Conecta con nosotros

Noticias

¿Qué impide a Apple desarrollar sus propias CPUs para Mac? Lo analizamos

Publicado el

Muchos expertos y analistas han dicho en más de una ocasión que Apple ha considerado la idea de desarrollar sus propias CPUs para Mac, un rumor que se ha convertido en una constante pero que, sin embargo, nunca ha llegado a cumplirse.

Con el anuncio de iPadOS, una versión de iOS adaptada a las capacidades del iPad, volvieron a surgir esos rumores y es perfectamente comprensible, ya que los últimos SoCs Apple A12X que la compañía de la manzana mordida ha utilizado en los iPad Pro ofrecen un rendimiento tan elevado que pueden competir con procesadores x86 relativamente potentes.

¿Qué frena entonces a Apple, qué le impide dar el paso y empezar a diseñar sus propias CPUs para Mac? Pues muy simple, que no se trata de un movimiento tan sencillo como podríamos pensar en un principio. Diseñar un procesador capaz de ofrecer un buen rendimiento en aplicaciones profesionales de consumo general es una cosa, y desarrollar un chip capaz de trabajar al nivel de un Intel Xeon es otra muy distinta.

En efecto, aquellos que han dicho a viva voz que Apple podría desplazar a Intel a corto plazo no se han parado a pensar en todo lo que hay detrás de una plataforma tan compleja como Cascade Lake-X, la que utilizan los procesadores Xeon de última generación del gigante del chip.

Si la compañía que dirige Tim Cook quisiera abandonar por completo los procesadores x86 de Intel tendría que dar forma a una gama completa de CPUs basadas en la arquitectura ARM con la que cubrir tanto el mercado de consumo general como el profesional en sus diferentes niveles, y esto incluye los Xeon que utiliza en sus Mac Pro.

Pero no es solo cuestión de diseñar y sacar adelante la fabricación de los procesadores recurriendo a empresas como TSMC, también tendría que construir la plataforma y las tecnologías sobre las que se apoyarán esos procesadores. Todo esto conlleva una carga de trabajo tan enorme que ni siquiera Apple podría ser capaz de sacarla adelante con todas las garantías, y explica por sí  solo por qué han preferido seguir apostando por Intel como proveedor de CPUs para sus equipos Mac.

No podemos terminar sin hacer además otra aclaración importante, y es que aunque Apple tiene un ecosistema de primera gracias a la App Store el uso de sus propios procesadores en la serie Mac obligaría a hacer sacrificios en términos de compatibilidad con herramientas y programas muy importantes, y forzaría la entrada en una etapa de transición que no haría más que añadir «una capa más» de complejidad al proceso.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!