A Windows 7 solo le quedan seis meses de soporte y Microsoft recomienda actualizar o renovar equipos

Windows 7

Windows 7 ha entrado oficialmente en los últimos seis meses de soporte oficial y tiene una cuota de mercado tan amplia como para que Microsoft y la industria se preocupe de que un sistema operativo instalado en decenas de millones de equipos se quede sin actualizaciones de seguridad.

El fin del soporte para Windows 7 significa que Microsoft dejará de proporcionar soporte técnico para problemas; actualizaciones de software y actualizaciones de seguridad o correcciones. Aunque será posible seguir usando un PC con Windows 7, el final del soporte técnico dejará al sistema más expuesto a virus y malware.

Con datos del 1 de julio, Windows 7 acapara el 35,44% de cuota de mercado. A Windows 10 le ha costado más de tres años superar en cuota a Windows 7 a pesar de todas las estrategias empleadas, desde una migración gratuita que todavía se mantiene oficiosamente hasta una retirada preventiva de las licencias OEMs para que todos los equipos nuevos preinstalaran Windows 10.

Convencer a empresas y usuarios de la migración antes del adiós a Windows 7 está costando un enorme trabajo y se prevé que la transición sea un momento difícil. La historia se repite y a seis meses del final del soporte de Windows 7 todo apunta que Microsoft no podrá evitar un nuevo «caso Windows XP» y decenas de millones de equipos quedarán expuestos a ataques informáticos  aprovechando las vulnerabilidades no parcheadas al no recibir actualizaciones de seguridad.

Aunque Windows 7 es uno de los sistemas operativos más exitosos de la historia, mantener un sistema operativo sin actualizaciones de seguridad no es una opción recomendable y empresas y usuarios tienen menos de un año para preparar un adiós que llegará el 14 de enero de 2020.

Microsoft recomienda la actualización de equipos a Windows 10 o aprovechar la situación para renovarlos con las nuevas generaciones de equipos informáticos que preinstalan el último sistema operativo. Fabricantes como HP ofrecen un amplio catálogo de PCs profesionales y un soporte completo para las migraciones a Windows 10.

De la misma manera, el soporte de la versión de la suite ofimática Office 2010 finalizará también en 2020. Microsoft recomienda la migración a la versión en nube, Office 365.