Conecta con nosotros

Noticias

Intel acelera CPDs y sistemas con 3D NAND

Publicado el

Intel SSD

Los medios de almacenamiento de estado sólido han llegado para quedarse. Los discos SSD cada día le ganan más terreno a los tradicionales. Y es que su rendimiento puede llegar a ser muy superior, y su precio no ha hecho más que descender en los últimos años. Así, a mejores prestaciones y precios que ya pueden competir con productos de otro tipo, cada vez quedan menos dudas de que en pocos años los discos duros con elementos mecánicos serán cosa del pasado. Una muestra clara de ello es la apuesta, recién anunciada por Intel, de reforzar su catálogo de discos SSD, basados en la tecnología 3D NAND.

Hasta la llegada de esta tecnología, las células de memoria que componen el soporte se disponían de manera bidimensional, lo que imponía un cierto límite a la capacidad máxima de almacenamiento. Sin embargo, en la memoria 3D NAND las celdas de memoria tienen varias capas (dos o tres), lo que permite duplicar o triplicar la densidad de almacenamiento del medio, sin tener que ampliar su tamaño. Esto se traduce en discos de mayor capacidad, sin que ni tamaño ni coste crezca en proporción. Gracias a esta tecnología, la capacidad de los discos SSD puede acercarse mucho a la de los clásicos, al tiempo que se elimina la enorme brecha que existía entre ambos tipos al hablar de precios.

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

La apuesta de Intel por 3D NAND en sus discos SSD es muy amplia, y atañe a todos los tipos de dispositivos que necesitan algún soporte de datos. Para tal fin ha presentado seis series de productos, que detallamos a continuación:

Intel SSD 600p: Diseñados para sistemas de sobremesa y portátiles, la capacidad de almacenamiento de los discos de esta serie puede ser de 128 Gb, 256 Gb, 512 Gb y un terabyte, con velocidades de lectura/escritura que pueden alcanzar hasta los 1.800 MB y 560 MB por segundo respectivamente, velocidades absolutamente inalcanzables para discos basados en componentes mecánicos. Para tal fin, saca el máximo partido a la interfaz PCIe 3 con la especificación NVM (Non Volatile Memory) Express, diseñada específicamente para los sistemas de almacenamiento de memoria de estado sólido. Sus precios oscilan entre los 69 dólares de la unidad de 128 gigas y los 359 para la de un terabyte.

Intel SSD Pro 6000p: Se trata del siguiente escalón, dirigido también a ordenadores de sobremesa y portátiles. Comparte con la serie 660p el catálogo de capacidades de almacenamiento, así como la interfaz de conexión con el sistema. Sin embargo, cuenta con una especial optimización para ser empleada en sistemas basados en Intel Core e Intel Core Pro, lo que proporciona un altísimo nivel de fiabilidad y, al tiempo, una importante mejora en su eficiencia energética. En cuanto a sus precios, parten de los 79 dólares del disco de 128 gigas y llegan a los 364 para la unidad de un terabyte.

Intel SSD DC P3520: Pensada específicamente para centros de datos, esta familia de discos duros SSD ofrece capacidades de 450 gibabytes, 1,2 terabytes y 2 terabytes. Con unas capacidades de lectura y escritura que alcanzan los 1.700 y 1.350 MB por segundo respectivamente, se basan en PCIe 3 con la especificación NVM y han sido especialmente diseñados para la creación de arrays de almacenamiento de gran tamaño que, al mismo tiempo, ofrezcan un rendimiento adecuado para operaciones que requieren de un alto volumen de acceso a los datos, como servidores web o servicios de virtualización. Sus precios van de los 294 dólares de la unidad de 450 gigas a los 984 para la de 2 terabytes.

Intel SSD DC S3520: Con modelos que se adaptan a distintos factores de forma, esta serie ha sido concebida por Intel como el medio de almacenamiento perfecto para aquellas empresas que se planteen la transición de soportes mecánicos a otros basados en SSD en sus centros de datos. Cuenta con una unidad de 150 gigabytes y el formato estándar de unidad de 2,5 pulgadas con interfaz SATA. El resto de modelos de la serie emplean el estándar M.2 (80 mm) y están disponibles en capacidades de 240, 480, 800, 960, 1.200 y 1.600 gigabytes. Sus precios van de los 89 dólares de la unidad de 150 gigas a los 739 de la de 1,6 terabytes.

Intel SSD E 6000p: Con un ojo puesto en Internet de las Cosas y el creciente volumen de dispositivos conectados, esta familia de discos ha sido diseñada pensando en las necesidades de almacenamiento específicas para ello. Con capacidades de 128 y 256 gigabytes, y velocidades de lectura y escritura de hasta 1.570 y 540 MB por segundo, ofrecen un alto rendimiento en base al uso de la interfaz PCIe 3 NVMe. Además, cuentan con herramientas específicas para la gestión remota, como Intel Remote Secure Erase, una función que permite borrar todos los datos de forma segura, para garantizar la seguridad de los datos en caso de pérdida del dispositivo.

Intel SSD E 5420s: Diseñada para dispositivos conectados (IoT) y sistemas embebidos, esta serie de discos ofrece capacidades de 150 y 240 gigabytes, con tasas de lectura / escritura que pueden alcanzar los 320 y 300 MB por segundo, respectivamente. Además, y dado que están pensados para sistemas que pueden funcionar de manera independiente, cuentan con un amplio conjunto de prestaciones y funciones de seguridad integradas, como el cifrado AES de 256 bits para proteger todo su contenido.

 

El equipo de profesionales de MCPRO se encarga de publicar diariamente la información que interesa al sector profesional TI.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!