Conecta con nosotros

A Fondo

BlackBerry, una marca que cambió la historia de la telefonía móvil

Publicado el

BlackBerry, una marca que cambió la historia de la telefonía móvil

Hace solo unos días que TCL anunció que a partir de agosto de 2020 dejará de fabricar smartphones bajo la marca BlackBerry, una noticia que es muy probable que signifique el final de esta marca, cuya importancia se había ido reduciendo en los últimos años, pero que en su momento supuso una auténtica revolución en el mundo de la telefonía móvil.

Allá por una época, la última década del siglo pasado, cuando los teléfonos móviles no podían ni siquiera acceder al correo electrónico, y mucho menos a Internet, los terminales con teclado físico de BlackBerry eran los dispositivos de moda entre profesionales y usuarios que querían enviar y recibir mensajes de email allá donde estuviesen. Esto, unido a su icónico teclado, hacía que una BlackBerry fuese un dispositivo muy codiciado en varios sectores.

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

Hace unos años, las BlackBerry estaban por todas partes. ¿Quién no ha tenido una, o no conocía a alguien que la tuviese? Se podía ver a gente tecleando en ellas en cualquier situación. Sobre todo al viajar, era habitual ver profesionales tecleando sus correos electrónicos. Pero también comunicándose con otros gracias al servicio de mensajería propio con el que contaban las BlackBerry, el BlackBerry Messenger, una auténtica revolución en tiempos en los que el Whatsapp ni estaba ni se le esperaba.

Pero esos días ya están lejos y prácticamente olvidados por muchos que, como mucho, guardan su vieja BlackBerry en un cajón. Poco a poco fue perdiendo atractivo, y el anuncio de que TCL hace unos años de que se quedaba con la licencia para fabricar smartphones bajo la marca BlackBerry, y que llevarían sistema operativo Android, fue un golpe muy duro para sus admiradores, que al final ha resultado ser prácticamente mortal.

Los orígenes de BlackBerry

La compañía que dio la vida a las BlackBerry fue la canadiense Research in Motion (RIM), que allá por otoño de 1996 lanzó uno de sus primeros dispositivos portables: un busca avanzado, el Interactive Pager 900, de tipo concha y que permitía envío y recepción de mensajes. Fue un éxito, y le siguió el Interactive Pager 800, que también tuvo una enorme acogida. Tanta, que hasta IBM se gastó 10 millones de dólares en él. Le siguió, en verano de 1998, el Interactive Pager 950. Después de estos tres buscas avanzados ya llegaron las primeras BlackBerry.

El primer modelo llegó en enero de 1999, la BlackBerry 850, y era el primer modelo de dispositivo móvil que integraba el correo electrónico. Exteriormente nada la diferenciaba del Pager 950, pero la oportunidad de enviar correos ya la aportaba un plus importante. Esto también marcó un punto de inflexión para RIM, que decidió dejar de utilizar con ella el nombre de Interactive Pager y cambiarlo por el de BlackBerry.

La primera Blackberry, la 850 que hemos comentado, se lanzó en Munich (Alemania), y su nombre, ideado por una empresa externa de marketing, se debe a la forma de los botones del teclado, que se parecen a las «gotitas» que forman la fruta que da nombre al dispositivo, la mora (Blackberry en inglés).

Esta BlackBerry, y la que la siguió, el modelo 857, utilizaban la red DataTAC y pronto se hicieron muy populares entre usuarios profesionales. También en las grandes empresas. Ya en 2002 llegó el primer teléfono móvil con las capacidades de integración con el correo, que además era compatible con correo push, mensajería de texto, fax y navegación web, aunque rudimentaria. También por entonces, Blackberry comenzó a ofrecer servicios de correo electrónico a otros dispositivos ajenos a RIM, como la Palm Treo, a través de su software BlackBerry Connect.

La BlackBerry original tenía pantalla monocromo, aunque en modelos más modernos ya integraba pantallas en color. Todos los modelos posteriores a este de 2002 tenían un diseño optimizado para utilizar el teclado con los pulgares. Los modelos Storm 1 y 2 incluían un teclado SureType. En cuanto a la navegación del sistema, antes del lanzamiento de la BlackBerry 8700 se gestionaba a través de una rueda montada en un lateral del terminal. Las BlackBerry de la gama Pearl ya llevaban un trackball en el frontal, que permitía desplazarse en cuatro sentidos. La evolución de este sistema llegó con la gama Curve 8500, que integraba un teclado óptico.

El declive de una marca icónica

Los usuarios de BlackBerry siempre han sentido un fuerte apego al teclado físico. Por eso, la llegada de la BlackBerry Z10 y la Q10, ambas con pantalla táctil, marcó un punto de inflexión no demasiado bueno para la compañía. La segunda combinaba un teclado físico con una pantalla táctil, pero la primera carecía de teclas físicas, lo que la llevó a cosechar unas ventas más bajas de las esperadas.

En 2013 las ventas de BlackBerry seguían siendo bastante notables, aunque ya empezaban a dar algunos signos de agotamiento. Sobre todo después de haber sufrido varios apagones de sus servicio. Los de 2005, y 2009 no fueron demasiado graves, afectaron a pocas regiones y el servicio se restableció pronto.

Pero el de 2011, que afectó a toda la red y duró varios días, dejó bastante tocada la imagen de la marca. Sobre todo en una época en la que ya comenzaba a haber dispositivos que permitían acceder a Internet y acceder al email de otros fabricantes. Esto llevó a que ya en 2013, las ventas de los terminales Lumia de Nokia superasen por primera vez a las de las BlackBerry.

RIM ya comenzó a acusar el descenso cada vez más acusado en ventas ese mismo año, y se decidió la venta de la compañía a finales de verano de 2013. Además, debido a las bajas ventas del Z10, la compañía tuvo que despedir a cerca del 40% de su plantilla en puestos operativos (unos 4.500 trabajadores) y su línea de producto se concentró en cuatro productos.

BlackBerry comenzó entonces a recibir oferta de compra, pero tras un cambio de CEO en noviembre, en el que John S. Chen accedió a la presidencia provisional de la compañía, empezó a rechazarlas, alegando que una división de la empresa no era lo mejor para los accionistas, los trabajadores de la compañía, los clientes y los proveedores. Pocos días después, la compañía anunció su decisión de luchar por conseguir el éxito, y dejaron aparcada su venta. A día de hoy, John Chen, el que iba a ser presidente provisional de BlackBerry, sigue al frente de la empresa.

Entonces comenzaron a lanzarse más modelos de Blackberry. La Passport contaba con una pantalla de 4,5 pulgadas, cuadrada y Full HD, con especial énfasis en su app Messenger y algunas actualizaciones al sistema operativo propio que utilizaban entonces BB10. En 2014 llegó la Classic, de aspecto y prestaciones más parecidas a la gama Bold, con botones de navegación parecidos a los de otros modelos de BlackBerry anteriores. Por supuesto, con teclado. De hecho, cuando se dejó de fabricar en junio de 2016 se convirtió en el último modelo con teclado en el frontal.

En septiembre de 2015 llegó la BlackBerry Priv, con teclado deslizante y cámara de 18 Megapíxeles. Pero ya tenía una particularidad que la diferenciaba de las anteriores: Android, aunque con apps y funciones especiales inspiradas en el sistema operativo de BlackBerry. No tuvo mucho éxito. En julio de 2016, a pesar de prometer que pronto se lanzaría otra BlackBerry con teclado llegó una sin él y con Android 6.0, la DTEK50. Tenía una pantalla táctil de 5,2 pulgadas y teclado virtual. Fue el último terminal fabricado y comercializado por BlackBerry, que decidió cerrar su línea de producción.

Para evitar la desaparición de sus smartphones, BlackBerry llega a un acuerdo con TCL, fabricante entre otros de los móviles de Alcatel, para desarrollar y lanzar smartphones con Android bajo la marca BlackBerry. Así llegó el DTEK60, ya diseñado y fabricado por TCL, con pantalla táctil de 5,5 pulgadas y sensor de huellas dactilares, entre otras novedades. Después llegarían la BlackBerry KEY y la KEY2. También la KeyONE, con teclado físico.

Progresivamente desde 2013, el interés por las BlackBerry fue cayendo en picado, y en la actualidad su cuota de mercado es prácticamente residual, aunque muchos de sus seguidores lamentarán su pérdida cuando el próximo 31 de agosto dejen de comercializarse y fabricarse, y la licencia de los móviles vuelva a BlackBerry Mobile. Pero quién sabe, quizá en algún momento la compañía decide continuar con el legado de la BlackBerry y volver a lanzar un terminar, o ceder la licencia para ello.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!