Conecta con nosotros

Noticias

Hertz pierde la paciencia con Accenture: demanda de 40 millones de dólares por una web que no funciona

Publicado el

Hertz

Hay veces que el rediseño de una web puede complicarse algo más de la cuenta. Y hay ocasiones en la que empresa encargada de acometer el rediseño, puede acabar por perder completamente el control sobre su proyecto…con las peores consecuencias.

Esto último es precisamente lo que está experimentando «en sus carnes» Accenture, que ha visto en la última semana cómo Hertz le demanda ante los tribunales, al haber sido «incapaz» de entregarle una web en condiciones.

En este sentido, la popular firma de alquiler de coches, pide a a la consultora nada menos que 40 millones de dólares por el rediseño de una web corporativa que tendría que haberse entregado en diciembre de 2017 y que a día de hoy, ni está, ni probablemente, se le espera.

Historia de un rediseño maldito

La historia de este despropósito arranca, cuentan en «The Register», en 2016. En ese momento, Hertz le encarga a Accenture el rediseño completo de su presencia on-line.

El plazo que se marcan para la entrega, un año: diciembre de 2017. Como explica Hertz en su demanda, los plazos se dilatan y acuerdan alargar la fecha de entrega hasta enero de 2018 y de ahí, la fecha se alarga una vez más, hasta abril de ese año.

A partir de ese momento Hertz afirma perder la confianza en Accenture y al revisar el trabajo que debería haberse entregado, el pánico: «un producto y un diseño que aparentemente no hace la mitad de lo especificado y aún no está ni mucho menos terminado».

Con estos ingredientes, la multinacional del renting presenta ante los tribunales de Nueva York, la demanda: 32 millones de dólares por lo que ya han pagado a Accenture en fees, más aproximadamente los diez millones de dólares que costaría «arreglar los fallos técnicos» del proyecto «entregado».«Accenture nunca entregó un sitio web funcional o una aplicación móvil» indican.

Tan graves son los fallos, que tal y como indica Hertz, al parecer Accenture ni siquiera consiguió que la nueva web de la compañía fuera responsive (es decir, capaz de adaptarse automáticamente a todos los tamaños de pantalla), una tecnología estándar desde hace años y que la consultora excusó su ausencia, alegando que su desarrollo costaría cientos de miles de dólares más.

Otra de las peticiones de Hertz pasaba porque su presencia on-line contase con una «base común de información compartida» para todas sus webs y apps, un requisito que fue «ignorado de forma deliberada. Accenture únicamente escribió código que podía ser utilizado por la marca en Estados Unidos, incompatible con nuestra presencia internacional y con nuestras otras marcas» puntualizan.

Por si esto fuera poco, Hertz afirma que el código entregado era «horrible» y literalmente «una pesadilla en términos de seguridad, incluyendo vulnerabilidades graves y con serios problemas de rendimiento y estabilidad».

Por su parte Accenture, se declara inocente de los cargos. «Creemos que las acusaciones en esta demanda no tienen fundamento, y tenemos la intención de defender nuestra posición. Como se trata de un asunto legal en curso, rechazamos cualquier otro comentario» indican.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!