Conecta con nosotros

Noticias

Intel tendrá que recurrir una última vez al proceso de 14 nm

Publicado el

El gigante del chip presentó recientemente los procesadores Intel Tiger Lake, una generación con la que la compañía ha dado el salto al proceso de fabricación de 10 nm++, aunque la compañía de Santa Clara todavía no ha dicho adiós al proceso de fabricación en 14 nm.

Como sabrán muchos de nuestros lectores, los procesadores Intel Xeon y los Intel Core de alto rendimiento que comercializa actualmente el gigante del chip están basados en el proceso de fabricación de 14 nm, una realidad que no va a cambiar a corto plazo, ya que los procesadores Ice Lake-SP (Xeon en 10 nm) se han visto retrasados hasta la primera mitad de 2021, y los procesadores Core de consumo general todavía tienen por delante una última renovación en 14 nm.

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

John Bonini, Vicepresidente y Director General del Grupo de Computación de Clientes de Escritorio, Estaciones de Trabajo y Juegos de Intel, ha confirmado en una entrevista que los procesadores Rocket Lake S llegarán en algún momento del primer trimestre de 2021, y que dichas CPUs tendrán soporte del nuevo estándar PCIE Gen4. AMD ya da soporte a dicho estándar con las placas base X570 y los Ryzen serie 3000 (Zen 2), así que no es ninguna novedad importante.

Llama mucho la atención ver que Bonini no profundizó en detalles sobre esta nueva generación de procesadores de escritorio de alto rendimiento, pero gracias a numerosas filtraciones anteriores sabemos que dichos chips estarán fabricados en proceso de 14 nm+++. Esto quiere decir que supondrán un «tock» frente a Comet Lake-S, y que traerán cambios a nivel de silicio para mejorar el IPC y ofrecer un mayor rendimiento.

Algunas fuentes daban por hecho que 2020 sería el año que marcaría el final de los 14 nm en Intel, pero está claro que al final dicho proceso se mantendrá en 2021. Esto es importante porque los inversores han empezado a perder la paciencia, y es comprensible. El último anuncio del retraso del proceso de 7 nm de Intel tuvo consecuencias importantes: sus acciones experimentaron una caída tan grande que quedaron por debajo de las de AMD, y rodaron cabezas en la directiva.

Con el anuncio de los procesadores Ryzen 5000, basados en la arquitectura Zen 3, AMD ha metido un poco más de presión a Intel, y ha dejado al gigante del silicio en una posición que, como mínimo, podemos calificar de «complicada». ¿Podrá Intel competir con los Ryzen 5000? En términos de rendimiento monohilo es muy probable, ya que Rocket Lake S va a utilizar una adaptación de los núcleos Willow Cove, presentes en los chips Tiger Lake, pero se comenta que solo llegarán en configuraciones de 8 núcleos y 16 hilos, mientras que AMD comercializará procesadores Ryzen 5000 con hasta 16 núcleos y 32 hilos.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!