Conecta con nosotros

Noticias

Servicios europeos de búsqueda online de empleo acusan a Google de prácticas anticompetitivas

Publicado el

Google búsqueda

Google cuenta con numerosas herramientas online que proporcionan todo tipo de servicios. Una de ellas es una herramienta de búsqueda de empleo, que funciona a modo de agregador de puestos publicados en otros sitios de empleo y que se activa a través del buscador cuando alguien busca puestos de trabajo. Para quienes buscan empleo, e incluso para los que quieren contratar nuevos trabajadores, puede resultar de gran ayuda. Pero varios servicios online de búsqueda de empleo rivales en Europa no están tan conformes con sus prácticas. Alegan, según Reuters, que Google se comporta de manera anticompetitiva con su buscador, y que su modo de actuar les ha costado usuarios y les ha ocasionado un descenso en sus beneficios.

Así lo han manifestado 23 de estos servicios en una carta que van a enviar hoy a la Comisaria que se encarga de las investigaciones sobre prácticas anticompetitivas en la Unión Europea hasta el próximo 31 de octubre, Margrethe Vestager. En la carta también le piden que mientras dure la investigación que está llevando a cabo sobre las prácticas de la compañía con respeto a este buscador ordene a Google que cese en sus prácticas.

Google puso en marcha este buscador hace un par de años, y al igual que otros agregadores de ofertas de empleo, permite que los que buscan un puesto de trabajo filtren los resultados en función de varios criterios, además de guardar resultados y de crear alertas para recibir un aviso cuando se publiquen ofertas de un sector o puesto determinados. Eso sí, los que quieran solicitar uno de los empleos que muestra deben dirigirse para ello a las páginas o agregadores en los que está publicado. Cuando se hace una búsqueda en Google de puestos de trabajo, los resultados de este buscador aparecen destacados en la parte superior, por encima del resto de resultados.

Esto es precisamente lo que más molesta a los competidores de Google, que señalan que este posicionamiento es ilegal, porque la compañía está utilizando su posición de dominio para atraer usuarios a su oferta de búsquedas especializada. Pero la posición de los críticos no es unánime en el sector, ya que otras compañías de búsqueda de empleo aseguran que Google ha devuelto la innovación y la competencia al sector.

Al parecer, Vestager va a dejar un informe detallado sobre su investigación de la herramienta, para que quien le sustituya a partir de noviembre no tenga que empezar de cero. Así se evitaría una falta de acción al respecto, que podría enfadar a los firmantes de la carta, entre los que están la británica Best Jobs Online y las alemanas Intermedia y Jobindex, y convertir sus quejas en una demanda formal contra Google que presentarían a Vestager.

No obstante, algunos servicios de búsqueda de empleo han decidido no esperar más y ya han presentado una demanda formal. Entre ellos la berlinesa StepStone GmbH, una filial de Axel Springer que gestiona una treintena de webs de búsqueda de empleo en todo el mundo.

Como era de esperar, Google se ha manifestado en contra de estas quejas. Nick Zakrasek, Responsable de producto de Google Search, asegura que la compañía recibe de buen grado el feedback del sector de la búsqueda de trabajo, pero también recuerda que su oferta ya tiene en cuenta quejas anteriores sobre prácticas monopolísticas, por lo que permite que los servicios de búsquedas rivales participen en él, además de incluir una función en Europa que está diseñada para que los rivales aparezcan en puestos prominentes.

Así, según ha declarado, «cualquier proveedor, desde contratistas individuales hasta plataformas de agregación de empleos, pueden emplear esta función en la búsqueda, y muchos han visto un aumento significativo del número de ofertas de empleo que reciben. Mejorando las experiencia de búsqueda de empleos somos capaces de proporcionar más tráfico a páginas por toda la web, y de apoyar un ecosistema de búsqueda de empleos sano«.

Todo esto después de que muchas plataformas de búsqueda de empleo online se hayan adaptado a las normas que pide Google para mostrar ofertas de empleo en su buscador, ya que si no se cumplen, no aparecen en él. Muchos servicios online han cedido y han adaptado sus ofertas. Como Monster, que ha pedido a sus clientes que proporcionen rangos salariales y direcciones del puesto de trabajo en las ofertas, con la esperanza de conseguir más clicks si siguen las normas de Google tras perder visitas durante años por un formato pobre en sus ofertas de trabajo.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!