Conecta con nosotros

Opinión

Factores de éxito para la modernización de la TI empresarial

Publicado el

Si quieres modernizar tu departamento de TI interno y pasarte a la nube, será mejor que pienses a lo grande desde el principio. En este artículo analizamos por qué las aplicaciones sencillas rara vez son buenas candidatas para la fase piloto y otros factores de éxito para la modernización sobre la marcha.

Ir más allá de lo esencial

Si quieres lograr un progreso rápido, comienza la migración con las aplicaciones más sencillas posibles, como un sitio web estático o una pequeña aplicación de ayuda de código abierto. Aquí, poco puede fallar durante el cambio.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Dar preferencia a las aplicaciones complejas y representativas

Sin embargo, las «victorias rápidas» o las «recompensas al alcance de la mano» a menudo resultan ser un arma de doble filo. Al fin y al cabo, una vez que se han producido las victorias rápidas, la velocidad de migración disminuye.

En cambio, las aplicaciones más complejas ayudan a establecer normas y mecanismos de control reutilizables. En definitiva, constituyen el mayor denominador común de todos los requisitos en términos de diseño, seguridad y funcionamiento. Por lo tanto, la modernización sostenible comienza con una elección sopesada de las aplicaciones piloto. 

Aprovechar sistemáticamente la experiencia piloto

Incluso en el caso de carteras más grandes con cientos de aplicaciones, más del 80% de ellas encajan en unos cuantos patrones arquitectónicos específicos y componentes reutilizables. Una vez diseñado y aprobado, el proyecto de migración adquiere velocidad gracias a la reutilización.

En lugar de pasar por el ciclo completo de migración para cada aplicación, se utiliza el principio de excepción, que implica que solo se realizan los cambios realmente necesarios en los patrones aprobados. Los componentes establecidos sirven como plantillas para las siguientes aplicaciones y para los nuevos equipos, lo que permite obtener economías de escala en el proyecto.

Esto facilita la introducción progresiva de los empleados menos experimentados en el proyecto de migración. No obstante, es esencial un alto grado de estandarización. De lo contrario, el esfuerzo para los sistemas de destino complejos y para la automatización y refactorización se incrementa innecesariamente. 

Establecer un funcionamiento estable como objetivo

Las excepciones a las nuevas normas tecnológicas en las operaciones suelen estar justificadas por requisitos especiales. Sin embargo, también ocurre que los equipos eligen diferentes tecnologías a pesar de tener las mismas condiciones, sin que haya necesidad de ellas. Esto puede complicar la resolución de problemas en las operaciones. El número de posibles causas de fallos aumenta, los conocimientos sobre las distintas tecnologías están menos extendidos y el aumento de la curva de aprendizaje cuesta tiempo y dinero.

Los que valoran un funcionamiento más estable eligen la variante más sencilla de todas las posibles, conservan el control sobre las normas de arquitectura y tienen en cuenta el nivel de madurez del equipo para evitar muchos cambios repentinos. En la práctica, esta función suele asignarse a un departamento central de arquitectura o a un Centro de Excelencia en la Nube.

Cuantificar el éxito de la modernización

Las cifras clave ayudan a hacer tangible el objetivo de modernización. Aunque la fecha de finalización y la velocidad de la migración son cruciales para el éxito de una migración lift & shift, la calidad del trabajo determina el éxito de la modernización.

Las métricas relevantes en este contexto pueden incluir: el ahorro de costes por la eliminación de productos con licencia propios; el alcance de los ciclos de despliegue de las aplicaciones y su infraestructura; el grado de estandarización de las arquitecturas de las aplicaciones; el nivel de utilización de los nuevos procesos y herramientas de TI; y la proporción de desarrolladores que despliegan la infraestructura en la nube de forma independiente. Un objetivo de modernización bien formulado proporciona métricas que permiten cuantificar el éxito. 

Alcanzar la optimización en pequeños pasos

Una empresa puede pasar años automatizando los mecanismos de control de sus recursos en la nube. Por tanto, para no alargar la migración a la nube innecesariamente, solo se debe empezar a optimizar los aspectos básicos cuando sea necesario. Esto se debe a que no solo la primera, sino todas las migraciones de aplicaciones, pueden dar lugar a desarrollos iterativos. La automatización puede añadirse según las necesidades, quizás únicamente después de la transición a la nube.

Incluso una aplicación que se instaló manualmente en el entorno de desarrollo puede automatizarse más adelante en iteraciones posteriores. La denominada mentalidad del «mínimo viable» permite mantener el ritmo del proyecto. Además, es posible decidir qué puede optimizarse más tarde y, por tanto, incluirse en el protocolo para el periodo posterior a la aceptación del sistema. Es importante un proceso de decisión eficaz para definir el diseño del sistema objetivo y el nivel de cambios incrementales para una configuración V1 adecuada.

También hay que tener en cuenta los factores subjetivos de la migración

Las herramientas pueden ayudar a trasladar los servidores y los datos a la nube, pero no a las personas y los procesos. Incluso una migración lift & shift fracasará si no tiene en cuenta los factores subjetivos. Las dependencias entre los procesos, las unidades de negocio y los proveedores externos pueden provocar interrupciones en los medios durante la migración.

La modernización siempre implica la eliminación de los antiguos patrones de comportamiento, y eso suele generar ansiedad. No todo el mundo está abierto al cambio. Por ejemplo, algunos empleados conservan el control de determinados pasos y procesos porque asumen que eso les asegura el puesto de trabajo.

Los buenos gestores son capaces de identificar a los empleados que impiden el cambio y guiarlos en consecuencia. También resulta útil comunicar el plan de desarrollo y la oportunidad de trabajar en el proyecto de migración desde el principio. Una división deliberada del trabajo a lo largo del proceso de migración contribuye a la formación sobre las tareas y a su distribución, así como a superar las deficiencias en materia de documentación. 

No posponer la reubicación del software estándar

Las grandes empresas suelen tener un elevado número de aplicaciones comerciales. Independientemente de que se modernicen o se trasladen a la nube mediante el lift & shift: Su migración requiere los correspondientes acuerdos con los fabricantes de software y los integradores de sistemas. Por ello, los responsables tienden a menudo a posponer la migración de dichas aplicaciones, alargando así la duración del proyecto.

No obstante, debería llevarse a cabo una revisión contractual, o due diligence en inglés, definitivamente al principio del proyecto de migración. La ubicación del centro de datos puede estar definida en los contratos de software, y el funcionamiento en la nube puede estar excluido en los términos de la licencia. Por tanto, es esencial comprometerse pronto con el calendario de migración. También es importante dejar tiempo suficiente para cualquier cambio en las condiciones comerciales.

Resumen

La experiencia demuestra que los proyectos exitosos piensan a lo grande desde el principio. Priorizar aplicaciones sencillas para el piloto suele implicar posponer decisiones importantes para el futuro. En lugar de ello, aborda estas últimas de inmediato, y básate sistemáticamente en los patrones establecidos para las siguientes migraciones. Muchas aplicaciones pueden reducirse a un puñado de patrones. Con todo, existen diversas posibilidades de arquitectura en la nube: Si valoras un funcionamiento estable, haz que todo sea lo más sencillo posible y evita las ampliaciones no esenciales en el sistema de destino.

Además de un proceso eficiente para definir los objetivos, es aconsejable contar con un objetivo de modernización claramente formulado, expresado en hitos cuantificables y métricas de éxito. Como en cualquier proyecto informático de envergadura, las interdependencias entre los procesos, los departamentos y los proveedores externos suponen interrupciones de los medios en el proceso de migración. Y: Especialmente los factores subjetivos, como los conflictos de intereses, pueden poner en peligro la modernización. Por tanto, deben abordarse desde el principio.

Firmado: Carlos Carús, responsable de tecnologías de Amazon Web Services para España y Portugal 

 

 

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!