Gráficas integradas Intel ¿Necesito una gráfica dedicada?

Gráficas integradas

Intel incluye gráficas integradas en la mayoría de sus series de microprocesadores. Estas GPUs se incluye en el mismo encapsulado de las CPUs junto a la controladora de memoria, ofreciendo una solución integrada, de bajo consumo y con la potencia suficiente para la mayoría de usos informáticos.

Gregory Bryant, vicepresidente y general manager de la plataforma de clientes de sobremesa de Intel, señaló recientemente que los gráficos de Intel eran 30 veces más potentes que los de hace cinco años, especialmente los instalados en su última generación de microprocesadores, Iris e Iris Pro, que según el ejecutivo pueden superar el rendimiento del 80 por ciento de las tarjetas gráficas discretas.

Ciertamente, las iGPU de Intel han avanzado enormemente en potencia en los últimos años canibalizando soluciones dedicadas de gama baja de AMD y NVIDIA. Aunque las gráficas dedicadas siguen siendo necesarias en estaciones de trabajo profesionales y en máquinas de juegos a partir de un nivel medio, las gráficas integradas de Intel son hoy una solución solvente en el segmento del ordenador personal.

Complementando el especial sobre los Intel Core i7, i5, i3 que te ofrecimos la semana pasada, hoy te resumimos un artículo de MuyComputer que nos ofrece todo lo que necesitamos saber de estas gráficas integradas de Intel, las características, soporte y rendimiento de cada plataforma especialmente en el apartado de juegos, el más exigente a nivel gráfico, recalcando que su potencia es suficiente para usos como navegación web, ofimática y entretenimiento multimedia.

Iris-Pro-5200

Generación Haswell

Es la generación más antigua de todas las que podemos encontrar actualmente en el mercado, aunque eso no quiere decir que sea directamente una mala opción, sino simplemente que ya ha sido superada por otros modelos más actuales. Podemos encontrarla en los procesadores Core de consumo general serie 4000 de Intel, y también en los Pentium serie 3000 y Celeron serie 1600 y 1800. Los procesadores más potentes vienen acompañados de GPUs integradas de mayor potencia, un detalle que debemos tener en cuenta ya que es una clave fácil de recordar que puede sernos útil.

Toda esta gama está fabricada en proceso de 22nm y soporta DirectX 11.1 y Shader 5.0, por lo que permiten arrancar cualquier título actual sin problemas. Sin embargo hay importantes diferencias de rendimiento según la versión que utilicemos, así que os dejamos un resumen ordenado de menor a mayor potencia.

  • HD Graphics 4200: es una versión de bajo consumo que viene con 20 unidades de ejecución y llega a un máximo de 850 MHz. Su rendimiento no da para la mayoría de juegos actuales, pero en algunos menos exigentes es posible jugar en resoluciones y calidad baja.
  • HD Graphics 4400: mantiene las 20 unidades de ejecución y eleva las frecuencias a 1,1 GHz de máximo. Diseñada para ultraportátiles, consigue un rendimiento superior al de la anterior, pero no consigue marcar una gran diferencia. Puede con juegos poco exigentes y bajas resoluciones.
  • HD Graphics 4600: tiene también 20 unidades de ejecución pero fue diseñada para CPUs de escritorio y portátiles de gama alta, lo que permite usar un mayor TDP y eleva las frecuencias a 1.350 MHz de máximo (1,35 GHz). Mejora el rendimiento y ofrece un desempeño razonadamente bueno incluso en juegos como GTA V, siempre que no pasemos de resoluciones HD.
  • HD Graphics 5000: tiene 40 unidades de ejecución y llega a frecuencias de 1,1 GHz. Utilizada sobre todo en procesadores de bajo consumo, tiene un rendimiento parecido al del modelo anterior.
  • Iris Graphics 5100: también con 40 unidades de ejecución pero puede llegar a 1,2 GHz. De nuevo no marca una diferencia sustancial frente a la anterior, se utilizó también en GPUs de bajo consumo.
  • Iris Pro Graphics 5200: tiene 40 unidades de ejecución y 128 MB de memoria eDRAM. Puede llegar a 1,35 GHz y sólo se utilizó en los procesadores para portátil de más alta gama. Su rendimiento varía mucho por tema de drivers, pero en general rinde bien en resoluciones HD, permitiendo ajustes de calidad altos, medios o bajos, según los requisitos de cada juego.

Generación Broadwell

Podemos encontrarlas en los procesadores Core serie 5000 de consumo general, y también en los Pentium serie 4000 y Celeron serie 3000. Al igual que en el caso anterior los procesadores más potentes traen GPUs de mayor potencia. Esta gama viene fabricada en proceso de 14nm y soporta DirectX 12 (FL 11_1):

  • Intel HD Graphics 5300: viene con 24 unidades de ejecución y tiene una frecuencia de hasta 900 MHz. Se usa en CPUs de muy bajo consumo, así que su rendimiento sólo llega para mover juegos poco exigentes y con bajas resoluciones y bajos ajustes de calidad.
  • Intel HD Graphics 6000: trae 48 unidades de ejecución y 64 MB de memoria eDRAM. Puede llegar a 1 GHz de velocidad y se utilizó en CPUs Core i7 de bajo consumo. Su rendimiento es bueno en juegos no demasiado exigentes, siempre que no pasemos de resolución HD.
  • Iris Pro Graphics 6200: suma 48 unidades de ejecución pero eleva la eDRAM a 128MB y la frecuencia a 1,15 GHz. Se utilizó en los Core i7 para portátil tope de gama, y ofrece un rendimiento bastante bueno en resoluciones HD, aunque los ajustes dependen de la exigencia de cada uno.

Generación Skylake

Es la más actual de las tres que ofrece Intel actualmente, y en ella podemos encontrar soluciones bastante avanzadas que sin duda han elevado el rendimiento a nuevas cuotas, totalmente inimaginables hace unos años en gráficas de éste tipo. Los tope de gama son viables incluso para PCs de juegos a un nivel bastante bueno.

Gráficas integradas

Esta gama está fabricada en 14nm y ofrece soporte de DirectX 12 (FL 12_1), aunque de nuevo debemos recordar que su potencia no permite un aprovechamiento pleno de esa API. Podemos encontrarlas en los procesadores Core serie 6000 y en los modelos más recientes de Pentium serie 4000 y Celeron serie 3000.

Prescindiendo de los modelos que vienen a ser casi idénticos a los de la generación anterior Broadwell, las principales novedades son:

  • Iris Graphics 540 y 550 GT3e: viene con 48 unidades de ejecución y 64 MB de eDRAM. Son capaces de correr a 1,05 GHz y 1,1 GHz de máximo, respectivamente, y se utilizan en procesadores Core i7 de bajo consumo. Son capaces, por ejemplo, de mover The Division en bajo en HD.
  • Iris Pro Graphics 580 GT4e: vienen con 72 unidades de ejecución y 128 MB de eDRAM. Su frecuencia máxima es de 1 GHz y se utilizan en CPUs tope de gama para portátiles. Su rendimiento es muy bueno, ya que se acerca al de una GT 945M de NVIDIA y es capaz de asegurar un buen rendimiento en juegos actuales exigentes en resoluciones HD y ajustes medios.

Más información: