Conecta con nosotros

Noticias

Intel sigue contribuyendo en la lucha contra la COVID-19

Publicado el

Han pasado ya más de cien días desde que Bob Swan, CEO de Intel, confirmó la «Iniciativa Tecnológica de Respuesta a la Pandemia», un movimiento que venía acompañado de una inversión de 50 millones de dólares para hacer frente a la COVID-19, y que contaba con la tecnología y el conocimiento como principales armas.

Uno de los objetivos más importantes de esta iniciativa ha sido facilitar el estudio y el diagnóstico del coronavirus de Wuhan, ayudando a educadores y estudiantes, y apoyando nuevas ideas y proyectos innovadores.

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

Podemos confirmar que, hasta hoy, Intel se ha asociado con más de 100 organizaciones para sacar adelante unos 200 proyectos que suman, en total, más de 30 millones de dólares en contribuciones, y que cubren desde la respuesta original a la pandemia hasta los primeros pasos hacia la recuperación frente a esta. En esos primeros días Intel jugó un papel muy importante, ya que suministró a los fabricantes de respiradores piezas fundamentales, y ayudó a crear unidades de cuidados intensivos virtuales.

Hoy, el gigante del chip sigue proporcionando tecnología y contenido educativo para evitar que los estudiantes en riesgo de exclusión puedan quedarse atrás. La compañía también está ayudando a muchas empresas a completar el proceso de reapertura y de vuelta a la actividad de forma segura, y está explorando nuevas maneras de utilizar su tecnología y su capacidad financiera para ayudar a la búsqueda de nuevas formas de diagnóstico, nuevos tratamientos y de alcanzar la tan deseada vacuna,

Intel ha conseguido importantes logros, y ha demostrado que la solidaridad de los gigantes tecnológicos en situaciones tan graves como la que ha generado la pandemia de la COVID-19 es crucial. Entre los hitos más importantes del gigante del chip podemos destacar los siguientes:

  • Telesalud: fundamental para los que no pueden ver a un médico y la atención a distancia para los que son altamente contagiosos, dos claves que salvan vidas. Con la ayuda de reglamentos y leyes de apoyo, la telesalud pone a los médicos en contacto con los pacientes, incluso cuando las oficinas están cerradas. En una semana, más de 7.000 médicos se pusieron al día con la tecnología de telesalud que ya estaba en funcionamiento en Providence (Rhode Island), pero que rara vez se utilizaba. En pocos días las visitas de telesalud pasaron de 50 al día a cerca de 14.000.
  • Las colaboraciones público-privadas están introduciendo formas innovadoras de educar y motivar a los estudiantes y profesores mientras los espacios escolares permanecen cerrados. Los nuevos dispositivos y la conectividad extienden a los profesores a los hogares de los estudiantes, pero mantener las lecciones dinámicas y atractivas será clave para educar a distancia. Intel, en colaboración con el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, Lenovo y ViacomCBS, está reuniendo a tecnólogos, educadores y artistas en la creación de nuevos contenidos que se incorporarán al plan de estudios, “What I do for a Living”.
  • En Houston, una de las ciudades más grandes y diversas del país, Intel mostró su compromiso desde el principio. Junto son sus partners, entre los que se encuentran, T-Mobile y Microsoft, construyeron una comunidad de tecnología e innovación, centrada en la equidad y la alfabetización digital. Desde 2019, Intel y la ciudad de Houston han ofrecido soluciones inteligentes a través del The Ion Smart and Resilient Cities Accelerator. Water Lens, una de las startups del acelerador, ofrece tecnología genética de pruebas de agua. En este sentido, Water Lens ha asegurado un programa piloto en Houston para probar rápidamente la presencia de la COVID-19 en las aguas residuales, lo que podría ayudar a determinar la verdadera tasa de infección de la comunidad.

Es evidente que la COVID-19 ha cambiado nuestra sociedad, y que todavía queda mucho camino por recorrer antes de que podamos volver a la normalidad, pero Intel seguirá trabajando para acelerar el tiempo de recuperación y para conseguir que ese pulso que nos está echando el coronavirus de Wuhan se incline, cada vez más, a nuestro favor.

La vida será diferente para todos después de que el coronavirus sea historia. Los médicos y los pacientes se comunicarán a mayor distancia. Los educadores encontrarán lecciones en la educación a distancia para que las clases en línea sean más efectivas y significativas. Las curas para muchas más enfermedades vendrán del intercambio privado, seguro y eficiente de datos, una realidad que Intel seguirá apoyando.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!