8 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Los empresarios creen que la reforma laboral todavía no ha tenido efecto en su actividad

Los empresarios creen que la reforma laboral todavía no ha tenido efecto en su actividad

Los empresarios creen que la reforma laboral todavía no ha tenido efecto en su actividad
julio 24
09:54 2014

reforma laboral

Casi el mismo porcentaje de empresas que realizaron despidos en 2013 (54%) realizarán contrataciones en 2014 (53%), según la Guía del Mercado Laboral 2014, realizada por la multinacional británica Hays, especializada en la contratación de profesionales cualificados, con la colaboración del Instituto de Empresa. El informe, que ofrece un análisis global de tendencias y salarios en España, ha contado con las respuestas y opiniones de 1.348 empresarios y 7.321 trabajadores, de los cuales 3.628 están empleados y 2.536 en situación de desempleo. La Guía, que confirma la certeza de un tímido repunte económico a partir de la segunda mitad de 2013, refleja un mercado fuertemente debilitado donde el paro juvenil y el desempleo de larga duración son especialmente preocupantes, con un fuerte impacto en el plano económico, el político y el social.

Christopher Dottie, Managing Director de Hays España, dijo: “El mercado laboral se nutre de la confianza en el futuro. Contratar a un empleado o unirse a una empresa supone un compromiso que, en un entorno tan inestable, supone también un riesgo”. Según Dottie “la competitividad de España en el mercado global no puede basarse exclusivamente en una disminución de los costes laborales, por lo que será importante mantener el enfoque también en la calidad y la innovación. Además, necesitaremos mejorar la capacidad del mercado para reincorporar a los desempleados de larga duración, que nunca antes han sido tan numerosos”.

La Guía señala que la remontada de la economía española no será equilibrada en todos los sectores y la Construcción e Inmobiliaria serán los más afectados. El informe insiste en la necesidad de reducir el gran desajuste que existe entre las aptitudes de los trabajadores, la formación que escogen, las habilidades que desarrollan y la realidad que demanda el mercado laboral. “Los profesionales de hoy en día -indica Dottie- no están preparados ni enfocados hacia lo que el mercado solicita, como queda reflejado en el estudio anual Global Skills Index elaborado por Hays. Por eso reiteramos nuestro llamamiento a los gobiernos y al sistema educativo para minimizar el impacto que produce esta brecha de aptitudes”. En este sentido, los empresarios coinciden en que el punto de partida para reducir el desajuste es mejorar en el dominio de idiomas y la formación relacionada con nuevas tecnologías.

La Guía

La Guía refleja un mercado laboral con unos salarios congelados respecto a 2012, que fue el año donde los ajustes fueron mayores. Las previsiones para 2014 son tímidamente optimistas, con algún incremento salarial en posiciones críticas. Al igual que en ediciones anteriores, la Guía identifica las posiciones profesionales más y menos solicitadas en cada sector en 2013 y las que lo serán en 2014. Asimismo, ofrece información precisa sobre los salarios medios para cada perfil en cinco ciudades: Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia y Sevilla. Según la Guía, Madrid y Barcelona son las ciudades donde, para un mismo perfil, los salarios son superiores. Les siguen Bilbao, Valencia y Sevilla. Las diferencias salariales se reducen a medida que baja la categoría del perfil solicitado. Madrid y Barcelona concentrarán también el mayor número de ofertas laborales en 2014.

Reforma laboral

El 54% de los empresarios considera que vamos por buen camino y un contundente 41% afirma que la Reforma Laboral que se implantó en 2012 no les ha ayudado para nada. Un 22% consideró que sí les había ayudado y un 22% que lo hará en el futuro. Para este colectivo, las principales dificultades que han encontrado en el actual mercado laboral son la rígida legislación laboral (30%), la falta de dinamismo, la dificultad de acceso al crédito para la creación de nuevos puestos de trabajo y el desajuste existente entre la oferta de profesionales disponibles y las vacantes existentes. Baja así el peso negativo de la legislación laboral, que en la Guía 2013 superaba el 38%.

Al margen de los despidos, las empresas han retenido, bastante bien, a sus plantillas, y sólo un 13% de los encuestados detectó en 2013 una fuga voluntaria de talento entre sus empleados. Sin embargo, en tiempos de crisis y en un mercado en que el 54% de empresarios tuvo que llevar a cabo despidos en 2013 – sobre todo en profesionales con experiencia acumulada de dos a diez años – el miedo a perder el empleo ayudó a retener a estos profesionales. El 64% de empresarios dijo que no considera los costes de despido a la hora de hacer selección. Y en el 50% de las empresas hubo congelación salarial en 2013, frente a un 28% donde sí que hubo un aumento de salarios.

Retribución

Sólo la mitad de los empresarios encuestados paga remuneración variable a sus empleados (51%), menos que en el ejercicio anterior donde lo hacía un 56%. La gran mayoría abona esta remuneración variable basándose en una fórmula mixta que compagina los resultados individuales y los de empresa. En el capítulo de beneficios no financieros, el más importante sigue siendo el coche de empresa (41%), seguido muy de cerca por la formación externa, el seguro médico y las dietas.

Qué valoran los empresarios

La experiencia supera a la formación con un 84% en las preferencias de los empresarios, que señalaron que lo que más valoran al seleccionar un candidato, y por este orden, es la proactividad y dinamismo, la polivalencia y capacidad de adaptación, la capacidad de trabajo, el conocimiento del sector y finalmente las ganas de trabajar en equipo. Para el 88%, la buena gestión del tiempo y la organización son los factores que más influyen en la productividad. Al indicar los cinco errores más graves que puede cometer un candidato en una entrevista de trabajo señalaron la antipatía, la arrogancia y los comentarios negativos sobre antiguos jefes. Al igual que en las dos ediciones anteriores de la Guía, el 90% de los empresarios consideró el inglés como idioma importante para su empresa, por encima del castellano, escogido por un 81%, y bastante más lejos el francés, 26%, y el catalán con un 21%. Tras éste, se sitúa el alemán con un 19%.

Nuevas contrataciones

El 53% de los empresarios piensa ampliar su plantilla en 2014, aunque para casi la mitad de los encuestados la inversión en recursos humanos en 2013 se mantuvo igual que el año anterior. El 52% de los encuestados apunta en sus contrataciones perfiles de Ventas y Comerciales, que serán los más buscados en 2014, seguidos por Ingenieros e Informáticos y perfiles de Tecnologías de la Información. Finalmente, consideraron que el dominio de más idiomas y la formación técnica son claves para encontrar trabajo.

Contentos con su formación

A pesar de las cifras de paro y las dificultades vividas, profesionales en activo, parados y expatriados, coinciden con un rotundo 80% en que no se arrepienten del área de formación que escogieron en su día. Sólo el 15% se arrepiente de ello y el 75% de los empleados dice que lo hace en su área de formación. Entre los que sí que se arrepienten, destacan los formados en las áreas Jurídico-Legal y de Marketing.

El 48% de los encuestados desempleados han sido despedidos, y el 23% de ellos -frente a al 30% del año anterior- rechazó una oferta de empleo por razones como salario insuficiente, ofertas no adecuadas a la experiencia o área de formación del candidato y proyectos poco interesantes.

Cambio de empleo

El 28% de encuestados con empleo dijo que se siente estancado en su carrera profesional, ya que no perciben aumentos de salarios ni promociones y el 82% considera la posibilidad de cambiar de trabajo en 2014, frente al 70,6% del pasado año, aunque sólo la mitad está en búsqueda activa en este momento. Del mismo modo, solo el 16% considera que su salario es acorde con el trabajo que realiza frente al 20,8% de la pasada edición del estudio. Entre las razones para el cambio están las perspectivas de crecimiento profesional, la búsqueda de nuevos retos y la sensación de no estar retribuidos como merecen. El 23% espera recibir un aumento entre el 10% y el 20%, si cambian de empleo.

La media de búsqueda de empleo se sitúa en un tiempo inferior a seis meses con menos de 10 currículos enviados a empresas por candidato. Casi el 50% de los empleados en búsqueda de un nuevo reto ha rechazado una oferta de empleo, casi siempre porque su expectativa salarial era superior a la que se ofrecía. Entre los desempleados, rechazaron ofertas en 2013 un 23%, cifra que desciende respecto a la del año anterior que se situó en un 29%. Sólo un 16% opina que el salario que recibe es acorde con el trabajo que realiza y un 56% recibe remuneración variable basada, en un 53% de las veces, en una fórmula mixta que mezcla objetivos individuales y de empresa.

Tanto empleados como desempleados coinciden en que los contactos personales son la mejor forma de encontrar empleo. Para ellos los beneficios no financieros no son lo más valorado si bien los más apreciados son la formación externa seguida del seguro sanitario, los tickets de comida y el coche de empresa.

Movilidad

El mismo porcentaje de desempleados que de empleados (68%) valora la posibilidad de trabajar en el extranjero. El principal freno (87%) para quienes no se irían son las razones familiares. Europa sigue siendo el destino favorito y la movilidad interior se valora por un 87% de desempleados.

Un amplio 73% de profesionales no teme perder su puesto de trabajo. Para el 27% restante, las razones principales para perderlo son la situación económica del país y la situación financiera particular de su empresa. El año anterior había más gente temerosa de perder su puesto de empleo, un 35%.

Solidaridad

Sólo un 6% de las personas con empleo estaría dispuesto a asumir una bajada de salario para ayudar a realizar nuevas contrataciones y contribuir a la disminución de la tasa de paro. Un 32% lo aceptaría con condiciones pactadas de regreso al salario anterior cuando la situación mejorase y un 37% manifestó su negativa. Entre los que sí lo harían, un 59% asumiría una bajada de entre un 5% y un 10%.

Regresar a casa

El 85% de los expatriados emigró hace menos de cinco años por la falta de oportunidades de empleo en España. Otro 28% lo hizo porque, a pesar de tener trabajo en España, recibieron una oferta más interesante en el extranjero. La mayoría (52%) piensa regresar a España en algún momento. Un 27% piensa hacerlo en un periodo de entre tres y cinco años y un 22% en cinco años o más.

Foto: shutterstock

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!