Cómo utilizar Windows Defender Offline contra el malware

Windows Defender Offline

Windows Defender Offline es una de las nuevas funciones añadidas en Windows 10, de la solución de seguridad nativa que ofrece protección antivirus y antimalware básica en tiempo real.

Una gran mayoría de malware se carga/oculta en la memoria complicando su detección/eliminación una vez que arranca el sistema operativo. Lo mejor para estos casos (y para todos en general a la caza de virus) es contar con un medio externo de arranque para rescate contra virus.

En esas situaciones, necesitamos un antivirus cargado en un entorno de recuperación segura, de modo que pueda funcionar antes de que el sistema operativo se inicie. Para ello, se recomienda usar soluciones autoarrancables de rescate contra virus como las diez que te ofrecimos en este especial, que incluye soluciones de los principales proveedores del mercado. 

Windows Defender Offline en Windows 10

Windows Defender Offline funciona de la misma manera que un medio autoarrancable pero en Windows 10 ofrece una gran ventaja: no necesitamos descargar ningún archivo ni grabarlo en un medio extraíble porque está integrado en el sistema operativo y todo lo que hay que hacer es ejecutar la herramienta. De la siguiente forma:

  • Accede al apartado de configuración y la categoría de Actualización y Seguridad
  • Selecciona Windows Defender y desplázate hasta la opción de “Realizar el examen sin conexión”.windowsdefenderoffline
  • Ejecútalo. El sistema emitirá una notificación de cierre y reinicio.
  • Windows 10 se iniciará en un entorno de recuperación y se pondrá en marcha de forma automática el Windows Defender Offline. win_defender_offline1_16
  • Funciona como cualquier antivirus, actualizará la base de virus, escaneará el sistema y si detecta malware requerirá una acción del usuario.

Windows Defender Offline funciona muy bien en Windows 10, es sencillísimo de utilizar por su integración con el sistema y puede ser muy útil como alternativa de las soluciones autoarrancables de rescate contra el malware que se carga/oculta en la memoria, complicando su detección/eliminación una vez que arranca el sistema operativo.