Conecta con nosotros

Opinión

Qué supone el lanzamiento de Apple Mac Catalyst para las empresas

Publicado el

macOS Catalina será lanzado por los de Cupertino este mes de octubre. En muchos aspectos, la actualización del sistema operativo de Apple no deja demasiados titulares, siendo más una evolución de lo que se lleva presentando en los últimos años más que una revolución en el escritorio. Sin embargo, los departamentos IT de las empresas sí que tienen un motivo para esperar que macOS Catalina no sea un lanzamiento más: Mac Catalyst.

Presentado en la última WWDC, Mac Catalyst pasa por ser un conjunto de herramientas cuyo objetivo es facilitar la portabilidad de aplicaciones iPad a MacOS. La idea es que la experiencia de usuario sea prácticamente idéntica en todas las plataformas de Apple y de hecho los de Cupertino se estrenan en este campo con Apple Arcade, su nuevo servicio de suscripción de videojuegos. En este sentido y prácticamente de un plumazo, Apple ha conseguido que cualquier desarrollador de videojuegos que se apunte a Arcade pueda ofrecer sus títulos no en una, sino en hasta cuatro plataformas (si incluimos aquí también Apple TV) sin esfuerzos.

¿Pero qué implica esto para los departamentos IT de las empresas? Bien, pensemos cómo ha impactado el ecosistema de Apple en empresas de todo el mundo. No solo como iPhones e iPads se han convertido en algunas de las herramientas de movilidad más utilizadas en todo tipo de organizaciones, sino también como el fenómeno BYOD (Bring Your Own Device) ha llevado a miles de Macs a las empresas y no solo a aquellas que como IBM que han firmado un acuerdo con Apple, sino a todo tipo de compañías.

En muchos casos esto ha supuesto un desafío tanto en términos de seguridad IT como en gestión de los dispositivos que se conectan a la red corporativa, pero también también en la gestión y administración de las propias aplicaciones de negocio. Hasta ahora para muchas empresas esto se ha traducido en un incremento de costes y complejidad, no solo por tener que gestionar dos sistemas operativos de escritorio (Windows y MacOS) sino en muchas ocasiones por tener que desarrollar y dar soporte también a plataformas como iPhone  e iPad.

Catalyst al rescate

El lanzamiento de Catalyts no solo supone una oportunidad de abaratar los costes en este campo, sino que sobre todo reduce la complejidad. Gracias al nuevo entorno, los equipos IT pueden centrarse en primer lugar en desarrollar una buena aplicación de negocio para iPadOS, con la seguridad de que portarla posteriormente a MacOS e incluso a iOS, no va a tener ninguna complejidad. De hecho, no sería de extrañar que en una próxima WWDC veamos cómo Apple propone un Catalyst para iPhone para que la velocidad de todo el proceso sea aún mayor.

En estos momentos y en su implementación actual, las empresas ya disfrutan de ventajas como poder ofrecer una experiencia de usuario consistente, lo que implica que un usuario que se haya acostumbrado a utilizar la aplicación para el iPad no tendrá ninguna dificultad en seguir utilizándola en su Mac. Pero además, de cara a los equipos de desarrollo se beneficia de la enorme ventaja de simplificar la actualización de las aplicaciones: una única actualización vale para tres plataformas.

De hecho, las ventajas de Catalyst ya han convencido a algunos grandes desarrolladores y la propia Apple acaba de anunciar que las próximas versiones de Jira Cloud, Zoho Books o Crew van a empezar a ofrecerse siguiendo este modelo de desarrollo. Y sin embargo, hay un pero.

Como muchos se encargan de recordar, estamos ante una primera versión de Catalyst y de momento no es una implementación ni mucho menos perfecta. Algunos desarrolladores se han quejado en los foros oficiales de que faltan funciones básicas por implementar y demandan a Apple más esfuerzos para que la usabilidad de las aplicaciones que se portan se adapten mejor a las características propias del Mac.

Dicho de otra forma, el estado actual de Catalyst recordaría a las primeras versiones de Swift (el nuevo lenguaje de programación de Apps de Apple y que ha conseguido sustituir a Objetive-C): muchas buenas ideas pero todavía un «work in progress» en el que hay muchos elementos que pulir y refinar.

A corto plazo por lo tanto, es probable como tan grandes desarrolladores como empresas se apoyan en Catalyst para algunos proyectos piloto o aplicaciones que no formen parte del core business de su negocio. A medio, puede convertirse en la gran plataforma de Apple.

 

 

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!