25 de septiembre de 2016

MuyComputerPRO

VSO redimensiona tus imágenes

VSO redimensiona tus imágenes

VSO redimensiona tus imágenes
junio 19
09:30 2008

VSO Image Resizer es una práctica herramienta que sirve para convertir el formato de las fotografías, ajustar su tamaño o establecer resoluciones predeterminadas, todo de forma fácil e inuitiva además de eficaz. Permite, además, realizar acciones como mover, copiar o redimensionar el original, así como mantener las proporciones o ajustar la calidad. Y todo ello, en español. 

 

Ahora que las cámaras digitales ofrecen resoluciones de varios megapíxeles, contar con un programa que te ayude a redimensionar tus imágenes puede serte de gran utilidad para almacenarlas en tu disco duro y que no te ocupen mucho. En este sentido, VSO Image Resizer te lo pone fácil.

Paso 1. Selecciona la imagen

Lo primero que has de hacer es descargar la aplicación de este enlace. Una vez en tu escritorio, instala el programa y ejecútalo. Al iniciarlo por primera vez, te solicitará cargar directamente la instantánea sobre la que vas a trabajar. Selecciona una o varias y luego pulsa Abrir. Claro que también tienes la opción de elegir la opción VSO Image Resizer del menú contextual que surge al hacer clic con el botón derecho del ratón sobre cualquier imagen.

 

Paso 2. Cambia la resolución

Por defecto, el programa muestra las funciones básicas. Presiona sobre el botón Más para que se desplieguen todas las prestaciones disponibles. Ahora, para cambiar la resolución de la imagen, elige las dimensiones deseadas en el menú desplegable de la entrada Plantilla. O, si lo prefieres, escribe las medidas exactas que quieres establecer desde Resolución, determinando el tamaño en píxeles o porcentaje.

 


Paso 3. Otras configuraciones

A continuación, tienes otra serie de opciones para modificar el archivo original. En primer lugar, en el apartado Filtrando, es posible escoger la calidad que deseas que tenga la nueva imagen: Baja, Media o La mejor. Después, la casilla Formato muestra los diversos modos de conversión que puedes aplicar. Para completar este apartado, puedes habilitar o no las opciones para mantener el mismo aspecto que la original, similar orientación, copiar la información EXIF que pudiera contener o integrar una marca de agua a la imagen, estableciendo de qué tipo quieres que sea ésta.

 

Por último, este apartado se completa con la opción Máscara de Nombre, que te permite dejar un nombre igual al de la imagen original o poner otro. Nada más hacer clic sobre esa casilla, se muestra un recuadro amarillo que te informa de todas las opciones que tienes. Escribe en la casilla el formato que consideres oportuno.

 

Paso 4. Realiza la acción

Antes de comenzar el proceso, quedan un par de apartados por establecer. El primero se llama Acción y te permite elegir entre crear una copia del original, redimensionar el original o moverlo. El segundo es Destino, con el que es posible establecer dónde quieres que se te guarden las imágenes resultantes. Por cierto, no olvides que si vas a repetir este proceso en un futuro redimensionando varias fotografías con los mismos parámetros que ahora, te conviene habilitar la casilla Guardar por defecto. Para acabar, presiona sobre el botón OK. Si todo ha ido bien, una ventana emergente te confirmará que el proceso se ha realizado correctamente.

 

 

 

 

Categorías
Share

About Author

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!