Aprueban la primera especificación del 5G

especificación del 5G

Miembros del grupo 3GPP han aprobado la primera especificación del 5G conocida como “Non-Standalone 5G NR (New Radio)», en una reunión en Lisboa.

Un paso fundamental para la llegada de la sucesora de la actual 4G, la nueva generación de redes de comunicaciones de banda ancha móvil y su capacidad para ofrecer soluciones a la explosión de la demanda de comunicaciones, servicios y aplicaciones móviles avanzadas en múltiples sectores.

Entre las ventajas de la quinta generación de esta tecnología móvil se cita un espectacular aumento de rendimiento con velocidades teóricas de transferencia de datos en bajada de 10 Gbps. Una gran mejora frente a los 75 Mbps del actual 4G-LTE y un rendimiento que pulverizaría el de las redes Wi-Fi e incluso superaría a muchas redes cableadas actuales.

También será notable la mejora de la latencia. 5G estará construido para manejar todos los tipos de tráfico con latencia extremadamente baja, ideal para alimentar tecnologías portátiles, coches inteligentes o dispositivos domésticos que llegarán bajo la Internet de las Cosas. Se espera que la latencia de extremo a extremo caiga por debajo de 1 milisegundo permitiendo nuevas tecnologías y aplicaciones que simplemente no son posibles con el 4G actual.

Las grandes compañías del sector llevan tiempo creando redes de prueba y prototipos capaces de soportar redes 5G. Con la primera especificación, operadoras como fabricantes tienen la base que necesitan para desarrollar nuevo hardware que permita aprovechar adecuadamente una conexión móvil 5G.

Las especificaciones completas abarcarán soporte total de un espectro de baja frecuencia (600 MHz y 700 MHz), de rango medio (3.5 GHz) y de alta frecuencia (50 GHz). Se espera conocer más detalles técnicos durante esta semana.

Se espera una disponibilidad general comercial del 5G en 2020, ofreciendo soporte a un número estimado de 100.000 millones de dispositivos y un volumen de negocio anual de 65.000 millones de dólares. Antes, se desplegará a modo de prueba en el campeonato mundial de fútbol de 2018 que se celebrará en Rusia y en los Juegos Olímpicos de Invierno 2018 que se celebrarán en Pyeongchang.