24 de julio de 2017

MuyComputerPRO

Crónica del Salesforce Essentials y qué aprendí ese día

Crónica del Salesforce Essentials y qué aprendí ese día

Crónica del Salesforce Essentials y qué aprendí ese día
mayo 19
10:35 2017

“Pero hombre, ¿qué haces por aquí?”, pregunté al director general de una empresa de Telecomunicaciones que, previamente, fue director general de una de los principales fabricantes de ordenadores del mundo. Nos conocíamos desde hace 30 años, cuando se cocía en el horno la primera “promoción” de discípulos de Juan Soto que, después, tras dejar Hewlett-Packard (así se llamaba entonces) fueron primeros espada en Siemens y en Amena (Belarmino García), en Compaq-Digital (Santiago Cortés), en Kodak y Prisa (Alberto Calero) y otros muchos más, porque, como solía decir Juan Soto: “Hewlett-Packard es escuela de excelentes directivos”.

La respuesta de mi amigo fue muy reveladora: “pues mira Jorge, estoy harto de la gran multinacional y quiero montar mi propio negocio: así, que he venido al Safesforce Essentials con el objetivo de recoger ideas que me inspiren”. Mi amigo quería ser un pionero o, como dijo Miguel Milano (presidente de EMEA de Salesforce), trail bracer, que es lo mismo, pero en inglés. La traducción, le dije en conversación a Miguel antes de que comenzara el gran evento de Salesforce, de trail brazer no es solo pionero, también tiene una acepción fuerte: es aquel o aquella que se adentra en la jungla y tiene que abrirse paso a machetazos.

Y así sucede muchas veces en el mundo de los negocios, como en la vida misma. Salesforce, hace seis años, apenas tenía empleados ni clientes, en España. Hoy, con Miguel Milano dirigiendo Europa, Oriente Medio, Norte de África, etc y con Enrique Polo como director general y VP de la compañía en Iberia (España y Portugal) la empresa tiene en nuestro país cientos de empleados y cientos de clientes. Estos no son datos oficiales, puesto que Salesforce no provee de datos de facturación, beneficios o empleados y clientes de una filial concreta. La estimación es propia. Y la baso en los siguientes datos que pude colegir de la mera observación atenta y activa en el Salesforce Essentials, celebrado el pasado miércoles en Madrid: había 4.500 personas registradas.

Hubo 45 partners activos con negocio vivo: como muchos de ellos tenían un lugar físico con personas que explicaban su negocio; era fácil deducir que esos socios de negocio actúan como un canal de obtención de clientes para Salesforce, en un win to win en que todos salen ganando. De hecho, en un encuentro con los medios de comunicación, Enrique Polo explicó que un objetivo de la compañía en España para este año era “alcanzar la cifra de 65 partners con clientes satisfechos”.

Son datos muy significativos. Pocos, muy pocos eventos organizados por una sola compañía tecnológica atraen a 4.500 personas en España. Los partners son empresas de “campanilla”: Everis, Deloitte, Accenture, etc. A los que hay que añadir toda una pléyade de exitosas compañías que colaboran con Salesforce en España, desde IECISA (Informática El Corte Inglés) a Cisco y Sage, ésta última mediante la alianza con Salesforce centrada en Sage Live, entre otras.

Clientes presentes

Endesa, Liberty Seguros… y empresas del calado de Banco Santander, El Corte Inglés y Prisa, cada una de ellas, líderes en su sector y que se caracterizan por su apuesta por las tecnologías de la información y por la digitalización de sus procesos internos y externos, alineando a toda la organización (marketing, ventas, contenidos, etc) en la consecución de un mismo objetivo: poner la tecnología -en este caso, la que les provee Salesforce- al servicio de los objetivos de negocio, de tal manera que los “silos y los compartimentos estanco saltan por los aires y todos estamos orientados en la misma dirección”. En esta aseveración coincidían la CIO de Santander con sus colegas de El Corte Inglés y de Prisa.

Hace 25 años, Salesforce no existía. Quizá entonces se hubiera hablado de mainframes, workstations, la alianza Wintel (Microsoft e Intel), ordenadores e impresoras, etc. En cambio, hoy todo es digitalización o transformación digital: en grandes empresas como Endesa -que expuso su experiencia positiva con Salesforce en su transición digital- y Liberty Seguros; y también, en multitud de pymes que explicaron los beneficios para su negocio que supone Salesforce, única empresa de software nativa en la nube.

Estoy seguro que muchísimos de los asistentes aprendimos mucho en el Salesforce Essentials: Big Data, Marketing Cloud, Inteligencia Artificial (Einstein y su alianza con Watson, de IBM), Robótica, CRM en la nube y mil cosas más. Pero, si tuviera que elegir algo esencial que me llevé a casa tras un día entero participando activamente en el gran foro tecnológico de Salesforce, me quedaría con dos cuestiones: primero, lo que denominé como la “apertura de mente” con la que mi amigo del inicio de esta tribuna acudió al congreso de Salesforce. El ir abierto a aprender, a ver posibilidades, a reinventarse, etc, da mejor resultado que ir con ideas preconcebidas o con la fuerte convicción de que “esto ya me lo sé”. Mi amigo abandonó el Salesforce Essentials con el firme propósito de fundar una start-up.

La otra cuestión que metí en el bolsillo para llevármela a casa y a la oficina, fue la declaración de Miguel Milano, taxativa y nítida, de que “el éxito de Salesforce reside en la confianza que inspiramos en los clientes y que ellos nos otorgan”. A lo cual, nada más puedo añadir.

jorge diaz cardielJorge Díaz-Cardiel. Socio director general de Advice Strategic Consultants. Economista, Sociólogo, Abogado, Historiador, Filósofo y Periodista. Ha sido Director General de Ipsos Public Affairs, Socio Director General de Brodeur Worldwide y de Porter Novelli International; director de ventas y marketing de Intel Corporation y Director de Relaciones con Inversores de Shandwick Consultants. Autor de más de miles de artículos de economía y relaciones internacionales, ha publicado una docena de libros, como Las empresas y empresarios más exitosos; Innovación y éxito empresarial; El legado de Obama; Hillary Clinton versus Trump: el duelo del siglo; La victoria de América; Éxito con o sin crisis; Recuperación Económica y Grandes Empresas; Obama y el liderazgo pragmático, La Reinvención de Obama, Contexto Económico, Empresarial y Social de la Pyme en España, entre otros. Es Premio Economía 1991 por las Cámaras de Comercio de España.

Categorías
Share

About Author

Jorge Díaz-Cardiel

Jorge Díaz-Cardiel

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!