Bandejas de alimentación adicional en impresoras, ¿qué valor aportan?

Las bandejas de alimentación adicional permiten que una impresora disponga de una mayor capacidad de entrada de papel. La capacidad máxima de alimentación de una impresora depende por tanto de las bandejas adicionales que se pueden añadir, aunque debemos tener en cuenta que no todos los modelos profesionales soportan este tipo de accesorios.

Por lo general las bandejas de alimentación adicional son una buena opción para entornos de impresión que tienen que sacar adelante grandes cargas de trabajo, y en este artículo vamos a repasar claramente por qué.

Las bandejas de alimentación adicional permiten como dijimos aumentar la capacidad de entrada de papel, lo que supone que podremos sacar adelante un mayor número de impresiones sin tener que parar a reponer papel.

Esto simplifica la gestión y la utilización de la impresora y contribuye a reducir los parones y las esperas. Para entenderlo mejor vamos a poner un ejemplo muy sencillo que representa a la perfección el valor que ofrecen las bandejas de alimentación adicional; imagina una empresa en la que se trabaja con cinco mil impresiones al mes. Dicha empresa utiliza una impresora que tiene una capacidad de alimentación de 500 páginas y no recurre a bandejas adicionales.

En un mes esa empresa habrá tenido que parar a reponer papel diez veces, pero si hubiera utilizado al menos una bandeja de alimentación adicional de 500 páginas más habría reducido las interrupciones para reponer papel a cinco al mes.

La gestión del papel forma es una parte fundamental de cualquier entorno de impresión y debe ser uno de nuestros principales objetivos si queremos optimizarlo.