Conecta con nosotros

Recursos

Cómo elegir los mejores ratones para tu trabajo

Publicado el

Muchos profesionales y trabajadores, por la naturaleza de la labor que desempeñan en su trabajo diario, tienen que pasar muchas horas delante del ordenador. Esto implica no solo que tienen que cuidar la vista. También tienen que hacer lo mismo con su espalda con una silla adecuada. Y también las que en muchas ocasiones son las grandes olvidadas: las manos y las muñecas. Para ello es necesario elegir cuidadosamente uno de los periféricos más útiles cuando se trabaja con un ordenador: el ratón. En efecto, hay que tener cuidado a la hora de elegir los mejores ratones para cada puesto de trabajo. Porque utilizar el mismo para toda una empresa, un error muy extendido, o elegir el más barato para ahorrar costes, no es aconsejable.

En la elección de un ratón, que además de permitirnos trabajar con mayor o menor comodidad también tiene incidencia en el nivel de productividad, deben tenerse en cuenta numerosas variables. Desde las herramientas software que se utilizan y el tipo de tareas cotidianas hasta la postura, habilidad y posición de las manos de quien lo va a manejar. Tampoco hay que olvidarse de seleccionar la base, por eso, cuando vayas a elegir entre los mejores ratones o alfombrillas para el ratón para tu trabajo diario, debes tener en cuenta, entre otras, estas pautas.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Los mejores ratones: la ergonomía, el factor más importante

Verás que existe una amplia variedad de ratones en el mercado, y por eso, tiendas especializadas como PcComponentes facilitan la búsqueda del adecuado a través de distintos filtros para encontrar el que mejor cubra nuestras necesidades. A la hora de escoger, lo que más tienes que vigilar es que el ratón sea el que más se adapte a tu postura. Eso aparte de vigilar la ergonomía del puesto de trabajo en general, que recuerda que es necesario no solo tener una silla que nos permita sentarnos rectos y a la distancia y altura adecuada del ordenador. También hay que contar con espacio suficiente para el teclado y para desplazar el ratón por la mesa. De otra manera, aunque tengas uno de los mejores ratones para el trabajo que desempeñas, no trabajarás con comodidad.

Una vez hayas comprobado que cuentas con espacio suficiente para utilizar el ratón, comprueba que el modelo que vas a elegir es del tamaño adecuado para tu mano. Ni demasiado grande ni demasiado pequeño. La mano debe reposar cómodamente sobre él, y debes alcanzar todos sus botones y ruedas sin dificultad ni tener que mover los dedos.

Además, la postura de la mano en el ratón debe ser natural y debe estar relajada. Si la mano tiene una postura forzada sobre el ratón, estará en tensión. Esto puede llevar a lesiones, algunas muy dolorosas, como el síndrome del túnel carpiano. Aparte de esto, al sujetar el ratón, la muñeca tiene que estar recta, no arqueada ni inclinada. Así evitar posiciones forzadas que también pueden hacerte daño.

Ten en cuenta también con qué mano vas a utilizar el ratón, porque no estarán dispuestos de igual manera. En general, la mayoría de personas lo utilizan con la mano derecha, pero también hay zurdos a la hora de manejarlo. Y aunque todavía no hay tantos modelos como para diestros, también hay ratones para personas zurdas.

Elige el ratón en función de tu trabajo

Entre los mejores ratones que hay a la venta seguro que tienes varios que te van bien en función de todo lo que hemos mencionado hasta ahora. Para acotar todavía más las posibilidades tienes que valorar cuál de ellos es el mejor en función del trabajo que realizas. Así, si te dedicas a tareas de oficina y a la ofimática principalmente, no necesitarás un ratón con tantas funciones como puede necesitarlo un diseñador gráfico o un maquetador. Ni con unas prestaciones tan elevadas.

Para tareas de oficina, es suficiente con un ratón con dos botones y rueda para hacer scroll con agilidad. Es aconsejable que elijas un modelo con un sensor óptico que funcione bien sobre alfombrillas y mesas. Pero si vas a realizar tareas más complicadas, es mejor que optes por un modelo que cuente con más funciones y botones adicionales, que podrás programar para adaptarlos a tus necesidades. En algunos casos podrás incluso guardar varias configuraciones distintas, para elegir la que más te convenga en función de lo que vayas a hacer en cada caso.

En el caso de que las tareas a realizar estén relacionadas con el diseño o requieran gran precisión, elige entre los mejores ratones con sensores que cuenten con niveles de precisión elevados. Los reconocerás porque marcan un nivel alto de puntos por pulgada (DPI, dots per inch).

Esto es básicamente lo que tienes que tener en cuenta para elegir, entre los mejores ratones, el modelo que más te convenga tanto para trabajar como para evitar lesiones. Ya si quieres un modelo con cable o inalámbrico, es más una cuestión personal. Solo una última recomendación: no elijas un modelo de ratón pensado para su uso en movilidad con portátiles como ratón principal.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!