sensores y dispositivos es capaz de adaptar determinados aspectos (circulación, iluminación, etcétera) a las condiciones de cada momento [puedes verlo en la infografía a la que accedes pulsando sobre el titular de arriba].

Sin embargo, y como suele ocurrir con prácticamente todo lo relacionado con las administraciones públicas, la aplicación de IoT en ciudades no está produciéndose tan rápido como en otros sectores. Es más, más de un tercio de los responsables de TI en este tipo de urbes consideran que sus principales responsables no son conscientes de qué es Internet de las Cosas y las posibilidades que ofrece.

No obstante, se van produciendo avances, principalmente en los sistemas de seguridad de edificios, iluminación pública y sistemas relacionados con los vehículos. Dentro de todos ellos, lo que más destaca es la monitorización y el control de dispositivos del área urbana, un uso elegido como el principal para más de uno de cada cuatro encuestados (el 27%). No obstante, entre de los principales problemas a los que se enfrentan es el de integrar IoT en todos los sistemas ya existentes, y que no han sido diseñados pensando en esas posibilidades.

Sin embargo, a medida que esas infraestructuras se vayan amortizando, lo más lógico es que las entidades públicas se decanten por este tipo de soluciones, ya que hasta el 71% de las que ya lo han hecho afirman que se ha producido un significativo ahorro de costes, por lo que el retorno de la inversión (ROI) también queda más que demostrado en este caso.

El equipo de profesionales de MCPRO se encarga de publicar diariamente la información que interesa al sector profesional TI.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!