17 de diciembre de 2017

MuyComputerPRO

Pros y contras de invertir ahora en Bitcoin

Pros y contras de invertir ahora en Bitcoin

Pros y contras de invertir ahora en Bitcoin
diciembre 01
14:15 2017

Aunque Bitcoin no es algo especialmente nuevo (recordemos que “nació” en 2009), lo cierto es que estamos viviendo un periodo en el que la criptomoneda ha alcanzado unos niveles de popularidad y de valor nunca vistos hasta ahora. Muestra de ello es que, a mitades de esta semana, su cotización ha alcanzado los 11.000 dólares, si bien es cierto que al llegar al final de la semana el valor en los intercambios ha descendido hasta los 9.500-10.000 dólares. Esto, sumado a que los medios de comunicación generalistas, e incluso espacios en los que no lo habríamos imaginado jamás, se han sumado a hablar de Bitcoin, ha despertado el interés de muchísimos inversores. Y es que si nos centramos en las noticias de estos últimos meses, vemos que ha sido una de las inversiones más rentables que se han conocido en mucho tiempo.

Sin embargo, que sea una inversión rentable no significa, ni mucho menos, que sea una inversión segura. Es más, no es una inversión muy rentable, no, puede serlo, que no es lo mismo. Forbes dedica hoy un interesante artículo a analizar precisamente eso, si invertir en Bitcoin es una buena o una mala idea. Pero no, desgraciadamente no dan una indicación clara en uno u otro sentido, sino que recopilan datos a favor y en contra, dejando en la mano del potencial inversor la elección final. Sí que, para empezar, debemos tener en cuenta que hablamos de una cotización que fluctúa bastante, el ejemplo más claro lo hemos tenido esta misma semana, con una diferencia de casi 1.500 dólares en solo un par de días. En este caso no hablamos de elegir el momento adecuado para invertir, no, hablamos de elegir el segundo adecuado.

Además, gran parte de este crecimiento que estamos viviendo tiene bastantes de las formas comunes en una burbuja (santo Dios, otra más no). ¿Hay razones objetivas para un crecimiento (y su posterior descenso) tan acusados? Recordemos que no estamos hablando de las acciones de una empresa que, por ejemplo, acaba de anunciar un nuevo producto o servicio que se va a comer el mundo con patatas. No, hablamos de una cibermoneda, que es un concepto que todavía cuesta un poco entender, que se basa en una tecnología (las cadenas de bloques) cuya comprensión escapa al común de los mortales, y que está respaldada por… bueno, en realidad por nada en particular. Por dejarlo claro, no hay empresas o entidades públicas que, en alguna medida, avalen su fiabilidad y persistencia en el tiempo.

¿Significa esto que Bitcoin no vale nada? No, no he dicho eso, ni se me pasaría por la imaginación. Al contrario, hay bastantes indicadores que apuntan a que Bitcoin y otras cibermonedas tienen futuro, al menos a corto y medio plazo. No está tan claro, eso sí, que ahora mismo sea el mejor momento para invertir. Entre ayer y hoy ya he leído a varios analistas que (cosa rara) coinciden en que ahora mismo el valor de la ciberdivisa está hinchado, y que a corto plazo el mercado corregirá ese exceso, llevando su cotización a valores previos a esta explosión, es decir, a alrededor de los 7.500 dólares. ¿Ocurrirá esto realmente? Nadie lo sabe. En gran medida depende de la seguridad que los propios inversores sigan teniendo en Bitcoin. Si el lunes que viene todo el mundo se despierta con miedo y decide vender, viviremos una caída histórica. Si, por contra, A los actuales inversores se suman otros tantos que deseen empezar diciembre subiéndose a la inversión de moda, podemos ver un nuevo máximo histórico que supere el que ya hemos vivido esta semana.

¿Y si intentamos mirar a medio y largo plazo?

Pues también hay pros y contras. Ayer, por ejemplo, supimos que John McAfee ha pronosticado que en 2020 el valor de un bitcoin será de un millón de dólares. Sí, has leído bien, apunta a una revalorización del 10.000% en poco más de dos años. Y aunque pueda parecer un exceso (más todavía si vemos la bravata con la que acompañó su pronóstico), lo cierto es que poco después ya han aparecido otras voces con opiniones parecidas (McAfee cita algunas de ellas en su cuenta de Twitter). Hablamos, por lo tanto, de que un euro invertido hoy, podría convertirse en 100 dólares en 2020, cuesta imaginar inversiones más rentables.

Pero entonces, ¿invertir sí o no? Mi opinión personal es que hablamos de una inversión con un alto factor de riesgo. Esto no es necesariamente malo, hay inversores que buscan precisamente este tipo de productos, por la alta rentabilidad que pueden ofrecer. Lo que sí que está claro es que no es el lugar en el que poner los ahorros que queremos para nuestra vejez, los estudios de nuestros hijos, el colchón económico que guardamos para los malos tiempos… Para el común de los mortales (no para los inversores profesionales, ellos se mueven en otro contexto distinto), lo más recomendable es invertir, únicamente, aquello que nos podemos permitir perder. La mala noticia es que, así, seguramente no nos haremos millonarios, pero no estaremos comprometiendo nuestro futuro con una apuesta que, a día de hoy, es demasiado arriesgada.

 

About Author

José Buendía

José Buendía

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!