Conecta con nosotros

Noticias

Elon Musk planea fabricar coches alimentados por energía solar

Publicado el

Elon Musk

Elon Musk es sobre todo conocido por la puesta en marcha de Tesla, una empresa dedicada a la fabricación de coches eléctricos. Pero también tiene otras. Por un lado está SpaceX, una compañía dedicada a la exploración del espacio y con la que Musk espera poder llegar algún día a Marte, y por otro, SolarCity, dedicada al desarrollo de las energías renovables. Además, también ha puesto en marcha una planta de desarrollo de baterías, Gigafactory.

Muchos se quedaron extrañados de que Musk, que hasta hace poco parecía estar interesado únicamente por tecnologías futuristas, se aventurase en un sector de 200 años de antigüedad. Más extrañados se quedaron cuando anunció el pasado verano que Tesla iba a comprar SolarCity, que pasaba por dificultades, por 2.300 millones de dólares. Pero cuando hizo públicos sus planes de futuro, todo quedó claro.

Si la fusión entre Tesla y SolarCity sigue adelante, y se produce esta misma semana tal como está previsto, supondrá un paso más en los planes de Musk por desarrollar un coche que funcione completamente gracias a las energías renovables, en concreto, a la energía solar.

Pero según Recode, sus planes para esta fusión no sólo marcarán un punto de inflexión para sus empresas, sino también para el mundo de la próxima generación de baterías. Hasta hace poco, los avances en en este aspecto no han sido muy destacados, pero este movimiento podría ocasionar un cambio en el sector, y dar lugar a grandes avances que transformará la forma en la que se almacena la energía.

La evolución de las baterías

Durante años, las baterías que dan energía a nuestros smartphones y ordenadores, así como a las encargadas de recoger la energía solar, han estado en manos de unos pocos fabricantes. La mayoría de las minas de litio que se utiliza para crearlas están en manos de cuatro grandes empresas, así que las TIC no tenían más remedio que plegarse a lo que ellas decidían, lo que invariablemente iba a ocasionar un aumento de su consumo y también de su precio. Se calcula que, si todo sigue así, su precio se doblará para 2020. Como es lógico, se necesitan nuevas soluciones y sistemas de fabricación para evitarlo.

Pero gracias a la energía solar y a los planes de Elon Musk, la próxima generación de baterías solares de gran tamaño será más asequible, escalable y segura que sus antecesoras. Tendrán el tamaño suficiente para poder proporcionar energía a hogares, empresas, fábricas e incluso ciudades enteras y pequeñas centrales de energía. Con ellas, muchas zonas que en la actualidad tienen dificultades para conseguir energía podrán disfrutar de esta sin problemas, combinando las fuentes que utilizan en la actualidad y baterías solares.

Pero las aplicaciones que se pueden dar al almacenamiento de energía solar que propone SolarCity no sólo están limitadas a los coches y a las zonas del planeta con limitaciones. Las baterías de la próxima generación serán perfectas para operar durante desastres naturales o provocados por la mano del hombre, ya que el almacenamiento de energía solar puede ser crítico para contribuir a rescates y a la recuperación de zonas afectadas. Y también podrían paliar los efectos de las ciberguerras a gran escala, y servir como fuente de energía durante, por ejemplo, un apagón a gran escala provocado por un ataque.

Por lo tanto, si finalmente el voto se vota a la fusión entre Tesla y SolarCity es favorable, será no sólo una victoria más para Elon Musk, sino también un espaldarazo a su visión sobre el futuro de la energía a nivel global.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!