Conecta con nosotros

Noticias

Tecnológicas y fabricantes de vehículos pisan el acelerador en avances para vehículos eléctricos

Publicado el

Tecnológicas y fabricantes de vehículos pisan el acelerador en avances para vehículos eléctricos

Los vehículos eléctricos están atrayendo la atención tanto de los fabricantes de vehículos tradicionales como de las tecnológicas, dado que la tecnología necesaria para conseguir que avancen y lleguen a desbancar definitivamente a los vehículos convencionales está llegando en muchos casos de la colaboración de los fabricantes de coches con las principales compañías de tecnología. Sobre todo, de las dedicadas al hardware o que cuentan con divisiones específicas dedicadas a los sistemas para el desarrollo del coche eléctrico.

Es lo que está sucediendo con Qualcomm y Google, que aunque en algunos aspectos no se llevan demasiado bien últimamente, ya que google puede que no siga utilizando chips de Qualcomm para sus tablets y portátiles Chromebook, en el desarrollo de componentes para vehículos eléctricos van a colaborar con total normalidad. Para empezar se han unido para suministrar un chip clave para el funcionamiento del panel de control digital del Megane E-TECH Electric, el próximo vehículo eléctrico de última generación de Renault.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

El Megane E-TECH Electric empleará chips de Qualcomm para hacer funcionar su sistema de información y entretenimiento, que utilizará software de Google. Los chips de tercera generación Snapdragon Automotive Cockpit Platform de Qualcomm constituyen un sistema escalable, basado en Inteligencia Artificial, para el sector de la automoción, y se dice de ellos que están pensados para ofrecer «experiencias transformadoras a conductores y pasajeros«. Se encargan de impulsar el sistema de información y entretenimiento de alta tecnología de estos vehículos, un sistema que incorpora pantallas táctiles de pequeño tamaño para las funciones de audio, vídeo y navegación.

Como hemos mencionado, los sistemas de información y entretenimiento del Megane E-TECH Electric estarán equipadas con apps y servicios de Google, como su asistente, Maps y Play. Además, la cabina digital del vehículo cuenta con el sistema operativo Android Automotive (AAOS). Pero este es solo un ejemplo, de lo que Google y Qualcomm pueden hacer, si trabajan juntos, en el campo de la tecnología para vehículos eléctricos: desarrollo de experiencias de Inteligencia Artificial intuitivas para la asistencia virtual en vehículo o fomentar las interacciones naturales entre vehículo y conductor, además de impulsar la seguridad.

Pero a pesar de ser muy importante, este tipo de tecnología no es primordial para el desarrollo de los vehículos eléctricos. La principal está relacionada con las baterías para este tipo de coches. De su avance depende en gran medida no solo su autonomía y popularización. También sus posibilidades de futuro. Por eso, los fabricantes de coches no cesan de investigar para mejorarlas, pero también invierten en medios para impulsar su fabricación. De esta manera habrá más modelos y unidades de vehículos eléctricos a la venta.

Uno de los fabricantes que más está trabajando en el impulso de estas baterías es Toyota, que según Reuters acaba de comunicar que espera invertir más de 13.500 millones de dólares hasta 2030 para avanzar en el desarrollo de baterías y de los sistemas de suministro de energía para ellas. Con esto, el fabricante japonés, el principal del mundo en volumen de fabricación, quiere colocarse en el primer puesto en esta tecnología a lo largo de la próxima década.

Toyota también está considerado uno de los principales fabricantes en baterías de vehículos eléctricos, y ahora quiere reducir el coste de sus baterías en un 30% como mínimo. Para ello va a trabajar con los materiales que se emplean en su fabricación y también en la manera en que se estructuran sus celdas. Además, tiene planes de utilizar baterías de estado sólido, de cuya fabricación también quiere ser uno de los líderes desatacados, en vehículos eléctricos híbridos.

Las baterías de estado sólido pueden representar un punto de inflexión para los fabricantes de automóviles de cara al avance de los vehículos eléctricos, ya que son más densas en cuanto a energía, se cargan con más rapidez y son menos  propensas a arder. Si se desarrollan e implementan de manera adecuada, podrían sustituir en el futuro a las baterías que utilizan en la actualidad la mayoría de estos vehículos, de ión-litio. Eso sí, al parecer el objetivo de Toyota no está en comenzar a fabricar estas baterías en masa antes de mediados de esta década. Aún están investigando qué materiales son los mejores que podrían utilizar.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!