Conecta con nosotros
Moisés Navarro Moisés Navarro

Entrevistas

“En la industria TIC hay cuatro superpoderes”

Moisés Navarro

Business Solutions Strategist

VMware Iberia

Publicado el

Hace unos días, VMware anunciaba los resultados del tercer trimestre de su año fiscal con buenas noticias: habían facturado un 14% más que el año pasado, llegando a los 2.200 millones de dólares debido, según ellos, a la diversidad de su portfolio de soluciones. De esta manera demuestran al mercado que la compra de su matriz, EMC, por parte de Dell hace tres años, no le ha afectado en absoluto, como ya comentaron en su día durante la celebración de su mítico VMworld.

La compañía no es muy amiga de dar explicaciones pero, cuando las da, estas “van a misa”, como suele decirse. Así lo han demostrado también en la edición de este año del VMworld Europa, celebrado de nuevo en Barcelona, donde han vuelto a repetir consignas que, los que ya llevamos un tiempo asistiendo, nos sonaban de lejos. “Asentar y expandir una misma idea cada tanto tiempo es un mensaje de coherencia que el mercado agradece. Damos a entender que no damos saltos y tenemos una línea de trabajo que convence a clientes y partner”, nos contó en una entrevista exclusiva, Moisés Navarro, Business Solutions Strategist en VMware Iberia.

Asimismo, y como lleva sucediendo ya durante un lustro, la línea de trabajo que está siguiendo la compañía tiene su propio eslogan, y este es ayudar a los clientes a que puedan operar en cualquier nube, crear cualquier aplicación y entregarlas y consumirlas en cualquier contexto. Todo ello, bajo un paradigma de seguridad intrínseca.

Además del mensaje principal, Navarro nos aseguró que durante el último años han estado trabajando en reforzar cuatro aspectos de su portfolio: automatización, diversidad de plataformas, seguridad intrínseca y edge computing.

Por un lado, “se refuerza la ayuda para que los clientes sigan potenciando sus capacidades de automatización y gestión de sus servicios“. Así, la compañía está ampliando sus capacidades cognitivas para que, “además de cubrir la capa de infraestructura, se haga lo propio con la de apps”. Esto se traduce en que el cliente tome el control de su realidad de servicios a través de todas las capas que conforman su IT.

Por otro lado, la compañía quiere que el cliente pueda abrazar la diversidad de plataformas con las que trabajen, siendo conscientes de que no solo operan con capacidades propias sino con otras de terceros. En este sentido se han reforzado dos líneas estratégicas: “la colaboración con diferentes proveedores de nube pública (AWS, IBM Cloud y, recientemente, con Alibaba Cloud) nos permite ofrecer al cliente un elenco más amplio y potente de plataforma”, nos contó Navarro. Al mismo tiempo, la compañía anima a los clientes a “abrazar” el modelo de containers “con mucho entusiasmo”, ya que les permitirá ser más ágiles en el despliegue de aplicaciones y adaptarse a las demandas de negocio. “Lo que hacemos en VMware es dar unas capacidades de operación y automatización muy maduras para que el usuario se centre en la app y no pierda tiempo en la capa de gestión de operaciones”.

Dicho en otras palabras, si un cliente se refuerza den automatizar sus capacidades propias, tiende un puente a proveedores de alta escalabilidad, y utiliza la nube pública consigue una extensión natural con grandes jugadores, pudiendo alcanzar marcos y capacidades IT que le van a dar más agilidad, y todo ello bajo un paradigma de control, operaciones y automatización.

La seguridad basada en la microsegmentación

Y, hablando de control… poco camino nuevo se puede andar si no contamos con la protección adecuada, o lo que es lo mismo, si no se protegen las nuevas capas que se van introduciendo en la gestión. Moisés Navarro nos contó la innovación introducida en este aspecto: “En lugar de perseguir patrones de ataque, yo voy a vigilar que mi app o servicio no se desvíe del patrón esperado, es decir, que en lugar de vigilar miles de agujeros me fijo que mi activo a proteger no esta siendo afectado y solo me dedico a eso”.

Así, la compañía permite afrontar de manera novedosa y complementaria la seguridad:La reforzamos porque los clientes van a seguir vigilando su alrededor, pero sin perder de vista lo que están protegiendo, en cuanto se desvía, actuamos”.

En este punto, Navarro interrumpe su discurso para profundizar en uno de los temas más sensibles de cualquier empresa IT. Y es que, al no conseguirse nunca la seguridad 100% las empresas destinan muchos esfuerzos a intentar acercarse, lo más posible, a la perfección. Por ello, VMware ha desarrollado la “seguridad basada en la microsegmentación”, que no es otra cosa que un modelo de seguridad predictiva y adaptativa, que tiene un módulo muy pegado a las apps para evitar que estas se desvíen. “Cuando el sistema reacciona frente a una invasión puede bloquear un entorno. Se trata de prevenir”.

Así, esta segmentación puede ser atómica (containers, dispositivos, sensores IoT…) “tienes que conseguir que cada átomo de tu realidad esté seguro, blindando cada elemento”. Y esto va más allá de las barreras que pongan los sistemas de seguridad. “Puede que haya un problema en la red, como que esté mal configurada, y es necesario vigilar que una app no se desvíe del comportamiento necesario“, indicó Navarro para concluir que se trata de complementar el perímetro de la protección con la parte reactiva. “Es meter una barrera adicional a esa puerta de entrada”.

Desde que esta estrategia fuera presentada en 2017, los ingenieros de la compañía se han pasado un año reforzándola e introduciéndola en las piezas de virtualización del cómputo. Mientras que antes era una capacidad modular, ahora está integrada con las piezas de la infraestructura, de manera que la aplicación sigue trabajando, sin verse ralentizada y dándole a los profesionales más capacidades para trabajar la seguridad, pero desde otro punto de vista.

vmworld

Proyecto Dimension y otras novedades

En la edición de VMworld de este año se ha hablado mucho, como hemos indicado antes, de automatización, operaciones en centros propios, en nubes públicas, de conatiners , los nuevos frameworks de aplicación y de seguridad intrínseca…. Pero la novedad más tangible  fue el lanzamiento de la plataforma IoT, VMware Pulse IoT Center, para ayudar a los clientes a  tener una gobernanza del mundo IoT desde las operaciones de infreastructuras. “Esta plataforma gestiona 500 millones de dispositivos de una forma centralizada para que, independientemente de donde estén los sensores, el usuario pueda asegurarlos, gestionarlos y tener capacidades analíticas y predictivas, evitando degradaciones del servicio, y todo ello de manera remota”, indicó Navarro.

Adicionalmente a todas estas mejoras, el evento fue el escenario perfecto para presentar novedades que verán la luz en los próximos meses. Por ejemplo, se anunció la fase beta del proyecto Dimensioncuyo objetivo es introducir infraestructura de TI ágiles en los data centers de los clientes, pero con un modelo de consumo basado en cloud. Navarro nos explicó que es algo que se llevaba demandando un tiempo ya que los clientes pedían “consumir recursos con la mentalidad cloud de ‘yo pido, alguien lo pone y solo pago por lo que consumo'”, pero en lugar de usar un CPD de terceros lo hacen en el suyo propio”. Todo ello orientado a una de las tendencias con más repunte en el mercado: el mundo Edge.

Al ser un modelo as a service, el cliente no tiene que asumir ni el coste del hardware ni la instalación, siguiendo el mismo funcionamiento que una nube pública. “Cuando un cliente tiene miles de almacenes y tiendas, que es donde suelen desplegar sus servidores, cada vez que tenían un despliegue tenían que comprar el hardware, validar que era el correcto… y lo mismo con el software: ir allí físicamente, instalarlo, cablear, comprobar que todo estaba bien, activar y empezar a usar”. En fin, un lío.

Lo cierto es que, hay veces, que por temas de latencia, seguridad, regulaciones, etc… se necesita un punto logístico, como el edge. “La producción del dato o la toma de la medida (ya sea a través de un sensor o una cámara) requiere de algo cercano que le dé capacidad de cómputo, que le dé valor porque transferir datos a una central supondría mucho dinero y mucho tiempo”.

Otra tendencia imparable en la industria IT que VMware ha querido abordar es el mundo del blockchain, eso sí, siendo consciente de que, a día de hoy, no es una tendencia que ya esté revolucionando el mercado sino “un elemento muy a tener en cuenta, que no está ni maduro, ni integrado ni desplegado en nuestro día a día“, como puede pasar con el cloud, la movilidad, la IA y el IoT, los “cuatro superpoderes de la industria TIC a día de hoy“. Por este motivo, la compañía ve en el blockchain como un terreno virgen en el que experimentar. “Vamos a estar muy atentos y ayudar al mercado con este elemento, sin caer en mensajes grandilocuentes de que ya nos ha cambiado la vida o que lo tenemos en cualquier proceso vital”.

Por ello, Moisés nos contó que están trabajando en dos iniciativas relacionadas con esta tendencia. Por un lado, han lanzado un proyecto open source, Concord, que ya está en manos de la comunidad para establecer cadenas de bloques más eficientes, con mayor rendimiento y escalables que los que hay en la actualidad. Debido a su diseño, blockchain es un producto ineficiente que consume mucha energía y cómputo, siendo su rendimiento y escalabilidad, bastante deficientes. VMware pretende solucionar esto implementando un nuevo algoritmo (no comercial).

Por otro lado, y más orientado a la rentabilidad económica es la nueva herramienta VMware Blockchain, “consiste en ofrecer capacidad as a service para que los clientes puedan crear una cadena de bloques, encargándonos a nosotros la complejidad de la plataforma”. Para ello, utilizarán el proyecto Concord.Además de ofrecer esto as a service, también estamos trabajando en un modelo multicloud para el cliente, de manera que las cargas que vaya a generar ese blockchain puedan trabajar en varias nubes (en este caso, de momento con IBM Cloud y AWS). Esto tiene la bondad de que, en función de las necesidades de escalabilidad, crecimiento, precio o huella geográfica, el usuario tenga más amplitud de elección”.

Conclusiones

Frente a la velocidad con la que se mueve la industria TI, el gigante VMware da sus pasos con cautela, respetando siempre una estrategia establecida a cinco años que dé al cliente la seguridad que necesitan para que confíen en ellos, mientras que van añadiendo por el camino innovaciones que son necesarias en un sector tan revolucionario.

El VMworld de este año pudo dar la sensación de que no se abordaba nada nuevo. Otra vez se hablaba de nube híbrida, de movilidad, de IoT… sin embargo, la enorme complejidad de estas infraestructuras evidencia que los avances han de ser así.. lentos. Eso no quita para que se comiencen a hacer pruebas con elementos que, a todas luces, van a revolucionar el mercado en unos años, como el blockchain.

En cualquier caso, la compañía norteamericana da la sensación que se mueve, tiene muchos proyectos en España y sus responsables destilan entusiasmo con lo que hacen. Moisés Navarro en esta entrevista y María José Talavera, en otras tantas, han sido los encargados de transmitirnos esa ilusión este año en el VMworld.

 

Periodista especializada en tecnologías corporate, encargada de las entrevistas en profundidad y los reportajes de investigación en MuyComputerPRO. En el ámbito del marketing digital, gestiono y ejecuto las campañas de leads generation y gestión de eventos.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!